Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Gripe Estomacal: gastroenteritis viral en niños, ancianos e inmunodeficientes

17/09/2009 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Inflamación estómago e intestinos, causas, síntomas, tratamiento, dieta, expectativas, complicaciones, cuándo recurrir al médico, prevención

GRIPE ESTOMACAL: GASTROENTERITIS VIRAL EN NIÑOS, ANCIANOS E INMUNODEFICIENTES

Se trata de la inflamación del estómago y los intestinos ocasionada por muchos tipos de virus que provocan diarrea grave y vómitos en adultos y niños. También se conoce a la afección como “gripe estomacal”.

Causas

Los virus más comunes que causan la enfermedad son:

  • Astrovirus (pequeños virus que se distinguen por una estrella distintiva de cinco o seis puntas);
  • adenovirus entérico (invasivos);
  • norovirus, llamado virus similar a Norwalk, que es común entre niños en edad escolar y sólo él enferma de 600.000 a un millón de personas por año;
  • rotavirus, la principal causa de gastroenteritis severa en niños y que puede infectar a adultos expuestos a niños con el virus; los brotes pueden ocurrir en establecimientos geriátricos.

Estos virus se encuentran, con frecuencia, en el agua potable o en alimentos contaminados. Los síntomas de la gastroenteritis generalmente aparecen al cabo de cuatro a 48 horas después de la exposición al agua o alimentos en mal estado.

Las personas con el mayor riesgo de desarrollar gastroenteritis severa son, entre otros, los niños, los ancianos y las personas inmunodeficientes.

Síntomas

Cólicos abdominales

  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Naúseas
  • Vómitos

Los síntomas adicionales pueden ser:

  • escalofríos;
  • piel fría y húmeda;
  • sudoración excesiva;
  • fiebre;
  • rigidez articular;
  • incontinencia de heces;
  • dolor muscular;
  • alimentación deficiente;
  • vómito con sangre (rara vez);
  • pérdida de peso.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es prevenir la deshidratación, garantizando que el cuerpo tenga agua y líquidos suficientes.

Los líquidos y electrolitos (sales y minerales) perdidos en la diarrea o el vómito se deben reponer tomando líquidos adicionales. Incluso la persona que no es capaz de comer, debe tomar líquidos.

  • Los niños mayores y los adultos pueden tomar bebidas para deportistas tales como Gatorade, pero éstas no deben usarse para niños pequeños. En lugar de ello, existen soluciones de reposición de líquidos en farmacias.
  • NO hay que utilizar jugo de frutas (inclusive el jugo de manzana), refrescos o cola (con o sin burbujas), gelatina o caldo; todos tienen mucho azúcar, lo cual empeora la diarrea y no repone los minerales perdidos.
  • Beber cantidades pequeñas de líquido cada 30-60 minutos, en lugar de tratar de forzar cantidades grandes de una sola vez, ya que puede causar vómito. Para un bebé o niño de pocos años se debe usar una cucharita o jeringa.
  • La leche materna o la leche maternizada pueden continuarse junto con los líquidos adicionales. No es necesario cambiar a un preparado de soja para biberón.

El alimento se puede ofrecer asiduamente en poca cantidad. Los alimentos sugeridos abarcan:

  • cereales, pan, patatas (papas), carnes magras;
  • yogur, plátanos (bananos), manzanas frescas;
  • verduras cocidas.

Las personas con diarrea, a las que le resulte imposible tomar líquidos debido a las náuseas, necesitan líquidos intravenosos. Esto es especialmente válido en los niños pequeños y ancianos.

Los antibióticos no funcionan para los virus.

Los fármacos para disminuir la cantidad de diarrea (medicamentos antidiarreicos) no los deben consumir -ni adultos ni niños- sin prescripción médica, dado que pueden contribuir a que la infección dure más tiempo.

A las personas que toman diuréticos y tienen diarrea, el médico suele recomendar su suspensión durante un episodio agudo. Sin embargo, NO se debe dejar de ingerir ningún medicamento ya prescrito sin antes consultar al médico.

El riesgo de deshidratación es mayor en los bebés y niños pequeños, de manera que los padres deben supervisar muy de cerca el número de pañales mojados, cambiados por día, cuando su hijo está enfermo. Asimismo, se debe ejercer un control respecto a los ancianos.

Expectativas

La mayoría de las infecciones se resuelven de forma espontánea. No obstante, los niños y ancianos pueden enfermarse gravemente en razón de la deshidratación causada por la diarrea.

Complicaciones

El rotavirus provoca gastroenteritis severa en bebés y niños pequeños.La deshidratación puede llevar a la muerte en este grupo de edad.

Cuándo recurrir al médico

Se precisa atención médica si la diarrea persiste por más de varios días o si se presenta deshidratación. Asimismo, cuando surgen estos síntomas:

  • sangre en las heces;
  • confusión;
  • vértigo;
  • boca reseca;
  • desmayos;
  • náuseas;
  • ausencia de lágrimas al llorar;
  • falta de orina por ocho horas o más;
  • ojos de apariencia hundida;
  • fontanela (punto blando en la cabeza del bebé) hundida.

Prevención

La mayoría de los organismos infecciosos se transmiten por la falta de aseo de las manos. La mejor forma de prevención de la gastroenteritis viral es por medio de una adecuada manipulación de los alimentos y del lavado cuidadoso de las manos después de usar el baño.

Existen dos vacunas contra el rotavirus para su uso en niños. La vacunación contra el rotavirus la aconseja la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics ); RotaTeq.

En relación a la vacunación, se ha informado de un problema intestinal serio, llamado intrususcepción (el intestino se introduce en sí mismo y obstruye el paso de los alimentos), en un pequeño número de bebés que fueron vacunados. Se necesita la atención médica urgente en caso de dolor estomacal, vómitos, diarrea, sangre en las heces o un cambio en las deposiciones.

Fuente: Prevention of Rotavirus Disease: Guidelines for Use of Rotavirus Vaccine.. 2007; 119(1):171-82.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
27136
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.