Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

La Guerra Climática por medio de manipulaciones está aquí con fines militares

14/12/2009 21:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Esta nueva guerra llamada "Aurora Activa de Alta Frecuencia" ha sido lograda por el Pentágono. No se ha discutido ni en la Naciones Unidas ni en Copenhague. Es algo tan peligroso para el clima como la Bomba Atómica

La Fuerza Aérea norteamericana en sus instalaciones de Gakona (Alaska), ha desarrollado un misterioso proyecto aunque no tan misterioso puesto que de él sabemos un 70% que consiste en 180 antenas que emiten un vídeo de ondas de radio de alta frecuencia que pueden penetrar en la atmósfera inferior y penetrando por la estratosfera a más de 16 y menos de 48 kilómetros de altura llegan a la ionosfera. Es el proyecto llamado HAARP a cargo de la marina y la fuerza aérea de los Estados Unidos. Aunque preguntados al respecto los promotores de HAARP han dicho que sus fines no son militares.

Y ahí tenemos el HAARP que es un proyecto desconocido para la generalidad de la población y que sin embargo existe puesto que desde 1990 como diremos más adelante está oficialmente en funcionamiento. Algunos afirman que su origen en cuanto a idea tiene su génesis en los años 30 cosa improbable, sabemos que la primera televisión de radio a larga distancia fue en 1901. Fue naturalmente, Marconi quien con un transmisor y receptor a ambos lados del Atlántico desde Inglaterra a Canadá estableció contacto radial.

El descubrimiento genial de la Ionosfera y sus usos

Oliver Heaviside y A. V. Kenelly descubrieron la existencia de la ionosfera y sus propiedades como reflectante de señales de cierta banda de frecuencias.

La superioridad de los Estados Unidos con respecto al resto de los países desarrollados y no digamos nada de los subdesarrollados es abismal, de forma que eso puede justificar la seguridad con su dosis de retórica de Barak Obama en la entrega del Nobel de la Paz en Oslo. También puede justificar la seguridad con que se expresó cuando anunció el envío de 30.000 soldados a Afganistán. Marc Filterman exoficial militar francés se refiere a la guerra climática que sería capaz de desencadenar repentinos cambios climáticos como huracanes, sequías, inundaciones, perturbaciones atmosféricas porque según el Pentágono para conseguir la seguridad de que tanto nos hablan desde George Bush para aquí, el Pentágono se siente obligado a algo tan absurdo como ‘ controlar el clima’ y modificarlo con aplicaciones dentro y fuera del país.

Todo esto parece ciencia ficción pero no lo es. No tiene nada que ver con Asimov ni de más escritores que tenían demasiada imaginación. Eso lo han llamado eufemísticamente ‘ Programa de investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia’ (HAARP). El tema de las manipulaciones climáticas con fines militares nunca se ha discutido en las naciones unidas cuando se trataba de cambio climático. Así con sólo saber esto resulta casi insultante el discurso de Obama en Oslo. La Doctora Rosalie Bertell reconocida mundialmente confirma que los militares del pentágono están utilizando algo tan peligroso como el clima como un arma potencial.

Ya en los años 70 el ex-asesor de la seguridad nacional Brzezinski en su libro ‘ between two ages’ (entre dos edades), decía que la tecnología moderna puede poner en disposición de las principales naciones (refiriéndose a la URSS y USA), técnicas para llevar a cabo una guerra secreta de la que sólo sabrán políticos de alto nivel de la Casa Blanca o del Kremlin.

Contra esa tecnología y otra de una guerra que entraña violencia sin límite sea quien sea el que la lleva a cabo fue muy claro Mahatma Gandhi al decir ‘ No admito el más mínimo recurso a la violencia para alcanzar el éxito... A pesar de toda mi simpatía y de toda mi admiración por la nobleza de ciertas causas, estoy totalmente en contra de que se las defienda por métodos violentos. Por consiguiente, no puede haber ningún acuerdo posible entre la escuela de la violencia y mis concepciones. Sin embargo, mi fe en la no-violencia no sólo no me prohíbe, sino que incluso puede en algún caso imponerme que me asocie con los anarquistas y con todos los que son partidarios de la violencia. Pero cuando camino a su lado, es sólo para hacerles renunciar a lo que me parece que es su error. Pues la experiencia me ha demostrado que un bien duradero no puede venir jamás de la mentira o de la violencia. Si, al fomentar estas ideas, corro el peligro de caer en una ingenua ilusión, es preciso reconocer que se trata de una ilusión fascinante.

