Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlosarauz escriba una noticia?

I love Google´s Robot. Feliz Año 2014. La Tierra, ese puntito insignificante. Carl Sagan.

02/01/2014 23:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

I love Google´s Robot. Feliz Año 2014.

Simplemente con alejar el zoom de donde vivimos, de donde nos entristecemos y nos alegramos, de donde a veces los problemas nos parecen sin solución y nos comportamos como auténticos primates inferiores, podríamos ampliar la perspectiva y gracias a ello lograr encarar esa melancolía, esos problemas que parecen sin solución y simplemente dedicarnos a un objetivo. Ser felices.

La Tierra, nuestro hogar, es un planeta insignicante, que visto desde el espacio es un puntito más entre los miles de millones de puntitos que conforman el Universo. En ese puntito tan pequeño y tan bello la maldad, el odio, la envidia, la mentira, la venganza, la vulgaridad, la ambición desmedida, la depredación, parece que triunfan frente al bien, al amor, la verdad, el perdón, la compasión, la excelencia y el desarrollo sostenible. Puede ser así pero de todos y cada uno de nosotros depende que cada vez lo sea menos. Desde la Prehistoria hasta la Edad Contemporánea algo hemos mejorado al menos en la mitad del planeta. Os dejo este excelente vídeo en el que se puede apreciar nuestro planeta visto desde el espacio.

Muy interesante.

Os dejo el texto del pensamiento de Carl Sagan reflejado en el vídeo. No tiene desperdicio.

Mira ese punto. Eso es aquí. Eso es nuestro hogar. Eso somos nosotros. Ahí ha vivido todo aquel de quien hayas oído hablar alguna vez, todos los seres humanos que han existido. La suma de todas nuestras alegrías y sufrimientos, miles de religiones seguras de sí mismas, ideologías y doctrinas económicas, cada cazador y recolector, cada héroe y cada cobarde, cada creador y destructor de civilizaciones, cada rey y cada campesino, cada joven pareja enamorada, cada niño esperanzado, cada madre y cada padre, cada inventor y explorador, cada maestro moral, cada político corrupto, cada "superestrella", cada "líder supremo", cada santo y cada pecador en la historia de nuestra especie vivió ahí: en una mota de polvo suspendida en un rayo de sol. La Tierra es un muy pequeño escenario en una vasta arena cósmica. Piensa en los ríos de sangre vertida por todos esos generales y emperadores, para que, en gloria y triunfo, pudieran convertirse en amos momentáneos de una fracción de un punto. Piensa en las interminables crueldades cometidas por los habitantes de un lugar del punto sobre los apenas distinguibles habitantes de alguna otra parte del punto. Cuán frecuentes sus malentendidos, cuán ávidos están de matarse los unos a los otros, cómo de fervientes son sus odios. Nuestros posicionamientos, nuestra supuesta importancia, el espejismo de que ocupamos una posición privilegiada en el universo ... Todo eso lo pone en cuestión ese punto de luz pálida. Nuestro planeta es un solitario grano de polvo en la gran penumbra cósmica que todo lo envuelve. En nuestra oscuridad —en toda esa inmensidad—, no hay ni un indicio de que vaya a llegar ayuda desde algún otro lugar para salvarnos de nosotros mismos. Dependemos sólo de nosotros mismos. La Tierra es el único mundo conocido hasta ahora que alberga vida. No hay ningún otro lugar, al menos en el futuro próximo, al cual nuestra especie pudiera migrar. Visitar, sí. Colonizar, aún no. Nos guste o no, en este momento la Tierra es donde tenemos que quedarnos. Se ha dicho que la astronomía es una experiencia de humildad, y yo añadiría que también forja el carácter. En mi opinión, no hay mejor demostración de la locura que es la soberbia humana que esta distante imagen de nuestro minúsculo mundo. Para mí, recalca la responsabilidad que tenemos de tratarnos los unos a los otros con más amabilidad y compasión, y de preservar y querer ese punto azul pálido, el único hogar que jamás hemos conocido.

Carl Sagan (9 de noviembre de 1934 – 20 de diciembre de 1996)

¿Como?

Centrándonos en nuestra mejora personal. Entrenando nuestro cuerpo y ejercitando nuestra mente y formando nuestro intelecto. Haciendo planes factibles y llevándolos a cabo. Perdonando y reconociendo nuestros errores no forzados.

En definitiva queriéndonos un poco más y tratando de amar a los que merecen la pena y están a nuestro lado. Y tolerando lo mejor posible a todos aquellos que tratan de hacernos la vida imposible, soportando y tratando de comprender a los que nos atacan sin motivo.

Feliz Año 2014.

image

!Ojalá tengamos la posibilidad de realizar algunas de nuestras metas! !Ojalá podamos acertar en nuestras decisiones! y aunque nos caigamos, !Ojalá podamos levantarnos y aprender de la caída!

Adelante, siempre adelante.

Carlos Arauz


Sobre esta noticia

Autor:
Carlosarauz (228 noticias)
Fuente:
ilovegooglerobot.wordpress.com
Visitas:
4351
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.