Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Edug escriba una noticia?

La hija del Este de Clara Usón

19/03/2012 22:18

0 Uno de estos personajes es una escritora barcelonesa, cuya obra que se suma a la larga lista de libros escritos para aprovechar el tirón del conflicto. No reúne ni la capacidad profesional ni los conocimientos mínimos para abordar un tema tan complejo como este

0

Los hallazgos históricos y documentales.La desacreditación de montajes, reconocidos por sus propios autores. Las cicatrices de los verdaderos motivos de la guerra siguen supurando. El análisis de actores neutrales de alto prestigio cuando no el de las mismas instituciones que impulsaron ayer lo que intentan olvidar hoy.

Nada de esto parece tener un peso específico ni mucho menos decisivo a día de hoy para la comprensión y estudio de la desintegración yugoslava.

Ni aún con estas novedades, revelaciones y confesiones como elemento de reflexión parecen abrirse nuevas líneas de análisis. Algo que cualquiera con algo de mundo percibiría como el fenómeno de los rescoldos fríos. Una vez se retiran los reporteros y los intereses políticos se asientan, aparecen incongruencias y verdades que han sido tergiversadas por intereses ya muy aposentados a los que la realidad de los hechos poco puede dañar pues cuentan con la opinión pública ganada. Incluso con la del pueblo al que han derrotado. Sea Alemania tras la Segunda Guerra Mundial o la Serbia actual.

Y que decir de la metodología y el estudio riguroso que a pesar de tener brillantes seguidores no comporta más que problemas o peor todavía, la más absoluta y completa indiferencia. Cuando no la casi clandestinidad de sus conclusiones si rompen con los graníticos pensamientos imperantes.

Pero eso son los menos.

Otros ven el camino despejado, pese a no aportar absolutamente nada y hablan, o malescriben como el caso que nos ocupa, sobre realidades y hechos que ignoran por completo. Y al decir esto estamos siendo en exceso muy generosos con su visión profesional y su capacidad intelectual.

Uno de estos personajes es una escritora barcelonesa, cuya obra que se suma a la larga lista de libros escritos para aprovechar el tirón del conflicto.

Clara Usón, abogada y convertida en escritora por no se que designios editoriales que poco tienen que ver con el talento, no reúne ni la capacidad profesional ni los conocimientos mínimos para abordar un tema tan complejo como este. Y ahí esta su Hija del Este para demostrarlo.

El título ya es toda una declaración de intenciones y no precisamente brillante.

Merece sin duda hacer compañía a las "obras" de Manuel Leguineche, Paco Lobatón, Jose María Mendiluce, Raul Romeva y tantos "intelectuales" que nos iluminaron con su visión de la desintegración yugoslava.

La Vanguardia le dedicó el pasado sábado un laudatorio espacio en su editorial. Escriben que ella ha conseguido mucho más que los historiadores. Al fin y al cabo en su opinión estos profesionales sólo glosan los resultados de la política vencedora, es decir la de los serbios y de sus "aliados".

No puede evitar poner el broche final a tan manida falacia con ese lugar común de la "sacudida conciencia europea" ante la inacción de sus gobernantes.

Situación superada, como han demostrado los sucesivos bombardeos de Bosnia, Yugoslavia, Libia y lo que se avecina.

Esa misma conciencia nunca ha sido invocada para otras causas que no fueran la "bosnia" pese a las amplias fronteras europeas y la multitud de acontecimientos dramáticos acaecidos en su seno.

El lanzamiento del libro coincide con el próximo estreno de varías películas sobre el tema, con especial atención para la dirigida por Angelina Jolie.

Con su gran belleza física y su rímel corrido por las lágrimas ha empezado la hábil carrera comercial de un filme que tiene la polémica como principal razón de ser.

A buen seguro cosechará buenos resultados en taquilla pese a que sea en Bosnia donde menos gente la verá, pues la República Srpska, no la estrenará debido a su pésima calidad cinematográfica y su decidido apoyo al bando musulmán, que no bosnio. La cinta ha sido atacada por críticos de todas las nacionalidades, pero la actriz y directora se ha defendido atacando el irredentismo serbio y pidiendo a Obama una mayor colaboración con el pueblo bosnio que corre de nuevo serio peligro...

