Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Construimos escriba una noticia?

Cómo hacer una chimenea de ladrillos

15/03/2011 23:12
0

Cómo hacer una chimenea de ladrillos

Un buen remedio para pasar los duros días del invierno es construir una chimenea de leña en algún lugar de la casa. En esta bricoficha te explico los pasos que debes seguir para lograr un ambiente acogedor y sin humos,

HERRAMIENTASPaleta / Palustre / Llana / Gaveta / Piqueta / Nivel de burbuja / Martillo o maceta / Amoladora / Disco para piedra.MATERIALESLosa refractaria o ladrillo refractario / Ladrillo tabiquero del 4 o ladrillo machihembrado / Cemento / Mortero refractario / Arena fina/ Cuatro varillas de hierro corrugado del 12 / Ladrillos de cara vista / Ladrillos de cara vista curva.

Paso 1:Escoge el emplazamiento de la chimenea teniendo en cuenta que debe salir por arriba el tubo para la salida de humos. Otra cosa a tener en cuenta es la superficie que vamos a dedicar para construir la chimenea por lo que no vamos a dar cantidades exactas de materiales. Un buen sitio es en una esquina ya que nos podemos ahorrar hacer dos tabiques y el correspondiente enlucido.

Paso 2:Comenzamos metiendo los ladrillos en remojo un rato. Mientras tanto hacemos la mezcla de cemento y arena en una proporción de 5 a 1 para hacer el mortero. A continuación montamos un pilar pegado a cada pared, a un metro aproximadamente de la esquina. Lo iremos construyendo en tramos de cuatro ladrillos cruzándolos de una fila a otra. Debemos subir los dos pilares hasta una altura de 120 a 130 cm.

Paso 3:Ponemos un clavo en la esquina de las dos paredes y le atamos una cuerda para trazar un arco de un pilar a otro en sus caras exteriores. Sobre este arco montamos los ladrillos de canto.

Paso 4:En el suelo de la chimenea, para llegar a la altura de los ladrillos que hemos puesto en el filo exterior, ponemos arena fina a la que podemos agregar un poco de tierra. Regamos la arena para que rebaje de altura, y, sobreésta, con mortero refractario, pegamos las losas o ladrillos refractarios. Podemos darle la forma que deseemos pero en todos los casos tendremos que empezar a colocar de fuera hacia dentro con el fin de que los recortes queden en el interior. Podemos hacer los cortes de las piezas con una amoladoraprovista con disco de piedra.

Paso 5:Una vez seco el suelo, recubriremos las dos paredes del fondo con ladrillo refractario, pegado también con mortero refractario para que no se agriete. Detrás de las dos paredes podemos poner una fibra aislante para que no traspase el calor a la pared del fondo. Debemos subir, tanto la fibra como los ladrillos, hasta la altura de los pilares.

Paso 6:Recortamos un tablero que tenga la anchura del pilar y lo colocamos de un pilar a otro bien apuntalado con unos puntales o listones de madera cortados a medida. Clavamos todas estas maderas para asegurarnos de que no se caigan cuando les pongamos peso.

Paso 7:Sobre el tablero colocamos una fila le ladrillos de cara vista igual que hicimos en el filo inferior pero con la diferencia de que al superior debemos meterle las cuatro varillas de hierro por los agujeros de los extremos. Estas varillas las habremos curvado previamente para darle la forma del arco. Al igual que para los pilares, también pegaremos los ladrillos con mortero normal (cemento y arena) que introduciremos por los agujeros para que formen un bloque con las varillas de hierro.En el fondo de la chimenea, sobre la esquina de las dos paredes de ladrillo refractario, podemos colocar una rasilla machihembrada a unos 45º para conseguir un mejor tiro y que no se meta el humo dentro de la habitación.

Paso 8:Para hacer la campana extractora podemos utilizar ladrillo machihembrado o ladrillo tabiquero del 4. Esteúltimo es más moldeable que el anterior ya que las piezas son más pequeñas, aunque tiene el inconveniente de que se tarda más en el montaje. Subiremos la pared de la campana la 45º en forma de cono hasta la altura donde conectamos con el tubo de la chimenea.

Paso 9:Dejamos secar un día y revestimos con mortero la campana. La podemos decorar con piedras planas de río o cualquier otro motivo decorativo que iremos colocando mientras que el mortero esté fresco. También podemos dejarlo en liso y revestir con un estuco o con la misma pintura que tenga la habitación.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en