Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ultimapantalla escriba una noticia?

Héroes del manga disparan en Japón donaciones a niños discapacitados

19/01/2011 16:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLos héroes del manga japonés Naoto Date o Joe Yabuki, que habían pasado a la historia tras batirse con valentía contras las adversidades de la vida e inspirar a generaciones de lectores, vuelven a estar en boca de todos en Japón: se han convertido en inspiración de una inusual ola de buenas obras para ayudar a niños discapacitados o huérfanos.

En todo Japón desde hace semanas orfanatos y otros centros de acogida infantiles están recibiendo masivamente regalos de donantes anónimos que se hacen llamar como famosos héroes del manga tal como Naoto Date. A menudo se trata de mochilas caras de cuero, aunque también de materiales escolares como lápices o arroz y verduras, pañales y dinero en efectivo. Los sociólogos japoneses indagan ahora sobre el llamado "fenómeno de las máscara de tigre".

Comenzó el día de Navidad, cuando un desconocido depositó a escondidas diez nuevas mochilas escolares de cuero, que en Japón cuestan en torno a 100 euros la unidad, frente a un orfelinato en Maebashi en la provincia de Gumma, cerca de Tokio. Como remitente el donante firmó como Naoto Date, protagonista de "Tiger Mask" ("Máscara de Tigre"), una serie de manga acerca de un luchador que data de finales de la década de 1960 y principios de los 70. En ella Naoto Date se esconde tras una máscara y dona el dinero de un premio ganado con la lucha a los niños de un centro de acogida, en el que él mismo se crió.

Lo que empezó en Gumma, se extendió a todo el país. Actualmente llegan tantas donaciones anónimas bajo el nombre de héroes del manga, que nadie las cuenta ya. La inusual ola de actos samaritanos ofrece a Japón una grata distracción de las informaciones diarias en los medios sobre la difícil situación económica, sobre casos de abusos de niños o sobre el destino de miles de personas ancianas, que figuran en registros de inscripciones de las autoridades, pero que han desaparecido, lo que para muchos japoneses son ejemplos chocantes del deterioro de los vínculos familiares en la moderna sociedad nipona.

El fenómeno de los donativos a niños, inspirado en figuras del manga, vuelve a despertar las esperanzas de muchos. "Las personas están sedientas de buenas noticias porque cada día hay tantas tan horribles", señaló al diario "Japan Times" la escritora Keiko Ochiai, que lleva una librería infantil.

Más sobre

El hecho de que las donaciones sean anónimas responde a la naturaleza de los japoneses, opina el sociólogo Kensuke Suzuki de la Universidad Kwansei Gakuin. "A los japoneses no les gusta dar a conocer su nombre como hacen los millonarios estadounidenses", aseguró a la agencia de noticias Kyodo.

En los foros sociales en Internet se puede comprobar la misma actitud por parte de los japoneses, que prefieren permanecer en el anonimato. Foros como Facebook, donde los usuarios aparecen por lo general con su verdadera identidad, tienen por ello dificultades en Japón para consolidarse.

Expertos como Suzuki estiman que la mayoría de personas, que ocultan su identidad tras los nombres de héroes del manga, se encuentran individuos de mediana edad. Personas cuya infancia transcurrió entre finales de los 60 y principios de los 70, cuando eran populares entre los niños héroes como "Tiger Mask", "Kamen Rider" y otros.

"Son los personajes de una época, cuando era sencillo y claro distinguir entre el bien y el mal", explicó Suzuki. En cambio, los más críticos con el "fenómeno de la máscara de tigre" opinan que se trata más bien del deseo de personas solitarias de atraer la atención del público. Otros quieren sentirse como héroes en tiempos de crisis económica, opinan.

No faltan tampoco los escépticos que tan sólo ven en la ola de donaciones un fenómeno pasajero. "Deberíamos convertir estas donaciones en un componente permanente de nuestra sociedad", dijo la crítica Keiko Oya al diario "Yomiuri Shimbun". Con este fin propone ofrecer a los donantes rebajas fiscales. En cualquier caso, de momento la tendencia persiste. La editorial Kodansha tiene intención ahora de reeditar "Tiger Mask".


Sobre esta noticia

Autor:
Ultimapantalla (3237 noticias)
Fuente:
ultimapantalla.net
Visitas:
8320
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.