Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Nuevos hallazgos sobre el síndrome de ingesta nocturna

01/09/2009 23:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hiperfagia nocturna: consumo de gran cantidad de alimentos sin control. Insomnio. Anorexia matinal. Depresión. Melatonina. Leptina. Estrés.Administración de corticotrofina exógena

El síndrome de ingesta nocturna (SIN) es un retraso circadiano o biológico en el patrón de alimentación. Se caracteriza por la hiperfagia nocturna, que es el consumo de grandes cantidades de alimentos sin control y despertares acompañados por ingestas nocturnas de comida. Se suman insomnio, anorexia matinal y depresión.

Según la Universidad de Pennsiylvania, Estados Unidos, el síndrome se presenta entre las personas de todos los pesos, pero la prevalencia aumenta con el índice de masa corporal. En la población general tiene una prevalencia del 1.5%; se incrementa del 6% al 16% en los centros de tratamiento de la obesidad y del 8% al 27% en estudios prospectivos de candidatos a la cirugía bariátrica.

Se confirmó sobre 66 pacientes ambulatorios con SIN la hiperfagia nocturna y el consumo de al menos el 25% de la ingesta diaria total después de la comida vespertina. Un 50 % comunicó haber consumido 50% más de los alimentos que ya habían ingerido en su comida nocturna. La hiperfagia se considera como tal, cuando un individuo tiene tres o más ingestas nocturnas por semana.

Se publicaron dos informes. El primero estudió siete personas con sobrepeso y otras cinco de peso normal; el segundo, controló 10 personas con sobrepeso y 11 de peso normal durante 24 horas de internación. Los pacientes recibieron cuatro comidas de 300 kcal en el transcurso del día, y así se evitó que tuvieran hiperfagia vespertina e ingestas nocturnas.

La melatonina (hormona que regula el sueño y fortalece el sistema inmunológico), la leptina (hormona que regula el apetito y el metabolismo) y el cortisol (una hormona que segrega el cuerpo cuando se experimenta estrés) estaban elevados en el grupo con SIN, como no así la insulina ni la glucosa.

Se concluyó que el SIN es un trastorno relacionado con el estrés, con una interrupción del eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal (HHS), mediado a través de la hormona liberadora de corticotrofina, que es la que pone en marcha el estrés.

Con la administración de corticotrofina exógena, que produce una respuesta secretora, los pacientes con ingesta nocturna tuvieron reacciones significtivamente disminuidas ante la hormona estimulante de la corteza suprarrenal.y el cortisol. Se dedujo entonces que el eje sufre una depleción, una necesidad de alimentarse en forma excesiva, como una respuesta atenuada al estrés.

También se controló el sueño, atenuándole a los pacientes la elevación de la melatonina, la leptina y del cortisol, al tiempo que se examinaron otras hormonas pertinentes.

Métodos

Fueron evaluadas 15 mujeres con SIN de 41 a 49 años. Se sumó igual cantidad de mujeres sin síndrome.

. Las pacientes con SIN trajeron sus comidas nocturnas típicas de sus hogares, a las cuales se agregó un suplemento de alimentos de la cocina dietética.

Conclusiones

Los patrones de ingesta y sueño están desincronizados y un retraso de fase en la ingesta calórica puede interrumpir el sueño normal. Esto puede tener lugar a través de interrupciones en varios osciladores periféricos, como los de estómago, hígado, páncreas o en el sistema circadiano central. Aún se desconoce el desencadenante de dichas interrupciones, pero podría ser el resultado de una privación de sueño o de un patrón de ingesta retrasada y anormal.

El hallazgo de que la serotonina (la llamada hormona del estrés) está elevada entre las personas con SIN; sugiere que su papel también debe ser considerado un aspecto central de este trastorno..

Son efectivos los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina, la sertralina en particular. Del mismo modo, los hallazgos preliminares de la terapia conductual cognitiva son eficaces para el tratamiento del SIN.

Resultados

Las pacientes con ingesta nocturna consumieron el 26% de su ingesta después de las 20 horas, en comparación con el 10% pautado en la internación.Después De las 20, el grupo con SIN consumió el doble de la cantidad de hidratos de carbono y proteínas, y cuatro veces la cantidad de grasas que establecían los controles.

Trastornos del sueño

En los pacientes con SIN la eficiencia del sueño estaba reducida hasta un 72%, ya ellos comunicaron dificultades de insomnio.

Existen algunas diferencias reales entre los trastornos. Además de la cuestión de la conciencia durante los episodios de ingesta, difieren en otros cuatro aspectos. En primer lugar, a menudo se ingieren elementos que no son comestibles. En segundo lugar, los episodios de ingesta nocturna han sido clasificados como ‘ atracones’ y las ingestas son aproximadamente de 280 kcal. Tercero, la deambulación durante el sueño es frecuente en los individuos con SIN y varía entre el 61% y el 70%. Cuarto, y tal vez el más importante, se observó que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina ( neurotransmisor antidepresivo) tratan eficazmente el SIN, pero no se ha comunicado que los antidepresivos los mejoren.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
6135
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.