Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Francisco Arias Solis escriba una noticia?

Gonzalo Torrente Ballester - Francisco Arias Solís

12/05/2010 18:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La voz del maestro de la narrativa española

EN EL CENTENARIO DE

GONZALO TORRENTE BALLESTER

(1910-1999)

Cuando hay dinero de por medio

es muy difícil la libertad.”

Gonzalo Torrente Ballester.

LA VOZ DEL MAESTRO DE LA NARRATIVA ESPAÑOLA

Gonzalo Torrente Ballester, muy conocido como crítico y ensayista, autor teatral, ha sido durante largo tiempo un escritor injustamente olvidado incluso de la crítica y sólo en fechas no muy lejanas ha obtenido una extensa audiencia, a raíz paradójicamente, de la aparición de una de sus novelas más difíciles, La saga/fuga de J.B. (premios Ciudad de Barcelona y de la Crítica). Autor de una obra extensa, de amplios intereses, que van de unos libros de corte realista a otros de predominio imaginativo, ocupando un destacado lugar en la novela española de finales del XX.

Gonzalo Torrente Ballester nace en la aldea de Serantes, Ferrol, A Coruña, el 13 de junio de 1910 y fallece en Salamanca el 27 de enero de 1999. Estudia bachiller en A Coruña y en 1926 inicia sus estudios universitarios en la Universidad de Santiago como alumno libre. Se matricula en Derecho en la Universidad de Oviedo, publicando sus primeros artículos en el diario ovetense El Carbayón. En 1929 se instala en Madrid e inicia sus estudios de Filosofía y Letras y frecuenta la tertulia de Valle-Inclán. En 1932 contrae matrimonio con Josefina Malvido. Tres años más tarde se licenció en Historia por la Universidad compostelana y ejerció como secretario local del Partido Galleguista. En 1936 es profesor auxiliar de Historia Antigua en la Universidad de Santiago. Con una beca marcha a París para preparar su tesis doctoral en La Sorbona. A los dos meses del inicio de la guerra provocada por la rebelión militar del general Franco, regresa a España y se afilia a Falange. Fue redactor, junto a Luis Rosales, Dionisio Ridruejo, Lain Entralgo y otros, de Jerarquía, revista de corta vida, cuyos únicos cuatro números aparecieron entre 1936 y 1938. En 1939 gana la oposición a catedrático de Instituto en Santiago. En 1949 obtiene una plaza de profesor en la Escuela Naval de Guerra de Madrid, ciudad en la que ejerce la crítica teatral en el periódico Arriba y en Radio Nacional de España. En 1958 tras la muerte de su primera esposa, contrae matrimonio nuevamente con Fernanda Sánchez-Guisande Caamaño. En 1962 firma, junto a un grupo numeroso de intelectuales, un manifiesto en el que se critica la política represiva del gobierno contra los mineros asturianos en huelga, lo que le cuesta su puesto en la Escuela Naval de Guerra. En 1964 regresa a Galicia y reingresa en la enseñanza pública en el instituto femenino de Pontevedra. En 1966, invitado por la Universidad de Nueva York, ejerce como profesor de Literatura Española en el campus de Albany. En 1973 regresa a Vigo y ejerce como profesor en el Instituto de La Guía. En 1975 se traslada al Instituto Torres Villarroel de Salamanca, ciudad en la que permaneció hasta su muerte. En 1975 fue elegido miembro de la Real Academia Española. Ha recibido, entre otros, el premio Príncipe de Asturias de las Letras, en 1982, ex aequo con Miguel Delibes, y el Miguel de Cervantes, en 1985.

El primer libro de Torrente Ballester, Javier Mariño (1943), le sitúa ya como un narrador facultado y a pesar de tratarse de una novela de tesis, aparece en perspectiva histórica como muy superior a la mediocridad literaria de las obras de sus camaradas de ideología falangista. El joven protagonista que abandona España al comienzo de la guerra civil, vive en París una intensa vida. El subtítulo de la novela “Historia de una conversión”, anuncia la recuperación de un escéptico señorito español para la causa nacional, conversión que se complica al haberse enamorado de una joven comunista. El segundo libro, El golpe de Estado de Guadalupe Limón (1946) es significativa en su evolución por manifestar ya entonces la tendencia del autor, confirmada posteriormente, hacia el humor irónico, y en ocasiones esperpéntico de corte valle-inclanesco, al presentar el derrocamiento de un dictador por una mujer en medio de una sucesión extraordinaria de aventuras. La próxima obra de Torrente destaca por la ambición de sus propósito. La trilogía Los gozos y las sombras -constituida por El señor llega (1957; premio de literatura dela Fundación March en 1959), Donde da la vuelta el aire (1960), y La Pascua triste (1962)-, considerada una de sus obras maestras y que ha sido brillantemente adaptada para la televisión. Situada en su Galicia natal e inmersa en el más objetivo realismo, la obra ofrece un retrato de la sociedad moderna española donde chocan distintas concepciones de la vida, posturas ideológicas y políticas, progreso y tradición, etc., representados por unos personajes de rica caracterización. Acorde con los tiempos, Torrente Ballester va progresando en su novelística hacia terrenos más imaginativos, abandonando parcialmente el realismo anterior. En Don Juan (1963), visión personal que recrea el viejo mito: se trata de, para algunos críticos, su mejor novela. De nuevo aparece el realismo en Off-side (1964), visión del Madrid moderno. Su libro La saga/fuga de J.B. (1972) es un título fundamental, que le situó entre los maestros de la narrativa española. Es autor, además, de Ifigenia (1949), Fragmentos de Apocalipsis (1977; premio de la Crítica), La isla de los jacintos cortados (1981; premio Nacional de Literatura), Filomeno a mi pesar (1988; premio Planeta), Crónica del rey pasmado (1989; llevada a la pantalla por Imanol Uribe), Las islas extraordinarias (1991), La muerte del decano (1992) y La novela de Pepe Ansúrez (1994), Los años indecisos (1997), entre otras. Entre sus obras de teatro se cuentan El viaje del joven Tobías (1938) o El retorno de Ulises (1946), y en su obra ensayística y diarística, Panorama de la literatura española contemporánea (1956), Teatro español contemporáneo (1957), El Quijote como juego (1975), Cuadernos de un vate vago (1982) y Torre del aire (1993).

La obra de Torrente Ballester es fundamentalmente realista

La obra de Torrente Ballester es fundamentalmente realista -aunque también ha explorado opciones experimentales-, culta, irónica e introduce un perspectivismo que mucho debe a Cervantes, de quien Torrente se considera atento discípulo, tal como, nos dejó dicho : “El escritor de quien más aprendí y a quien más debo”.

Francisco Arias Solís.

Cádiz con Garzón.

DEMÓCRATAS CON EL JUEZ BALTASAR GARZÓN

Asociación por una justicia democrática y una judicatura digna.

Internautas por la Paz y la Libertad y Foro Libre.

URL: Http://www.internautasporlapaz.org


Sobre esta noticia

Autor:
Francisco Arias Solis (324 noticias)
Visitas:
109
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.