Las muertes civiles del futuro olvidando a Luther King y Gandhi

Aunque se ha publicado muchas veces en los medios el discurso de Obama, que elogió la no violencia de que hicieron gala durante su vida Martín Luther King y Gandhi dijo que como jefe del Estado tenía el deber de ‘ proteger y defender su Nación y no puedo quedarme parado frente a las amenazas que se ciernen sobre el pueblo americano’ . Algunos pensaron ¿‘ que amenazas’ ?, ¿quién ha atacado a los Estados Unidos desde fuera? ¿es acaso Afganistán un estado vecino?. El New York Times ha comentado respecto a su perorata que dio ‘ el discurso que debía pero no el que el Comité Nobel de la Paz quería escuchar’ . Otros periódicos como el Wall Street Journal han sido menos benévolos. Manejando cifras, los aviones de bombardeo de la OTAN matan diez veces más afganos civiles que lo que mataban los serbios en la guerra de los balcanes en 1999.

No digamos nada de los aliados de los Estados Unidos en esa guerra porque un comando alemán secreto se puso a nivel de los bombardeos de la Luftwaffe. Esa unidad alemana, que tenía prohibido actuar en Afganistán desde el 2008, estuvo implicada recientemente por decisión del Coronel Georg Klein en ordenar un ataque aéreo que provocó en Kunduz (norte del país) la muerte de 74 civiles en comunicado de prensa la OTAN dijo que ‘ fuentes del ejército indicaban un lamentable número de muertes civiles en una operación en Afganistán’ .

Y eso que en los bombardeos aliados siempre en materia de cifras se juega a la baja, es decir, disminuir el número para disminuir la protesta de las gentes. Se sabe que en este caso como en un bombardeo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que produjo 47 bajas el Pentágono rechazó no sólo las acusaciones sino todo intento de investigación. El portal alemán ‘ Bild’ difundió en el mes de noviembre un vídeo grabado por uno de los cazas en que se distinguía claramente un considerable número de personas que huían de los aviones. La difusión de esas imágenes produjo la dimisión del ministro de la defensa Franz Joseph Jung por el escándalo que organizaron varios diputados y la primer Ministro Merkel prometió máxima transparencia pero quien tuvo que hacerla no fue el Gobierno Alemán sino el Comité Internacional de la Cruz Roja que supo los nombres de las 74 víctimas civiles y los publicó. Asegurando que el ataque iba en contra de los derechos humanos y del derecho internacional.

Amnistía Internacional hace en estos momentos una gran campaña contra los abusos de China y los Estados Unidos por violaciones flagrantes de los derechos humanos y en el mismo momento en que Obama recogía el Premio Nobel de la Paz inauguraba oficialmente esta campaña bajo el título de ‘ el poder de tu firma’ , habiendo elegido Barcelona para el inicio de esa actividad.

Algo del cambio climático: la cumbre de Copenhague

Pero ahora que se sabe el programa de Aurora Activa de Alta Frecuencia o sea la ‘ guerra climática’ el escándalo sobre este hecho habría estado garantizado si a uno de esos 65 dirigentes que asistieron se le hubiera ocurrido mencionar que los Estados Unidos tienen ya en su arsenal una posibilidad de cambiar el clima, a voluntad, con fines militares sin consultar con nadie. El objetivo principal de la Cumbre Copenhague es evitar que el calentamiento global pueda superar los 7 grados centígrados en el año 2100, lo cual provocaría un aumento del nivel del mar de más de 60 metros.

El problema de las emisiones de CO2 ha sido el principal caballo de batalla y Washington y Pekín han cedido en sus posiciones ofreciendo unos centenares de millones de dólares como cuota por su emisión de los gases invernadero en consonancia con lo que piden países ‘ pobres’ como Bolivia, Venezuela, Cuba, Nicaragua, Ecuador, Martinica y Barbuda. No hace falta decir que las demandas de países todavía más pobres de África no han tenido la menor influencia sobre Estados Unidos o China en Copenhague y eso que África es el continente menos responsable del cambio climático y paradójicamente el que más lo sufre. Mientras tanto, el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon solicitó a los países ricos que inviertan en el curso de los tres años próximos 30.000 millones de dólares en los países pobres para contrarrestar los efectos del cambio climático. Y eso según el borrador que han hecho los países ricos en nombre de todos lo han conseguido los países del tercer mundo.

