Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Gripe y neumonía coadyuvan desde años atrás para controlar y avanzar en economía estadounidense: La Bolsa de Valores

10/03/2020 23:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es una pesadilla, es una realidad y verdad presente y los ciudadanos distraidos. Olvidan nuestra guerra económica y espiritual

William Godwin, admite el poder soberano de la razón sobre las emociones y, cuando observamos la sociedad, vemos que se origina por nuestras necesidades de agruparnos y ser el factor principal de una transformación social para lograr a esta gran nación verla como Estado. Es la perpetuación de las instituciones humanas en un Estado-nación. Stirner ha escrito, “El Estado vino a ser la verdadera persona ante la que desaparece la personalidad del individuo. No soy quien vivo, es él quien vive en mí.

La continuidad y transformación de la democracia es un tema que nos preocupa a todos. Y debemos bajar del Estado mágico a una realidad, pero, vislumbrar las tendencias ideológicas nos llevan a marcar la evolución de nuestro pensamiento y todo se logra a través de nuestra participación en el ejercicio democrático. Y, tenemos que visualizar la textura social y cultural de cada hecho posible, teniendo presente su centralidad para desarrollar los programas de participación política en un régimen de libertad que nos llevaría a un bien común.

Hoy, estamos ante una visión liberal clásica asociada con la expansión de un mercado atomizado que supone que el individuo busca sus propias individualidades, por esto, el liberalismo rentista venezolano de nuevo nos arropa para el bienestar de unos pocos, teniendo como referencia las explotaciones petroleras, el saco roto del Estado, jamás la nación es un patrimonio material colectivo. Necesitamos cambiar conciencias.

Es lo global, necesitamos cambiar el discurso y, desarrollar una reformulación histórica del universo venezolano, los oportunistas enmarcados en el Proyecto Bolivariano han destruido y corrompido al Estado- Nación. Hay que entrelazar la micro con la macro historia y definir el espacio humano. Saber quién es marxista y quien no, la credibilidad del Consejo Nacional Electoral está en juego y quemaron sus depósitos con un big data, hay una copia en manos de los jefes de calle, un material delicado en manos de ciudadanos ajenos al proceso de cambio del país, cualquier guachinanga tiene el perfil de cada ciudadano y esto, da lugar a un punto del terrorismo. Información privada del Estado lo tiene cualquier ciudadano porque los asambleístas de un Concejo Comunal no lo toman en serio y recopilan nombres y juegan al silencio y control político a sus intereses.

No estamos representado en la Asamblea Nacional, ni en la Constituyente, esto es un atentado ciudadano y político.  Creo que es hora de pensar en la gobernabilidad del país y crear de nuevo instituciones sólidas, nos están empujando a una confrontación, donde hay que voltear los fusiles. Busquemos el espíritu de La Constitución y avancemos de una manera plural a concebir el voto, como el marco referencial para la gran patria.

El Estado, no es el gobierno.  Sino toda una gama de concepciones, instituciones, actores sociales y el pueblo que encarnan entre sí a la nación como una comunidad política.

Sabemos de la situación de Venezuela, los mercados emergentes y su sistema necesitan o requiere derechos de propiedad muy claros y de un corte de justicia que garantice su protección en las naciones industrializadas. Sin duda, es el capitalismo que, tanto necesitan los comunistas para fomentar sus propias políticas de convergencia y de desarrollo al lado de los grupos bancarios y corporaciones.

La democracia es una base política de efecto demostrativo sea de derecha o izquierda. El cual busca transformar una región en su conjunto. Para avanzar en un programa de desarrollo en base a los votos dados por el pueblo. En este contexto, hay que determinar el voluntarismo y el momento multipolar en que vivimos y observar nuestra realidad territorial.

Es necesario sacudir la estructura política y económica propiciada por los enchufados, quienes destruyeron al Estado con una corrupción y burocratismo imperante y mediante esos cambios, regresar al  Plan de La Patria que es una continuidad del V Plan de La Nación dada por Carlos Andrés Pérez y que, tiene su origen  primario en todo el programa y Legado de Rómulo Betancourt, quien lo transcribió con el Comandante Fidel Alejandro Castro Ruz y, en consecuencia, el ex presidente Alberto Fujimori se  llevó un pliego para el Perú para aplicarlo en las reformas agrícolas e industriales que se desarrollaron en ese Estado, perteneciente al altiplano andino.

