Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

Gordon Brown abre paso a negociaciones políticas para intentar formar Gobierno

07/05/2010 13:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La confusión gana las elecciones británicas al dejar al país sin un partido con mayoría

Gordon Brown volvió esta mañana a Downing Street para dar una señal clara de que sigue siendo el primer ministro del Reino Unido después de que ningún partido consiguiera la mayoría absoluta en las elecciones generales de la víspera. Downing Street ha emitido una nota esta mañana anunciando que, de acuerdo a las disposiciones constitucionales, ahora empezarán conversaciones políticas para ver qué partido o partidos consiguen el apoyo del parlamento para gobernar. Hasta entonces, Brown sigue siendo el primer ministro.

Las elecciones que todos podían ganar se han convertido en las elecciones que todos han perdido. A falta de conocerse los resultados en una treintena de las 650 circunscripciones del Reino Unido, los conservadores se han adjudicado 291 escaños, los laboristas 251 y los liberales-demócratas 52 escaños. Las proyecciones de la BBC pronostican que, una vez acabado el recuento, los tories podrían sumar hasta 307 diputados, cerca, pero quizá no lo bastante cerca, de la mayoría absoluta.

Los resultados son decepcionantes para todos. Para Gordon Brown porque los laboristas han sufrido una derrota clamorosa, con la pérdida de cerca de un centenar de diputados. Para David Cameron porque, a pesar de enfrentarse a un Gobierno desgastado por 13 años en el poder, por una recesión económica sin precedentes y por la impopularidad de su primer ministro, no ha logrado hacerse con la mayoría absoluta. Pero también por los liberales-demócratas, cuya exigencia de reforma electoral ha quedado más reivindicada que nunca pero que no han conseguido transformar en votos y en escaños la irrupción de Nick Clegg en la campaña electoral. Puestos a perder, ha perdido también el prestigio del Reino Unido al dejar a miles de electores sin poder ejercer su derecho al voto por problemas de organización en las mesas electorales.

Se abre ahora un periodo de negociaciones políticas de las que difícilmente saldrá un Gobierno fuerte. Los conservadores consideran que Gordon Brown ha sido derrotado y que los votantes han dejado muy claro que no quieren que siga siendo primer ministro. Pero David Cameron tiene aún que demostrar que él mismo es capaz de formar una mayoría que fuerce la dimisión del actual primer ministro.

Más sobre

El líder liberal-demócrata, Nick Clegg, se declaró esta mañana "decepcionado" por volver al parlamento con menos escaños que antes "a pesar de que hemos logrado más votos y más porcentaje de voto que nunca". Clegg ratificó su posición de que los conservadores, con más votos y más escaños que nadie, deben ser los primeros en intentar formar Gobierno. Pero de su declaración pareció entenderse no tanto en el sentido de que Brown tenía que dimitir cuanto que Cameron debería ser el primero en negociar con los liberales un posible acuerdo de Gobierno. Y añadió que "lo que ha quedado claro en estas elecciones es que el sistema electoral está roto y no refleja la voluntad del pueblo".

Esta mañana tomaba cuerpo la posibilidad de que de estas elecciones acabe saliendo un Gobierno con dos objetivos fundamentales: asegurar la recuperación de la economía y ofrecer a los británicos en referéndum una propuesta de reforma electoral con la convocatoria de nuevas elecciones dentro de un año. Algunos analistas opinan que David Cameron debería llegar a un acuerdo con Clegg en esa línea, aunque luego pidiera el voto en contra en el referéndum sobre la reforma del sistema electoral.

Los comicios han sido más confusos aún de lo que predecían los sondeos. El trasvase de votos de los laboristas a favor de los conservadores no ha sido uniforme a lo largo del país, lo que hace mucho más difícil analizar qué ha pasado exactamente. Todos los partidos han ganado escaños que temían perder y han perdido algunos que daban por ganados.

En Irlanda del Norte, el ministro principal y líder del partido unionista, el DUP, perdió el suyo frente a la candidata de la Alianza, un partido no sectario que apoya con firmeza el proceso de paz. Su derrota parece más relacionado con las tribulaciones de su vida privada que con cualquier connotación política.

Fuente: elpais.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
1892
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.