Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Taller Nido escriba una noticia?

Lo que puedes hacer para evitar una cesarea innecesaria

22/09/2009 23:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un elevado porcentaje de las cesáreas realizadas en el mundo son médicamente innecesarias. Entérate en este texto qué puedes hacer tú como futura madre y parturienta para evitar ser sometida a esta intervención sin que ella sea estrictamente necesaria

El Grupo Público de Ciudadanos de Investigación en Salud en Washington, D.C: ha estimado que la mitad de las casi un millón de cesáreas que se realizan cada año en los Estados Unidos son médicamente innecesarias. Esto es, con cuidados más apropiados durante el embarazo, trabajo de parto y parto, la mitad de las cesáreas pudieron haberse evitado. Es claro que hay muchas ocasiones cuando una operación cesárea es muy necesaria. Sin embargo, el parto por cesárea presenta riesgos aumentados tanto para las madres como para sus bebés y si esos riesgos pueden evitarse, tanto las madres como sus bebés se beneficiarán.

Las siguientes sugerencias son cosas que puedes hacer para ayudar a evitar una cesárea innecesaria. Al prepararte de manera minuciosa, puedes ayudar a asegurar que tengas una experiencia de parto tan sana y positiva como sea posible.

Antes de tu trabajo de parto, lee y edúcate.

Asiste a clases, grupos y talleres tanto dentro como fuera del ambiente hospitalario. Investiga y prepara un plan de parto. Dale copias a tu hospital o clínica de maternidad, médico o partera y a las personas de apoyo. Discute esto con la persona encargada de darte los cuidados de salud antes del parto y pídele que lo firme. Comenta esto con el personal del hospital o clínica de maternidad cuando llegues.

Entrevista a más de un proveedor de cuidados de salud. Haz preguntas claves y observa sus respuestas y como tus cuestionamientos influencían sus actitudes. ¡Están a la defensiva o les da gusto que te intereses?

Pregunta a tu médico si tiene un límite de tiempo para el trabajo de parto y el pujo en la segunda etapa. Date cuenta qué es lo que él/ella considera que puede interferir con el proceso normal del parto.

Conoce más de un hospital o clínica de maternidad, nota sus diferencias y pregunta sobre su índice de operaciones de cesárea, cual es su protocolo de Parto Vaginal Después de Cesárea, etc.

Date cuenta de tus derechos como mujer embarazada.

Encuentra a una persona que pueda acompañarte en el parto (Doula). Entrevista a más de una, busca a alguien que ha atendido varios partos y que tiene experiencia con nacimientos normales, sin intervenciones. Una revista médica reciente demostró que el apoyo de otra mujer en el trabajo de parto y parto podía reducir significativamente la necesidad de una cesárea.

Ayúdate a asegurar el tener un bebé y madre sanos con una alimentación equilibrada. Consumir alimentos ricos en proteínas, vitaminas y minerales puede prevenir complicaciones en el embarazo, trabajo de parto y parto. No se recomienda la restricción de sal durante el embarazo. Condimenta tus alimentos con sal al gusto.

Si tu bebé está en posición de nalgas, pregunta a tu médico o partera sobre ejercicios para ayudar al bebé a voltearse, versión externa (voltear al bebé) y parto vaginal en posición de nalgas. Tal vez quieras pedir una segunda opinión. Pregunta sobre partos de nalgas durante tu primera entrevista.

Si has tenido una cesárea anterior, considera y explora seriamente la opción de un parto vaginal después de cesárea (PVDC) De acuerdo con la política sobre PVDC de octubre de 1988 del Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras, el PVDC es más seguro en casi todos los casos que una cesárea programada y hasta el 80 por ciento de las mujeres con cesáreas anteriores pueden dar a luz via vaginal a sus bebés subsecuentes.

Durante el trabajo de parto quédate en casa el mayor tiempo posible. No llegues al hospital demasiado pronto. Si aún estás en las etapas tempranas del parto cuando llegues a la maternidad, en vez de darte de alta, camina en el hospital o regresa a casa a descansar. Colócate en las posiciones más cómodas para ti durante el trabajo de parto. Camina y cambia de posición con frecuencia.


Sobre esta noticia

Autor:
Taller Nido (1 noticias)
Visitas:
6018
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.