No deja de ser curioso el contraste con el actual cine bosnio que intenta huir de los maniqueísmos para dar una mayor dimensión social a la guerra y a sus secuelas.

Obviamente la publicación del libro persigue las migajas del "drama humano balcánico" que pueda suscitar esta revisión de nulo espíritu crítico del que abjuramos y al que pretendemos combatir con nuestro proyecto.

La novela en cuestión pretende tratar sobre las causas del suicidio de la modélica hija de Ratko Mladic. Se antoja harto complicado analizar la mente de un suicida sin serlo uno mismo con las consecuencias que ello comporta. Evidentemente no ha entrevistado a nadie cercano al círculo de la fallecida, mucho menosal padre que esta siendo juzgado bajo el más estricto de los secretismos.

La autora repite otra vez más aquello que tanta veces ha conjeturado la prensa occidental.

La chica, brillante estudiante y sensible no pudo resistir la crueldad de su padre, su héroe infantil y manantial de amor convertido en una bestia asesina que se desbocó con su perdida y que tuvo como cúspide la matanza de Srebrenica.

La desdichada joven cometió el suicidio durante su estancia en Rusia. País en el que se habría enterado de la verdadera calaña criminal de su progenitor.

Pero allí Mladic no fue ni mucho menos, vilipendiado por los medios como en Occidente.

Sin olvidar que en Yugoslavia, , pese al autoritarismo y deriva mafiosa del régimen de Milosevic no tuvo nunca una censura eficaz y los medios opositores-críticos fueron mucho más numerosos de lo que son hoy en día en cualquiera de las repúblicas ex yugoslavas.

Y es que 20 años después, la madurez intelectual, el contraste y la objetividad siguen siendo sepultados por el conformismo y mediocridad agradecida comercialmente

Y sobre la masacre de Srebrenica hay que apuntar que se trató de una batalla de pequeñas conquistas territoriales y crueles matanzas contra la población serbia con una duración de tres años que acabo con la desbandada de los altos mandos de la Armija bosnia, el intercambio de enclaves entre unos y otros y el bombardeo de la OTAN gracias a que las muertes superaran la psicológica barrera de los 5000 muertos según supuestas palabras de Bill Clinton e Izetbegovic no merecen ni la más mínima reseña en el libro ni en el articulo.

La misma ciudad, que llevaba años siendo una posición protegida por la ONU en la que el embargo de armas era sistemáticamente violado por los mismos países que decían protegerlo. Desde allí las temibles milicias islamistas de Naser Oric lanzaron ataques que mataron a casi 3000 serbios, provocando el miedo y el desplazamiento de muchos más. Y la venganza serbia llegó, pero aún esta envuelto en la polémica el verdadero alcance de tan triste episodio.

Hechos que no deberían pasar inadvertidos para esta "escritora" y los periodistas que la apoyan antes de abordar tan inconscientemente el tema. Esta información es muy básica, accesible y recogida por autores europeos y americanos en lengua española, inglesa, francesa, alemana, serbocroata y rusa, entre otras.

Y eso que ella dice haber leído más de cien libros sobre el tema, creo que es fácil imaginarse lo selecta que ha sido su elección.

Sin embargo ella sigue insistiendo insiste con el mismo estilo maniqueista, falso y simplista de hace veinte años:

"El vergonzoso papel de la UE, lo fue debido al apoyo de la causa serbia!!!!!! y croata. Mientras que los bosnios fueron los grandes olvidados, las víctimas." Según propias palabras de la autora. Volvemos a la propaganda de guerra.

Ni la tan mencionada amistad francoserbia ni la supuesta inacción británica fueron tales. Serbia no tuvo ningún aliado excepto la humillada y contradictoria Rusia de Eltsin.