La repuesta cierta, la darán las Corporaciones. A nivel multilateral, los protocolos logran esa realidad. Es decir, países como Rusia, China, Corea del Norte, Irán Argentina, Bolivia y Venezuela se verán afectadas este año por una guerra muy controversial que es la bacteriológica y, donde los vecinos en el caso venezolano serán victimas fáciles porque están acostumbrados a botar la basura en cualquier lugar u terreno baldío y, no mantienen en buen estado sanitario sus mascotas. Vendrán fuertes brotes endémicos porque los países progresistas se dedicaron a ofender al presidente Donald Trump y no cubrir sus barreras de seguridad, sino que el dinero para ello, se los llevo la corrupción de los enchufados. Lo más fácil es comenzar por Wuhan, centro simbólico e industrial de China para debilitar a sus proveedores. El coronavirus, tiene unos diez años activándose en los microorganismos y el conocido farmaceuta, Eduardo Samán, alertó al presidente Hugo Chávez Frías y no le escucho, les prestó atención a los oportunistas del movimiento revolucionario de la oposición, siendo la víctima más tarde de esta guerra iniciada en 2002 con el famoso paro petrolero. Todavía desconocemos la data y las consecuencias de su muerte, líder indiscutible de nuestra América, más allá de las críticas opositoras, no es el tema aquí.

Estamos ante una simpleza, hay un desconocimiento de nuestra realidad

El terrorismo, viene utilizando armas ultra sofisticadas como las armas espaciales, cuyos rayos láser se encuentran integrados a un sistema de defensa orbital de capas múltiples y de sistemas misilisticos de alarma o, simplemente los armamentos robóticos capaces de infectar a la población en un contexto de confrontación asimétrica. Cada capa contiene una cepa de virus o rayos ultravioletas que quebrantan la salud de un pueblo, el cual viene acompañado por la gesta alimenticia. En nuestro caso, ningún venezolano debe consumir alimentos de procedencia norteamericana colocados en los famosos bodegones o de sus colonias y del Reino Unido, como Aruba, Curazao, Bonaire, San Nicolás, Guadalupe, Jamaica, Haití y República Dominicana.

Ello, implica un escenario económico de guerra.  Estados Unidos de Norteamérica, no acepta que China desea combinar sus ideas con el mundo occidental. Al tratar de implementar su propia combinación de caracterización global china, manejando un nuevo discurso diplomático.

Los retos de la globalización estadounidense son un prisma de lo que nos espera, hay un bloqueo a todo término y aniquilador, utilizando a los mismos personajes, cambiando las figuras que provocaron las guarimbas en pequeñas bodegas de comidas dolarizadas para derrumbar al Bolívar Soberano y aniquilarlo ante los ojos complacientes de todo un tren ejecutivo regional y nacional que poco respalda al ciudadano presidente de la república, las razones y argumentaciones la habrá, es de otro tópico no periodístico.

El modelo chino trasciende a todas las élites del mundo para desarrollar un programa de prestigio y, con modelo propio, esto no lo permitirá los norteamericanos.

El coronavirus, apunta a una sola dirección y, en sus propios términos, Todo comenzó, cuando se efectuó el consenso de Beijing, una visión de país con adecuada capacidad de mercadeo internacional. Los animales domésticos y mascotas olfatean en los basureros públicos infectados con ratas, cachicamos, cochinos y alimañas, al trasladarse a sus residencias, los dueños de casa, hijos o nietos lo abrazan y miman y allí está la infección, esto, aunado que no hay medicamentos para ingerir y cuidar lo inmunológico. Además, las verduras como coliflor, y brócoli, acelgas y espinacas están sumamente costosas, al igual que limones y naranjas.

Al gobierno Bolivariano en esta etapa poco le interesa la alimentación del pueblo, sino que responde a una artillería de propaganda política de ganar elecciones, más no estar vigilante de los alimentos y medicinas, servicios públicos, tan necesario para una sociedad global.

China, necesitara mucho tiempo para aproximarse a Estados Unidos de Norteamérica, Europa y Japón en materia de tecnología energética limpia. Hay muchas plantas industriales contaminantes y a su lado, una población que exige una economía de rápido crecimiento para subsistir.

Venezuela, debe prepararse y producir más, tanto maíz, plátanos y azúcar. Con sus procesadoras de harina procurar bajar los precios y regularizar el mercado. No es fácil lo que viene y Cuba jamás ha estado en capacidad de auxiliarnos, todo es pago y otra parte le donamos. Mientras las grandes transnacionales nos incrementan los precios y atrás vienen los virus mermando nuestro precario estado sanitario. Gracias a la medicina cubana, muchos venezolanos están alentados.

El coronavirus, es un pinchazo de los norteamericanos a la economía china para que mejoren los productos comercializados a Occidentes y cancelen los aranceles para favorecer la bolsa de valores de Estados Unidos de Norteamérica y así, favorecer la candidatura de Donald Trump.

 

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

Es un fundamentalismo o una diversificación de verdades, hay que tener cuidado

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1484 noticias)
Visitas:
3336
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.