Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Wandex escriba una noticia?

Herpes labial

26/05/2010 17:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es una infección de los labios, la boca o las encías con el virus del herpes simple. Esta infección lleva al desarrollo de ampollas pequeñas y dolorosas comúnmente llamadas calenturas o herpes febril

Causas, incidencia y factores de riesgo

El herpes labial es una enfermedad común, causada por la infección del área bucal con el virus del herpes simple tipo 1. La mayoría de los estadounidenses están infectados con este tipo de virus hacia la edad de 20 años.

La infección inicial puede ser asintomática o causar únicamente úlceras bucales. El virus luego permanece inactivo (dormido) en el tejido nervioso de la cara. En algunas personas, el virus se reactiva y produce herpes febril recurrente que generalmente está en la misma área, pero no es grave.

El virus del herpes tipo 2, que generalmente causa el herpes genital y puede infectar a bebés durante el nacimiento de madres infectadas, también puede causar herpes labial.

Los virus del herpes son contagiosos. La diseminación puede ocurrir a través del contacto íntimo o personal o a través del contacto con cuchillas de afeitar, toallas, platos contaminados y otros artículos que se comparten. Ocasionalmente, el contacto orogenital puede diseminar el herpes oral a los genitales y viceversa.

Síntomas

El primer episodio puede ser leve o severo y por lo regular ocurre en niños entre 1 y 5 años de edad.

  • Los primeros síntomas por lo regular aparecen al cabo de 1 ó 2 semanas, e incluso hasta las 3 semanas, después del contacto con el virus. El dolor de garganta y la fiebre que pueden durar hasta 5 días pueden ocurrir antes de que las ampollas aparezcan. También puede haber inflamación de los ganglios en el cuello.
  • El primer episodio puede durar de 2 a 3 semanas. Las lesiones pueden estar en las encías, en la boca y la garganta, o en la cara. Puede presentarse dolor al tragar.

Los episodios posteriores generalmente son más leves.

  • Pueden desencadenarse por la menstruación, la exposición al sol, la fiebre, el estrés u otras diversas causas desconocidas.
  • Los síntomas de advertencia como prurito, ardor, aumento de la sensibilidad o sensación de hormigueo se pueden presentar unos dos días antes de la aparición de las lesiones.

Un brote generalmente implica:

  • Lesiones en la piel o erupción alrededor de los labios, boca y encías
  • Ampollas (vesículas) pequeñas, que contienen un líquido claro amarillento:
    • ampollas en un área de la piel enrojecida, levantada y dolorosa
    • ampollas que se forman, se rompen y drenan
    • costras amarillas que se desprenden y revelan la piel rosada que cicatriza
    • varias ampollas pequeñas que emergen para formar una ampolla más grande

Signos y exámenes

El diagnóstico se hace sobre la base de la apariencia de la lesión o un cultivo de la misma. El examen también puede mostrar inflamación de los ganglios linfáticos del cuello o la ingle.

El cultivo del virus, las pruebas de ADN del virus o la prueba de Tzanck de la lesión cutánea pueden revelar la presencia del virus del herpes simple.

Tratamiento

Sin tratamiento, los síntomas normalmente desaparecerán en una o dos semanas. Los medicamentos antivirales por vía oral pueden acortar el curso de los síntomas y disminuir el dolor. Aciclovir, famciclovir y valaciclovir son tres de los tratamientos orales actualmente disponibles.

Las ampollas del herpes con frecuencia reaparecen una y otra vez. Los medicamentos antivirales funcionan mejor si usted los toma cuando el virus está justo comenzando a reaparecer, antes de que observe algunas ampollas. Si el virus retorna frecuentemente, el médico le puede recomendar que tome los medicamentos todo el tiempo.

Se puede usar una crema (aciclovir y penciclovir) antiviral tópica (frotada sobre la piel), pero debe aplicarse cada 2 horas mientras usted esté despierto. Son costosas y con frecuencia sólo acortan el brote por unas pocas horas hasta un día.

Lave las ampollas suavemente con agua y jabón (se puede recomendar un jabón antiséptico) para reducir la diseminación del virus a otras áreas de la piel. Aplicar hielo o calor en el área puede reducir el dolor.

Las sugerencias para prevenir brotes futuros abarcan la aplicación de un bloqueador solar o un bálsamo para labios que contenga óxido de cinc cuando usted esté al aire libre. Un bálsamo humectante para impedir que los labios se resequen demasiado también puede ayudar.

Expectativas (pronóstico)

El herpes labial usualmente desaparece de manera espontánea en una o dos semanas, pero puede reaparecer. La infección puede ser grave y peligrosa si se presenta en o cerca de los ojos o si sucede en personas inmunodeprimidas.

Complicaciones

  • Recurrencia del herpes labial
  • Diseminación del herpes a otras áreas de la piel
  • Infecciones cutáneas bacterianas secundarias
  • Infección generalizada que en personas inmunodeprimidas, incluyendo aquellos con dermatitis atópica, cáncer e infección por VIH, puede ser potencialmente mortal
  • Ceguera

La infección ocular por herpes es una causa importante de ceguera en los Estados Unidos, ocasionando cicatrización de la córnea.

Situaciones que requieren asistencia médica

Solicite una cita con su médico si tiene síntomas de herpes labial que sean intensos o que no desaparezcan después de dos semanas.

Asimismo, consulte si usted sufre inmunodepresión y desarrolla síntomas de herpes.

Prevención

Evite el contacto directo con lesiones por herpes labial. Minimice el riesgo de diseminación indirecta lavando completamente objetos como toallas en agua caliente (preferiblemente hervida) antes de reutilizarlos. No comparta artículos con personas infectadas, especialmente cuando tienen lesiones por herpes. Evite los desencadenantes (especialmente la exposición al sol) si usted es propenso al herpes oral.

Evite el sexo oral cuando tenga lesiones herpéticas activas en o cerca de la boca y evite igualmente que alguien que tenga lesiones herpéticas orales o genitales le practique a usted sexo oral. Los condones pueden ayudar a reducir, aunque no eliminar del todo, el riesgo de contraer el herpes a causa del sexo oral o genital con una persona infectada.

Tanto los virus del herpes oral como los del herpes genital algunas veces se pueden transmitir incluso cuando la persona no tiene lesiones activas.


Sobre esta noticia

Autor:
Wandex (44 noticias)
Visitas:
8379
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.