‘ Stars Wars’ , Escudo de Misiles, el gran descubrimiento de Ronald Reagan

La guerra climática de que hemos hablado fue parte de un proyecto militar concebido por un ex-actor de cine (y bastante malo) que se llamaba Ronald Reagan y sus halcones pentagonales que llegaron a fabricar el Escudo de Misiles como ‘ Star Wars’ que era una locura porque era muy inseguro técnicamente y cualquier confusión o accidente completamente inocuo en sí (como una bandada de ánades y su movimiento de las alas) podía desencadenar la alarma y traer consigo una guerra atómica. Afortunadamente los Estados Unidos se han puesto de acuerdo para desmontar todo ese tinglado reconociendo que los miles de millones gastados fueron tirados por la borda.

Pero habría que nombrar a los padres de ese proyecto insensato para que el usuario se de cuenta de que no hay que ser un analfabeto para ser irresponsable y así el almirante Carlile Trost, Jefe de operaciones navales de los Estados Unidos, el General Piotrowsky, Jefe del Comando Espacial de los Estados Unidos y el General Colin Powell fueron padres entusiastas de la criatura ahora fallecida de ‘ la guerra de las galaxias’ .

Ya hace quince años la representante sueca del parlamento europeo Maj Britt Theorin había solicitado en una reunión europea de Bruselas detalles de lo que se cocía en el Pentágono sobre el programa HAARP pero el secreto continuó. En Venezuela organizaciones humanitarias se quejaron de que las inundaciones de los años 1990 se debían a los ensayos de la guerra climática que se estaban haciendo en esos momentos, como hemos dicho en Alaska.

Cuando los sensacionalistas tropiezan sin caerse en una verdad

Iker Jiménez y su conocido programa ‘ Cuarto Milenio’ que algunos enemigos suyos llaman engendro en relación con extraños sucesos paranormales, hay que reconocer que algunas veces está en lo cierto como lo que dijo hace tres o cuatro años en su programa en relación al proyecto HAARP.

Tanto cambio climático que se vive hoy día resulta desconcertante para la generalidad de la población en el mundo. Tsunamis gigantescos, huracanes devastadores, lluvias fuera de temporada, calores extremos donde había climas templados, son algunas de las manifestaciones de la Naturaleza que muchos no alcanzan a entender.

¿Sabía Obama algo sobre ese proyecto cuyas siglas son HAARP?. ¿Es eso algo justo?

Para los grupos ambientalistas el origen de tal desquiciamiento está en el calentamiento global, detectado desde mediados del siglo pasado y propiciado por ‘ el aumento de las concentraciones de gas invernadero antropogénico’ , que propicia el cambio climático.

Para geofísicos y estudiosos, sin embargo, la causa probable más bien está ligada a experimentos en la ionosfera (capa atmosférica ionizada por la radiación solar) con propósitos militares, bajo la Iniciativa de Defensa Estratégica o ‘ Guerra de las Galaxias’ que impulsaron Ronald Reagan y George Bush, padre.

Desde 1990, la Fuerza Aérea y la Marina de Estados Unidos iniciaron un ambicioso proyecto conjunto denominado HAARP, que son las siglas de High Frequency Advanced Auroral Research Project, Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia, con el propósito declarado de ‘ estudiar las propiedades y comportamientos de la ionosfera, con énfasis especial en su comprensión y uso para mejorar los sistemas de comunicación y vigilancia, con fines civiles y de defensa’

Funcionando en unas instalaciones militares situadas en Gakona, Alaska, el proyecto consiste en 180 antenas que funcionan en conjunto como una sola, que emite más de 1 GW =1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia, las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los electrojets aureales.

El proyecto Aureal y su fundamento científico

El Electrojet aureales un flujo de electricidad flotando sobre la Tierra, que al depositar energía en ella altera el medio, cambia la corriente y genera ondas LF (Low Frequency, Baja Frecuencia), VLF (Very Low Frequency, Muy Baja Frecuencia) y ELF (Extremely Low Frequency, Excesiva Baja Frecuencia).

El HAARP pretende acercar el electrojet a la Tierra con el fin de aprovecharlo en una gran estación generadora de radiofrecuencias. Los pulsos emitidos artificialmente estimulan la ionosfera y crean ondas que recorren enormes distancias por la atmósfera inferior y penetran en la tierra para descubrir silos o depósitos de misiles, túneles o instalaciones subterráneas de cualquier tipo (experimental, industrial, bélica o química), o para comunicarse con submarinos sumergidos a grandes profundidades (mediante la ELF), entre mucha otras aplicaciones que les interesa a la Marina y a la Fuerza Aérea estadounidenses con fines estratégicos.

