Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Hemorragias nasales: causas, recomendaciones y tratamiento

23/10/2009 14:13

1 Causas, cuidados en el hogar, atención médica de urgencia, prevención,

1

HEMORRAGIAS NASALES: CAUSAS, RECOMENDACIONES Y TRATAMIENTO

Es la pérdida de sangre del tejido que recubre la nariz. El sangrado ocurre con más frecuencia en una fosa únicamente.

Causas

Las hemorragias nasales son muy comunes y la mayoría ocurre debido a un resfrío o irritaciones menores, rara vez son potencialmente mortales.

La nariz contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos diminutos que sangran fácilmente; el movimiento de aire a través de la ella puede secar e irritar las membranas que recubren su interior, formando costras que sangran cuando se irritan al sonarse la nariz. Es más probable que su revestimiento se seque y se irrite por la baja humedad, alergias, resfriados o sinusitis.

La calefacción seca las fosas nasales. Un tabique desviado, un objeto extraño en la nariz, u otra obstrucción en esta parte también pueden causar sangrado.

La mayoría de hemorragias ocurre en la parte frontal del tabique nasal, el tejido que separa los dos lados de la nariz. Este tabique contiene muchos vasos sanguíneos frágiles que se pueden lesionar fácilmente; el sangrado puede ser fácil de detener para un profesional entrenado.

Las hemorragias se presentan con menos frecuencia en la parte alta del tabique o más profundamente dentro de la nariz y pueden ser más difíciles de controlar.

En ocasiones, son indicio de otros trastornos tales como trastornos de sangrado o hipertensión arterial, al igual que un signo de telangiectasia hemorrágica hereditaria ( un trastorno hereditario de los vasos sanguíneos que puede ocasionar sangrado excesivo).

Los anticoagulantes, como Coumadin o ácido acetilsalicílico (aspirin), pueden producir o empeorar las hemorragias nasales.

Causas comunes

-Rinitis alérgica (afecta a la mucosa nasal y origina estornudos, picor, obstruccion, secreciones nasales y en ocasiones falta de olfato).

-Un objeto alojado en la nariz.

-Barotrauma ( molestia y posible daño en el oído debido a las diferencias de presión entre la parte interna y la parte externa del tímpano).

-Sonarse la nariz con mucha fuerza.

-Irritantes químicos.

-Lesión directa en la nariz, incluyendo una fractura.

-Hurgarse la nariz.

-Abuso de aerosoles nasales.

-Estornudos constantes.

-Cirugía facial o nasal.

-Tomar grandes dosis de ácido acetilsalicílico (aspirin) o medicamentos anticoagulantes.

-Infección de las vías respiratorias altas.

-Aire muy frío o muy seco.

Las hemorragias nasales repetitivas pueden ser un síntoma de otra enfermedad, como hipertensión arterial, alergias, un trastorno de sangrado o un tumor de la nariz o los senos paranasales.

Cuidados en el hogar

La persona debe sentarse y apretar suavemente la porción blanda de la nariz entre los dedos pulgar e índice, de tal manera que las fosas nasales estén cerradas, durante 10 minutos; inclinarse hacia adelante para evitar tragar sangre y respirar a través de la boca. Debe esperar al menos 10 minutos antes de verificar si el sangrado se ha detenido. Casi todas las hemorragias nasales pueden controlarse de este modo.

La aplicación de compresas frías o de hielo sobre el puente nasal puede ayudar y NO se debe taponar el interior de la nariz con gasa.

No se recomienda acostarse mientras se está presentando una hemorragia y hay que evitar aspirar o soplar por la nariz durante varias horas después la hemorragia.

Cuándo recurrir a atención médica de emergencia

La hemorragia no se detiene después de 20 minutos.

La hemorragia nasal se presenta después de un traumatismo craneal, lo cual puede indicar fractura del cráneo y se deben tomar radiografías.

La nariz puede estar rota (por ejemplo, está deforme después de un golpe o una lesión).

Hemorragias nasales repetitivas, sobre todo si se están volviendo habituales y no están relacionadas con un resfriado u otra irritación menor.

Prevención

Ayudan una casa fresca y el uso de un vaporizador, para retornar la humedad al aire. Un aerosol nasal salino y una jalea hidrosoluble (como el gel Ayr) contribuyen a prevenir hemorragias.

Fuentes:Pallin DJ. Epidemiology of epistaxis in US emergency departments, 1992 to 2001. Ann Emerg Med. 2005; 46(1):77-81.

Kucik CJ. Management of epistaxis. Am Fam Physician. 2005; 71(2):305-311.

Pfaff JA, Moore GP. Otolaryngology. In: Marx J. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 5th ed. St. Louis, Mo: Mosby; 2002:chap 71.

Massick D, Tobin EJ. Epistaxis. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 4th ed. St Louis, Mo: Mosby; 2005:chap 40.

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

lalalalall (18/03/2014)

llalallallllllllalallalallalalalal hemoragia