Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Los grupos de la Eurocámara expresan sus dudas sobre el plan de rescate a Grecia

07/04/2010 18:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Numerosos grupos de la Eurocámara expresaron hoy sus dudas sobre la eficacia del plan de rescate financiero a Grecia acordado en la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno los pasados 25 y 26 de marzo que combina la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) con préstamos bilaterales de los Estados miembros de la eurozona.

Liberales, Verdes e Izquierda Unitaria criticaron este miércoles durante el debate sobre el reciente Consejo Europeo el sistema pactado por los líderes basándose en el acuerdo alcanzado por Berlín y París, al considerar que no se articuló un verdadero mecanismo europeo.

Ante las reticencias expresadas por los eurodiputados, el presidente permanente de la UE, Herman Van Rompuy, se defendió diciendo que "se ha evitado lo peor". "Creo, de verdad, que ha habido un Consejo Europeo que ha evitado lo peor y ha sentado las bases de un mecanismo de solidaridad", dijo.

No obstante, el líder del Grupo de los Liberales, Guy Verhofstadt, admitió tener "serias dudas" sobre el mecanismo. "No creo que sea factible ni que pueda funcionar porque es un sistema de créditos bilaterales y no una ayuda europea", zanjó tras sentenciar que, de momento, los mercados tampoco creen en el sistema.

De hecho, el debate parlamentario sobre la reciente cumbre europea coincide con nuevas tensiones sobre la deuda griega que han disparado el coste de los intereses. Verhofstadt propuso, por tanto, préstamos emitidos por la Comisión Europea para que los tipos de interés sean inferiores a los del mercado. "Es la única manera de ayudar al Gobierno griego a alcanzar sus objetivos", insistió.

Para la representante de los Verdes, Rebecca Harms, el Consejo lanzó un "mensaje subliminal" a Grecia al decir que se creaba una "red de seguridad" que sólo se pondrá en marcha en el caso de que Grecia no pueda encontrar en el mercado el dinero que necesita para hacer frente a su deuda.

"Los griegos lo que han entendido es que tienen que caer antes de que se les ayude", subrayó. "El FMI dará las recetas y la UE se queda al margen", sostuvo tras lamentar la actitud de la canciller alemana, Angela Merkel, que impuso férreas condiciones al plan pactado por los líderes europeos. En la misma línea, el eurodiputado de Izquierda Unitaria Lothar Bisky, lamentó que se optara por una solución que "no es de naturaleza europea" y que, por motivos "electoralistas", Alemania mostrara una posición "populista".

Hubo también quien orientó sus críticas hacia la idea misma de acudir en ayuda de Grecia obligando a otros países a "pagar la factura", como el eurodiputado conservador británico Timothy Kirkhope.

"Grecia necesita nuestra ayuda, pero no se le puede pedir al contribuyente, sobre todo al de países que no son de la eurozona, que pague la factura. Habrá que resolver el problema de la deuda del sector público griego y les deseamos mucho éxito", argumentó.

FRACASO DEL EURO.

El euroescéptico británico Nigel Farage arremetió contra el propio Van Rompuy, a quien negó toda legitimidad para ocupar el puesto, habló del "fracaso estrepitoso" del euro y cargó contra la incapacidad de la UE para salvar a Grecia.

"No pueden salvar a Grecia sin que el FMI venga para salvar, por ahora, su euro-sueño", arengó. Mientras, el holandés Barry Madlener calificó de "mascarada" el apoyo a Grecia al denunciar que los 27 sabían que Grecia maquillaba sus cifras contables. "Se sienta un precedente. Luego vendrán Portugal, Hungría y otros", alertó.

Por su parte, los grupos mayoritarios de la Eurocámara, Populares y Socialistas, pusieron el acento en la necesidad de reforzar el gobierno económico de la Unión, porque los ciudadanos quieren "hechos" y no "palabras vacías", según la representante del PPE, la holandesa Corien Wortmann-Kool. El eurodiputado del Grupo Socialista Hannes Swoboda consideró "injusto" decirle ahora a Grecia que las cosas "van mal", cuando se sabía desde hacía tiempo cuáles eran las dificultades de las finanzas griegas.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1859
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.