Aunque el HAARP envía haces de radiofrecuencias dentro de la ionosfera, los electrojets afectan al clima global, pues algunas veces, durante alguna tormenta eléctrica, llegan a tocar la Tierra afectando las comunicaciones por cables telefónicos y eléctricos, y propiciando la interrupción del suministro eléctrico, e incluso alteraciones cerebrales en el ser humano.

Un arma geofísica que no es ninguna solución

Como el HAARP actúa como un gran calentador ionosférico, el más potente del mundo, podría convertirse en la más sofisticada arma geofísica construida por el hombre.

El Proyecto HAARP parte de la idea originaria de Nikola Tesla, uno de los sabios menos conocidos de nuestra época, que pensó poder transmitir energía sin medio físico, mediante potentes ondas electromagnéticas que se pudieran reflejar en la ionosfera y alcanzar grandes distancias.

Nikola Tesla, experto en termodinámica, energía solar, rayos X y cósmicos, etc., nació en Croacia (1856) y murió en Nueva York (1943), inventó la corriente alterna y el motor de inducción electromagnética, turbinas muy eficientes, etc. Algunos le atribuyen la invención de la radio, pero su idea, según parece, se la tomaron Marconi y Edison, con quien estuvo asociado un buen tiempo.

Inventó un sistema de transmisión de energía inalámbrica y consiguió encender un conjunto de lámparas de 50 vatios a 40 km de distancia, con lo que demostró su idea de poder concentrar y transmitir energía a grandes distancias. Tesla fue un visionario y adelantado a su tiempo, ya que pronosticó la invención de la televisión, los potenciales usos de satélites y el posible uso de máquinas del tiempo, capaz de controlarlo a grandes distancias (¡y todo antes de 1910!).

Juan Ramón Jiménez de León, profesor de la UNAM con posgrados en Chicago, San Antonio y Nueva York, y miembro del organismo europeo Axis For Peace (Ejes para la Paz), revela que otra de las posibilidades del HAARP, según el gobierno de Estados Unidos, es detectar y dimensionar yacimientos minerales de todo tipo, especialmente de Rodio que se ha convertido en un mineral estratégico del más alto valor comercial, o petróleo cuyo suministro se agota a pasos agigantados para aumentar la Reserva Estratégica de Estados Unidos.

A su vez, para el científico Nick Begich y la periodista Jeanne Manning, el Proyecto HAARP es una ‘ caja de Pandora’ , con peores consecuencias que las pruebas nucleares, y plantean inquietantes hipótesis en su libro Los ángeles no tocan esta arpa. Avances de la Tecnología Tesla, escrito en 1995, donde usan el término ‘ arpa’ como homónimo del proyecto militar estadounidense, para describir un nuevo tipo de armamento, más letal que todo lo conocido hasta la fecha.

Paul Schaefer, ingeniero electrónico y constructor de armas nucleares, quien sostiene que la velocidad antinatural del movimiento de partículas de alta energía en la atmósfera y las bandas de radiación que rodean la Tierra, son la causa de los trastornos en el clima global.

Pese a que los boletines oficiales pretenden darle un cariz civil pacífico al desarrollo y operación de HAARP, los hallazgos de Begich y Manning insinúan que, de ponerse en marcha, dicho proyecto podría tener peores consecuencias que las pruebas nucleares.

El Proyecto HAARP forma parte del arsenal bélico de la Iniciativa de Defensa Estratégica (SDI) o ‘ Guerra de las Galaxias’ nacida de la paranoia ultraconservadora republicana de Ronald Reagan y George Bush, padre del reciente mandatario estadounidense que gozó de tanto poder. Este proyecto hace posible que desde algunos puntos del comando militar de Estados Unidos, se puedan desestabilizar economías nacionales completas mediante manipulaciones y alteraciones climáticas que trastornen su generación de alimentos y su tranquilidad social.

Ello conduciría a someterlas a los dictados geopolíticos y económicos estadounidenses a cambio de alimentos, como sucedió con la Unión Soviética cuya sucesión de cosechas malogradas y el creciente descontento de su población con su dirigencia política, la hizo buscar en Estados Unidos y países occidentales la compra de granos para aliviar sus problemas. Fue el momento que Ronald Reagan y Margaret Tatcher aprovecharon para uncir a la ‘ nomenklatura’ soviética y encarrilarla hacia ‘ el fin de la historia’ pronosticado por Francis Fukuyama, con la desaparición del ‘ comunismo’ y la Guerra Fría que inició Eisenhower.

¿Por qué en Conpenhague no se discutió ni tan siquiera se mencionó el cambio climático que de hecho, el Pentágono lo podría cambiar a voluntad sin gastarse ni un duro?


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1268 noticias)
Visitas:
22393
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.