Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Yis19 escriba una noticia?

¡Gol de crack!

21
- +
17/07/2019 20:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un particular domingo se vivió en Barranquilla, las tiburonas enamoraron a los más de 3.000 mil aficionados que se dieron cita en el Romelio Martínez

 Foto tomada por Vanessa Perdomo 

 

En el libro >el entrenador de fútbol> de Marco Bruno encontramos que el principal valor que se debe trabajar y fomentar en un futbolista es el valor de la eficacia, acompañado de la capacidad de juicio, toma de decisiones y simplicidad, como decía Johan Cruyff “jugar al fútbol es muy sencillo, pero jugar un fútbol sencillo es la cosa más difícil del mundo”.  Marco Bruno expresa en su libro que, como todos sabemos, un partido de fútbol en su tiempo regular dura 90 minutos, de los cuáles aproximadamente 30 minutos el balón está por los aires, afuera de la cancha o detenido esperando que alguien ejecute una falta, es decir, fuera del control de los jugadores. Para los 60 minutos restantes, suponiendo que sea un encuentro bastante disputado y que los equipos compartan la posesión del balón con un 50%, nos queda que cada equipo es dueño del balón un tercio del tiempo total (30 minutos), y como resultado cada jugador tiene contacto con el balón tan sólo de 2 a 3 minutos, dependiendo de la posición en la que juegue. Sí, es increíble de creer, y al yo leer esto puedo decirles que no quede del todo convencida, nunca había analizado eso, y de hecho me preguntaba cómo es posible que un futbolista entrene toda la semana para jugar un partido en el que sólo tiene ese tiempo para demostrar sus capacidades. ¿Qué hace el tiempo restante?, el autor nos responde; está corriendo, haciendo desplazamientos, referenciando la marca y haciendo movimientos tácticos específicos, poniendo así a prueba el alto grado de concentración que debe tener. Ya se comienza a entender aquella frase popular que dice que un jugador o jugadora antes de recibir el balón ya debe saber qué hacer con él. Me puse a la tarea de confirmar lo que había leído y busqué alguna de las jugadas en las que un jugador tuviera mucho tiempo contacto con el balón. Elegí aquel gol mítico de Lionel Messi frente al Getafe, conocido también como una jugada maradoniana, en donde parte desde la mitad de la cancha evadiendo rivales y se saca al portero para definir con pierna derecha. El tiempo desde que recepciona el balón hasta que dispara a portería es de 11 segundos, lo que quiere decir que se tendría que repetir esta jugada 6 veces para decir que Messi tuvo 1 minuto de contacto con el esférico en todo un partido.

Ante esto, podemos decir entonces que Yoreli Rincón tiene claro lo que es ser eficaz: saber qué hacer con la pelota en los pies, tener la claridad suficiente para tomar una decisión y ejecutar una jugada de calidad. En tan sólo 5 segundos nos demostró su talento y destreza, la 10 de las Tiburonas recibió un espectacular pase filtrado de Iranís Centeno, hizo recepción dirigida, dominó un par de metros, enganchó con pierna izquierda y definió de manera espectacular con derecha al palo más lejano de la portera, ¡un gol de crack!. Le bastó una sola oportunidad para demostrar por qué es de las máximas referentes del fútbol femenino en Colombia. Rincón llegó a Barranquilla para integrarse pocos días antes del primer encuentro de la liga femenina contra el Real San Andrés, ¿proceso de adaptación? en esta liga no hay tiempo para eso y ella lo dejó claro, las mujeres con este formato tan corto no pueden desaprovechar ni un instante, a diferencia de algunos hombres que duran hasta una temporada justificando su falta de rendimiento con la excusa de que no están adaptados. Ella junto a Daniela Montoya cumplieron con su principal tarea al ser llamadas para ser parte del Junior femenino: comandar y liderar a las Tiburonas. De ellas llegaron los goles y los momentos en los que mejor se comportó el equipo en la cancha, se conocen hace tiempo y han sido piezas fundamentales en versiones anteriores de la selección Colombia.

 

Video tomado por Vanessa Parra

La número 6 de las tiburones, Daniela Montoya, es la dueña del medio campo. La capitana ordena y maneja con solvencia los ritmos del partido y clarifica el juego de la junioristas, por lo tanto, será una ausencia importante para el club tiburón en las próximas 3 o 4 fechas. Montoya debe presentarse a la convocatoria de la selección para afrontar los juegos panamericanos que se llevarán a cabo en Lima-Perú del 26 de julio al 11 de agosto, no se sabe si ella estará presente contra el Cúcuta este domingo 21 de julio o si llegará a la convocatoria después de finalizado el encuentro. Su regreso sería para la última fecha de esta fase nuevamente con el Real San Andrés, pero de visitantes.

Las Tiburonas salieron victoriosas en su debut 2-0, hubo momentos muy buenos en los cuales pudimos ver circulación de balón y largos periodos de toques que animaban y deleitaban a la grada occidental, que quedó insuficiente para la cantidad de personas que llegaron al Romelio Martínez a disfrutar de este encuentro. Las principales falencias se presentaron en la línea defensiva, aunque en general el equipo rival se vio limitado colectiva e individualmente, las pocas acciones a su favor fueron muy bien controladas por la guardameta Jessica Velásquez, quién fue imbatible en el juego aéreo y en la situación más clara que tuvieron las rivales; un mano a mano en el que la delantera de Real San Andrés quedó sola para definir y la arquera tiburona hizo un achique preciso para evitar el tanto del equipo naranja.

Johannys Muñoz, dorsal número 30, estuvo siempre atenta para cubrir la espalda de la lateral por derecha y de su pareja en la zaga central

Cabe resaltar también el trabajo de una jugadora barranquillera, que ha estado vinculada al fútbol campo y al fútbol sala de la ciudad desde hace muchos años y quien el domingo nos dio cátedra de solidaridad con sus compañeras: Johannys Muñoz, dorsal número 30, estuvo siempre atenta para cubrir la espalda de la lateral por derecha y de su pareja en la zaga central. Con cierres oportunos, concentración y fortaleza física, “la mella” como es conocida, aprovechó sin lugar a dudas cada segundo que tuvo para aportar y mantener la ventaja lograda, por eso no se hizo esperar el reconocimiento y los aplausos de todos los espectadores.

 

                        

                        Video tomado por Vanessa Parra

Hay quienes creen que el fútbol no aporta nada más allá de diversión y entretenimiento, sin embargo, yo estoy absolutamente convencida de lo diferente que podrían ser las cosas si aplicáramos y trabajáramos por potencializar el valor de la eficacia. Pensar que nos estamos jugando todo el tiempo el partido de nuestras vidas, hacer que cada segundo cuente, saber que no tenemos oportunidades infinitas y por eso debemos vaciar las excusas, acabar con frases como “todo pasa por algo o por algo no pasa”, lo que pasa es consecuencias de las decisiones y lo que no, por la falta de ellas. Trabajemos en estar siempre listos para aprovechar cada momento, trabajemos por no dejar pasar nuestro momento de gloria.


Sobre esta noticia

Autor:
Yis19 (4 noticias)
Visitas:
935
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.