Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

¡Hey, Heidfeld!

22/10/2010 18:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Alguna vez habéis jugado en estos campeonatos online en los que te dedicas a gestionar tu propio equipo? La mayoría de ellos, por lo que respecta a la parte gráfica, hacen lo que pueden poniendo una laaaarga recta de meta en la que se ven los distintos coches de los participantes. Suele ser tan larga como para necesitar la barra lateral para moverte por ella.

No sé si os gusta cómo suena o si preferís un despliegue tipo PS3, pero lo que sí tengo claro es que debería ser moneda común entre los entusiastas de la F1 cuando queremos expresar en qué piso del escalafón vemos a un piloto. No solo te permitiría ordenarlos, sino poner la distancia precisa a la que tú crees que alguien está del nº1 y de cada uno de sus rivales. Se acabarían los malentendidos y no tendríamos que discutir cuál es la definición de "ser un piloto del montón" o cosas así.

Pues bien, si yo me pusiera a diseñar la mía -que es lo que me faltaba por ponerme a hacer tal y como estoy de tiempo- desde luego no haría falta barra lateral para localizar al recientemente rescatado Nick Heidfeld. Dejémoslo en principio abajo del todo, y empecemos a subirlo poco a poco: Sus luchas con Alonso lo auparían hasta la parte superior de la pantalla, pero todavía no subiríamos; eso sólo sucedería cuando recordáramos su año en Williams, donde batió a un compañero llamado Mark Webber que, hum, ahora se encuentra... ¿liderando el mundial? Y esta vez, por una maldita vez en la vida, nadie me puede venir con paranoias nacionalistas. Sí, vale, puede que BMW lo quisiera como a un hijo -y eso que si Heidfeld fuera hijo de alguien, sería de Mercedes-, pero lo echaron antes de que acabara la temporada, convirtiéndose en la mayor víctima de los enfrentamientos entre la escudería y su motorista -¿por qué en los divorcios no se protege más a los hijos...?-. El caso es que se fue a BMW, peleó de tú a tú con Villeneuve hasta que éste fue despedido y -aquí viene mi parte favorita- batió a Kubica en dos de sus tres temporadas juntos, por no hablar del final de 2006, cuando el polaco era un debutante salvaje por pulir. La guinda: Si hoy Kubica puede decir que ha ganado un gran premio y Heidfeld no, es gracias al propio Nick, quien se dejó adelantar de una forma con la que Massa sólo puede soñar -soñar pesadillas, claro-, evitando perjudicar la estrategia de su compañero en aras del doblete del equipo. Recuerden que para desplazarse hacia arriba también pueden usar la flecha del teclado.

Y a pesar de todo, el cohete a propulsión que lo sitúa para mí sólo por detrás de los cinco grandes es su propia consistencia, demostrada carrera tras carrera con un ritmo incesante y un esfuerzo continuo a lo largo del fin de semana.

Al principio del año, cuando cada vez estaba más claro que Heidfeld se iba a quedar fuera, escribí esta pieza en mi blog. La podéis encontrar aquí, si no se la han comido las ratas virtuales que debo estar criando en esa página.

¡¡¡Nick, Nick... Hurra!!!

Imágenes: klaus-ewald.de, groundwaters.de

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2740
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.