Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronometroderecords escriba una noticia?

Hamilton contiene a Vettel y Ferrari vuelve a fracasar en China

18/04/2011 00:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hamilton, eufórico, en el podio de Shanghái -EFE.

Fernando Alonso no es dado a hacer autocrítica. Tiene razón el asturiano en quejarse de que su 150º Italia esté lejos de los McLaren y sobre todo de los Red Bull, pero bien haría en mirarse el ombligo, pues con la misma máquina y estrategia (dos paradas) su compañero Felipe Massa le aventajó en casi 15 segundos, aunque sólo les separase una posición. El brasileño, sexto, le adelantó en la salida y durante algunas vueltas fue el único en seguir de cerca a Sebastian Vettel, que perseguía su tercera victoria consecutiva del curso y la quinta en el acumulado. El alemán se quedó con las ganas, pues a cuatro vueltas para el final no pudo evitar que Lewis Hamilton le superase en paralelo y ganase por segunda vez el GP de China gracias, en parte, a que McLaren le reservó un juego de neumáticos blandos en la calificación. Todavía quedaba un adelantamiento más en la prueba más entretenida este año: Marck Webber le birló a Jenson Button la tercera plaza en el penúltimo giro y completó una remontada sensacional, pues había salido 18º.

"Lo más fácil es tener un Red Bull ahora", recalcó Alonso desganado. El piloto de Ferrari defendió que si una escudería como la suya no ha conseguido alcanzar un podio en las tres primeras carreras es que algo no funciona. El principal déficit del monoplaza es la aerodinámica, capital en tiempos de hegemonía de Red Bull, que tiene preocupaciones anecdóticas, como no poder utilizar bien el KERS. Una inquietud menor. Más signiticativo fue que a Vettel se le estropease la radio interna, pues durante gran parte de la carrera no pudo recibir los datos propios y de sus rivales. Pero al actual campeón tampoco le supuso nada del otro mundo estar desinformado. Antes de que fallase dicho sistema de comunicación, flaqueó ante el ímpetu de los McLaren, que le superaron por la derecha en la salida. Button se puso entonces primero, pero perdió lo ganado en la primera parada en boxes. El británico se confundió de garaje, un despiste de aficionado que le puso casi imposible su victotria del año pasado en el circuito de Shanghái e hizo que Vettel le adelantase. El liderato de la carrera fue efímero para los Ferrari (vuelta 15 para Massa y 16 para Alonso), primeros sólo porque los mejores habían cambios sus neumáticos.

Massa se olvida del podio

La diferencia entre los dos pilotos de Ferrari fue la competividad. Alonso tardó casi diez vueltas en superar a Michael Schumacher, un objetivo con el que llegó a fracasar incluso utilizando el DRS, el alerón trasero móvil. En ese tiempo el brasileño, que había alargado menos la primera parada, se puso segundo, sólo superado por Vettel y aguantó como pudo los ataques de su inmediato perseguidor, Hamilton, que le superó en la 45ª vuelta. Cinco giros más tarde Felipinho fue adelantado por Button y por el sorprendente Webber. Massa se veía celebrando su primer podio desde octubre en el GP de Japón: " Ha sido un pecado. Era una carrera fantástica". Pero los neumáticos se fueron desgastando: " Quizás con otra estrategia...". El subcampeón de 2008 se refería a hacer optado por tres paradas (en vez de dos) como habían hecho Webber, Hamilton y Rosberg, que fue cuarto. A Alguersuari le pusieron mal la rueda trasera izquierda en boxes y tuvo que abandonar.         

Una vez pasado Massa, Hamilton fue a por el único que le quedaba por delante Vettel, que se defendió como pudo hasta que no pudo contener a su rival más importante en la clasificación (tan desigual está el Mundial que les separan 21 puntos). Hamilton respiró de alivio y pudo festejar la 15ª victoria de su carrera. Una de las tres más especiales para él después de las de "Silversonte y Mónaco" de la temporada que se proclamó campeón. "Existo, vivo y respiro para ganar", valoró Hamilton, "Amo ganar y por eso no puedo ser más feliz". Nunca perdió la calma ni tan siquiera se puso nervioso cuando vio que sus mecánicos rodeaban el McLaren antes de la carrera: "No sabía que faltaba una pieza, pero para mí era muy importante no desconcentrarme". Y lo consiguió. Es el primero en cinco carreras en superar a Vettel.     


Sobre esta noticia

Autor:
Cronometroderecords (1131 noticias)
Fuente:
cronometroderecords.blogspot.com
Visitas:
2896
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.