Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

La Habana usaría a contratista detenido en negociación con Washington

08/01/2010 18:13 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo único que se sabe con seguridad del contratista estadounidense arrestado en Cuba es que puso equipos de comunicación en manos de grupos civiles

Pero la naturaleza específica de los equipos, la cual es hasta ahora un misterio, amenaza con complicar su caso legal en Cuba, y algunos expertos afirman que podría dar peso a la acusación del gobierno de Castro de que era un espía con la misión de desestabilizar al régimen.

No está claro que La Habana planea hacer con el contratista, cuyo nombre no ha sido revelado, pero expertos consideran que podría ser usado como una ficha de cambio en futuras negociaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Por largo tiempo, Washington ha suministrado computadoras y teléfonos celulares a la disidencia cubana.

El subcontratista de Development Alternatives Inc. (DAI) arrestado en La Habana el 5 de diciembre trabajaba con sofisticados equipos de telecomunicaciones.

Analistas consideran que probablemente los equipos están diseñados para ayudar a los cubanos a hablar o visitar la internet vía satélite, sorteando la red del gobierno. Los críticos de la política de EEUU opinan que esto enturbia su estatus legal en la isla.

"El subcontratista de DAI detenido no trabajaba para ningún servicio de inteligencia'', afirmó en una declaración el jueves James Boomgard, presidente y director ejecutivo de la compañía.

"Estaba trabajando con un grupo cívico pacífico y no disidente --un grupo religioso y cultural reconocido por el gobierno cubano-- para mejorar su habilidad de comunicarse con sus miembros tanto en la isla como en el extranjero''.

El miércoles, el gobierno cubano acusó públicamente al contratista de trabajar para los servicios de inteligencia de EEUU. En un discurso de diciembre, el gobernante cubano Raúl Castro hizo referencia a los "sofisticados equipos de comunicación vía satélite'' del hombre, y añadió: "el enemigo sigue tan activo como siempre''.

El Departamento de Estados de EEUU negó la acusación.

"Cuba tiene todo un historial de tergiversar lo que hacen los estadounidenses y las organizaciones no gubernamentales en Cuba'', declaró P.J. Crowley, portavoz del Departamento de Estado, a la prensa. "Esta persona no tiene relación alguna con nuestros servicios de inteligencia''.

Boomgard llamó al hombre "un entregado profesional del desarrollo con muchos años de experiencia en brindar ayuda humanitaria y de progreso en todo el mundo''.

Trabajaba como subcontratista de DAI en un programa de la Agencia de Desarrollo Internacional de EEUU (U.S. AID) cuyo objetivo es brindar ayuda humanitaria a los cubanos, indicó Boomgard en su declaración más detallada desde el arresto.

Más sobre

El programa cubano se propone acelerar la "transición hacia la democracia'' erosionando las restriccions informativas del gobierno en cuanto a las computadoras y los teléfonos celulares.

El programa contaba con un presupuesto de $3.5 millones hace una década, y el Congreso aprobó $45 millones en el 2008. Development Alternatives Inc. administra una parte del mismo por un total de $8.6 millones.

Pero es ilegal participar en programas de U.S. AID en Cuba.

"Esto era una bomba de tiempo'', afirmó Phil Peters, experto en Cuba del Instituto Lexington, un grupo de estudio radicado en Virginia. "Está escrito en blanco y negro en las leyes estadounidenses: la intención de este programa es derrocar al gobierno. ‘Transición' es una palabra bien escogida, pero la intención es ‘derrocar'. Las personas enviadas están en peligro debido a ese hecho''.

Si el hombre estuvo distribuyendo teléfonos de satélite y otros equipos de alta tecnología, Washington podría verse en dificultades para justificarlo, señaló Wayne Smith, ex diplomático estadounidense que dirigió la misión de EEUU en La Habana durante la crisis del Mariel.

"Si lo hubieran agarrado simplemente con un teléfono celular, incluso si no hubiera tenido los documentos debidos, ellos simplemente lo hubieran expulsado'', subrayó Smith, quien sigue teniendo estrechas relaciones con funcionarios del gobierno de La Habana. ‘‘Me asombra el hecho de que Estados Unidos no haya hecho un escándalo por esto. Si yo estuviera allá ocupándome del caso, y el hombre no hubiera hecho nada de importancia, yo estuviera armando escándalo.

"Tal vez estaba haciendo algo que no debería haber hecho''.

Las personas que apoyan el programa insisten en que no tiene mucha importancia lo que el hombre hizo, ya que es sólo un peón en un juego de mayor escala, que será usado como moneda de cambio en futuros diálogos entre Washington y La Habana.

Cinco agentes de la inteligencia cubana están encarcelados en prisiones federales de EEUU, y Cuba ha puesto en claro por mucho tiempo que su gobierno quiere que sean devueltos a la isla.

"Es fácil hacer aparecer siniestro al contratista'', apuntó el ex analista de la Agencia de Inteligencia de Defensa de EEUU Chris Simmons. "En términos de negociación, Cuba tiene la ventaja''.

Simmons cree que el hombre hubiera estado en la misma situación si lo hubieran agarrado con teléfonos celulares.

Frank Calzón, director del Centro por una Cuba Libre, quien distribuyó radios de onda corta bajo el programa de AID, señaló que los cubanos se sienten amenazados por cualquier tipo de equipo.

"Hace algunos años, ellos dedicaron todo un programa noticioso a los radios de onda corta'', explicó Calzón. "Ellos mostraron que los equipos tenían pilas y, ¡Dios mío!, audífonos. Afirmaron que eso era una violación de los derechos humanos internacionales''.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3890 noticias)
Visitas:
2600
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

Roque Castro (09/01/2010)

La globalización acabará con el Régimen comunista, los Cubanos están desesperados por la Internet y la telefonía Móvil, no hay forma ni manera de bloquearla. Al Régimen le queda poco tiempo.