El mismo bando yugoslavo se dividió en luchas intestinas que son evidentes para cualquiera que se haya interesado mínimamente por el tema. El tratarse de un asunto sistemáticamente obviado no evita ni su vigencia ni su vigor histórico.

Bosnia fue, es y será un proyecto de país islámico. Si realmente hubiera sido diferente, como un cuerpo multiétnico, multicultural y una pequeña Yugoslavia como tanto alardeaban sus simpatizantes; porque declaró su independencia y sobre todo que razones le llevaron a una alianza mucho más contranatura que la de el en un principio socialista como Milosevic, para acabar siendo aliado de Estados Unidos, la ultracatólica Croacia de Tudjman y recibir al apoyo activo de la Liga Árabe, Turquía y la Comunidad musulmana. Hechos que sucedieron años antes de la llegada de los mercenarios integristas que son citados y exculpados por la gran inferioridad bosnia en el artículo de doble página de la cultura del rotativo conservador barcelonés.

A Bosnia acudió una verdadera internacional islamista, en la que estuvieron presentes Osama Ben Laden (con pasaporte bosnio), veteranos de Afganistán y Chechenia, elementos de los guardianes de la revolución iranís, combatientes libios, argelinos, yemeníes, palestinos etc....

Nada se dice del actual proselitismo religioso y del auge del wahabismo financiado por los emiratos arábigos.

A eso señorita Usón, se le llama comunidad cerrada, no sueño de libertad para la convivencia de comunidades amenazadas por la libertad arrebatada por los serbios. Un día estos son comunistas, el otro chetniks, genocidas prorrusos, partisano-fascistas. A veces todo junto en el espacio de una frase...

Tampoco puede sorprendernos la total ausencia de comentarios negativos sobre el turbio pasado y cruel papel del presidente bosnio Alija Izetbegovic, padre de la nación bosnia o bosniaca como prefieren decir ellos para diferenciarse del resto de comunidades "no creyentes".

Izetbegovic no sólo obtuvo el apoyo de los medios de comunicación si no también la ayuda material y financiera de la Conferencia Islámica y una total empatía-subordinación con los intereses de USA que desembocaron en el tratado de Dayton y en la actual naturaleza jurídica de la Federación Bosnia. Las referencias bibliográficas y periodísticas al respecto son ingentes y realizadas desde el mismo desarrollo de los acontecimientos.

Otro de los tótems a los que se aferran esta clase de pseudocharlatanes es al asedio de Sarajevo. Este fue una verdadera indecencia y una muestra de impericia militar que o bien era muestra de una inutilidad total de los "grandes enemigos de Occidente" de finales del siglo XX o una señal que su manifiesta superioridad militar era sólo armamentística pero no numérica ni de recursos y mucho menos mediática.

Serbios, croatas, musulmanes y ciudadanos de todas las minorías fueron atacados, heridos y asesinados en el brutal cerco. Pero este asedio tuvo dos direcciones aunque sólo viésemos el más crudo(es decir el que buscaba el impacto deseado periodisticamente ). Los musulmanes y la OTAN también dispararon y mataron a civiles serbios, y ejercieron la limpieza étnica. De un Sarajevo de 150.000 serbios se ha pasado a algo puramente simbólico, más deudor del espíritu conservacionista animal que el de la verdadera reconciliación.

Y es que 20 años después, la madurez intelectual, el contraste y la objetividad siguen siendo sepultados por el conformismo y mediocridad amparada bajo las buenas críticas de los medios y una potente difusión comercial.

Ni siquiera el paso del tiempo, ni la gran carga de la historia sobre las espaldas de todos los protagonistas de la guerra salvan de la estulticia a los guardianes de las esencias políticamente interesadas, fabricadas para perdurar.

Los musulmanes y la OTAN también dispararon y mataron a civiles serbios, y ejercieron la limpieza étnica. De un Sarajevo de 150.000 serbios se ha pasado a algo puramente simbólico

Las lágrimas de Jolie, las flores sobre las tumbas, los videoclips de U2, la sangre sobre el mercado(ataques por cierto realizados por la Armija bosniomusulmana) están por encima de todo...

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en