Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Detective Salvaje escriba una noticia?

Golfus de Roma

02/06/2010 18:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Revisión de un pequeño clásico de la comedia musical

Existen películas que dignifican el género en el que se insertan, no tanto por cumplir a rajatabla los cánones que a ese género se le supone (que también) sino por aglutinar aspectos y referentes que hemos visto anteriormente pero que son tratados bajo el prisma contemporáneo, sin perder por eso su capacidad de seducción. De una película como Golfus de Roma podríamos enumerar los entresijos de su producción, su origen como musical de Broadway o el pedigrí de su reparto y de sus composiciones, encabezados por el inefable Stephen Sondheim al frente, que en esta ocasión se sirve del comediógrafo latino Plauto para hilvanar una historia en la que la comedia como género se sirve, en mayor o menor grado, de todos los acordes que la hacen un género complejo y esencial en la historia de la representación, sea ésta o no cinematográfica. Sin embargo, y con la intención de realizar un comentario que se aleje algo de los tópicos (que es lo que sucede cuando un film tiene, como en esta ocasión, más de cuarenta años) sería interesante valorar qué aspectos de la comedia son homenajeados en esta cinta que, pese a su origen teatral, mantiene el ritmo y la prestancia del cine como lenguaje artístico. Y gran parte de ese éxito podemos otorgárselo a un director como Richard Lester, al que algunos definirán como artesano (término éste que deambula entre lo peyorativo y lo honorífico), pero que da muestras de saber qué tiene entre manos, teniendo en cuenta todos los antecedentes comentados y todos los egos necesarios en una obra que se define por su coralidad.

Haremos, por lo tanto, un comentario fundamentado en la enumeración, porque en Golfus de Roma hallamos aspectos del vodevil, con puertas que se abren y se cierran, equívocos entre personajes, carreras arriba y abajo; aspectos paródicos, que encierran en sí mismos un clasicismo narrativo que parte del homenaje; aspectos de la comedia muda de Charles Chaplin y de Buster Keaton (no por casualidad es el personaje interpretado por éste último el que marca el tempo de la película, con sus tres actos de la comedia latina), especialmente del slapstick y de la comedia física; y todo ello ensamblado en un corpus que funciona como un reloj, sin que por ello el espectador sienta una ausencia de agilidad entre formatos.

Aunque quizás lo más destacable del film (o uno de los aspectos que hacen este título tan sugerente) es su respeto a los clásicos a los que hace referencia, sin menoscabo de que Golfus de Roma sea por derecho propio una de las cintas que aúnan tradición y modernidad. Más allá de su inclusión en la comedia musical norteamericana, la película mantiene presente no sólo su carácter de homenaje a autores como Plauto o Terencio (y si nos fuéramos más atrás, también al imprescindible Aristófanes), sino también su carácter de obra viva, de representación contemporánea, respetando y emulando la comedia de situaciones de los autores grecolatinos. De ahí que las citas sean elocuentes, empezando por el nombre de los personajes, como el protagonista de la función e instigador de la acción dramática, el esclavo Pseudolus (falso esclavo en griego), o los jóvenes Eros y Filia (amor y amistad), que dotan a la función de un poso cultural, recogido y transformado para la ocasión, un poso cultural que podríamos hacer avanzar hasta los resortes dramáticos de la commedia dell’arte, en una función en la que nos introducimos formando parte de lo que los críticos teatrales definen como “la escuela del espectador”, con el histriónico Zero Mostel dándonos entrada al teatro y presentando la acción como un ocurrente Dramatis Personae. Y si vamos más allá, hallaremos una soterrada crítica a cualquier sociedad estratificada (que, al fin y al cabo, todas las sociedades humanas lo son o lo acaban siendo), siendo la comedia el punto de apoyo a través del cual mostrar las contradicciones de un grupo humano concreto, con aquel soldado fanfarrón (Miles Gloriosus en el film y también el título de una de las obras más importantes de Plauto) a quien todos esperan y que ejerce de espejo crítico, de monigote al que lanzar los dardos de la ocurrencia y de la risa.

Quizás lo más destacable del film (o uno de los aspectos que hacen este título tan sugerente) es su respeto a los clásicos a los que hace referencia

Interesante adaptación de un mundo todavía vivo, Golfus de Roma es capaz de recuperar la esencia de la comedia como mito fundacional de la representación, sin dejar de lado su contemporaneidad y sin dejar que el respeto a los clásicos convierta al film en un referente anquilosado. Y eso, en un momento histórico en el que conceptos como modernidad o progreso son puestos cada día en entredicho no deja de ser un atrevimiento.


Sobre esta noticia

Autor:
Detective Salvaje (61 noticias)
Visitas:
7315
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.