Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Herpes genital:afecta a ambos sexos, no es mortal, pero permanece toda la vida

19/02/2010 12:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Causado por dos virus.Sitios comunes de infección en hombres y mujeres.Síntomas. Tratamiento.Expectativas. Complicaciones.Prevención

HERPES GENITAL: AFECTA A AMBOS SEXOS, NO ES MORTAL, PERO PERMANECE TODA LA VIDA

Es una infección viral de transmisión sexual que afecta la piel de los genitales.

Causas

El herpes es causado por dos virus:

  • Virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1)
  • Virus del herpes simple tipo 2 (VHS-2)

El VHS-1, responsable del herpes labial o boqueras o fuegos, se transmite a través de las secreciones orales, y es motivo de algunos casos de herpes genital. Puede diseminarse durante el sexo oral.

El VHS-2 causa la mayoría de los casos y se contagia a través de secreciones orales o genitales.

El virus del herpes simple (VHS) se propaga de una persona a otra por contacto con la piel a partir de úlceras, ampollas o erupciones cutáneas visibles durante brotes, extendiéndose desde el área afectada entre brotes de síntomas.

Hay casos en que se expande una variante del herpes (herpes gladiatorum) en la práctica de deportes de contacto corporal, como la lucha libre.

Sitios comunes de infección

· Hombres

ano;

cara interna de los muslos;

escroto;

cuerpo y cabeza del pene.

· Mujeres

Ano

Cuello uterino

Cara interna de los muslos

Labios

Vagina

La boca es un lugar de infección en ambos sexos.

Las investigaciones sugieren que la transmisión del virus ocurre incluso en ausencia de síntomas: un compañero sexual sin lesiones infecta con la enfermedad.

Síntomas

Inapetencia

Fiebre

Malestar

Dolores musculares

Los síntomas locales comprenden erupciones cutáneas repetitivas de ampollas pequeñas y dolorosas, llenas de un líquido claro de color paja, en los genitales, alrededor del recto o cubriendo áreas cercanas de piel; cuando éstas se rompen, dejan úlceras superficiales muy dolorosas, que forman costra y sanan lentamente en 7 a 14 días.

Una vez que una persona está infectada, el virus se esconde dentro de las células nerviosas, dificultando al sistema inmunitario su detección y destrucción.

La infección se reactiva en cualquier momento y el individuo desarrolla de nuevo ampollas dolorosas.

Una variedad de hechos desencadena la activación de la infección latente:

Fatiga

Irritación mecánica

Menstruación

Estrés

Los ataques suelen ocurrir rara vez -uno al año- o de modo continuo. Las recurrencias en los hombres suelen ser más leves o de menos tiempo que las de las mujeres.

Tratamiento

No tiene cura. El tratamiento antiviral mejora los síntomas. Los medicamentos disminuyen rápidamente el dolor y la molestia durante un brote.

Si es necesario, los pacientes emplean una terapia inhibidora diaria, que reduce la frecuencia de brotes.

Para un beneficio máximo durante las recurrencias, la terapia debe iniciarse tan pronto como se suscitan el hormigueo, ardor, prurito o ampollas.

Algunas personas con sistemas inmunitarios comprometidos precisan medicamentos por vía intravenosa para infecciones severas que afectan el cerebro, los ojos y los pulmones.

Los baños tibios alivian el dolor de las lesiones genitales y se recomienda la limpieza suave con agua y jabón.

Expectativas

Una vez ocurrida la infección, el virus permanece en el cuerpo por el resto de la vida.

Muchas personas encuentran que los ataques suceden en las siguientes condiciones:

Fatiga

Enfermedades leves hasta afecciones serias como operaciones, ataques cardíacos y neumonía

Inmunodeficiencia por SIDA, quimioterapia o esteroides

Menstruación

Estrés físico o emocional

Traumatismo en la zona afectada, incluyendo actividad sexual

Rara vez es mortal.

Complicaciones

Puede causar cáncer de cuello uterino. El riesgo aumenta cuando el VHS se combina con el virus del papiloma humano (VPH), responsable de las verrugas genitales.

Para las mujeres embarazadas, la presencia de los dos virus es una amenaza para el bebé. La infección del recién nacido conduce a meningitis herpética, viremia herpética, infección crónica de la piel e incluso la muerte.

Quienes padecen Sida, reciben quimioterapia, radioterapia, o toman altas dosis de cortisona, pueden desarrollar estas infecciones:

Encefalitis (rara)

Esofagitis herpética (esófago)

Queratitis herpética (infección ocular)

Hepatitis herpética (hígado)

Incontinencia

Infección de las membranas mucosas y de la piel de la nariz, la boca y la garganta.

Neumonitis ( pulmón)

Enfermedad recurrente

Diseminación del virus a otros órganos del cuerpo

Mielopatía transversa (daño que se extiende a través de la médula espinal)

Prevención

El uso de condones de LATEX es obligatorio; se deben evitar los de membranas animales, ya que el virus los puede penetrar. Se probó que el condón femenino elimina el riesgo de contagio.

Un fármaco antiherpético previene la transmisión del virus a otros.

Las personas con herpes genital deben evitar el contacto sexual cuando presentan lesiones activas.

Además, si existe la enfermedad, hay que comunicársela a la pareja para usar una protección de barrera.

Las embarazadas infectadas requieren cultivos virales del cuello uterino y de los genitales externos cada semana, a medida que se acerca la fecha del parto. Si el cultivo viral es positivo o hay lesiones activas en el momento del parto, se recomienda parto por cesárea para prevenir la infección del recién nacido.

Se generaron vacunas, aunque son experimentales, no significan cura ni tratamiento.

Fuentes: Bernstein H. Maternal and perinatal infection - viral. In: Gabbe SG, Niebyl JR, Simpson JL, eds. Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 5th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone Elsevier; 2007: chap 48.

Centers for Disease Control and Prevention. Workowski KA, Berman SM. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2006. MMWR. 2006; 55(RR-11):1-94.

Cerink C, Gallina K, Brodell RT. The treatment of herpes simplex infections: an evidence-based review. Arch Intern Med. 2008; 168(11):1137-44.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
29891
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.