Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Prensa Libre Valenciana escriba una noticia?

Gobiernos y pueblos latinoamericanos, a seguir el ejemplo

25/10/2010 02:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

China, al igual que India, está creando una élite científico-técnica globalizada, capaz de competir con las élites de los grandes países desarrollados

Ricardo Osvaldo Rufino mir1959@live.com.ar

Durante los últimos años se registra un verdadero fenómeno en el escenario educativo de Estados Unidos de América: esto es un ritmo elevado de llegada de estudiantes extranjeros a sus universidades.

Según datos recabados por el Internacional Education Institute (publicado en un informe titulado “Estadísticas Anuales de Estudiantes Extranjeros”), la mayor parte de los 572 mil estudiantes universitarios extranjeros provienen de países asiáticos. En total, hay 325 mil estudiantes de ese origen y 68 mil latinoamericanos. El país con más universitarios en los Estados Unidos es India, con 80 mil estudiantes, seguido por China, con 62 mil, Corea del Sur, con 52 mil y Japón, con 46 mil. O sea que únicamente los indios conforman un grupo mayor a todos los latinoamericanos juntos. México tiene apenas 13 mil estudiantes universitarios en los Estados Unidos, Brasil y Colombia unos 8 mil cada uno, la Argentina 3.600 y Perú 3.400. Y la tendencia, según estas estadísticas, indica que esta brecha se ampliará: mientras que India y China aumentaron el último año en 13 y 11 por ciento, respectivamente, la participación de sus estudiantes en universidades estadounidenses, el número de latinoamericanos permaneció estancado, y el de sudamericanos cayó.

Para colocar a este tema en perspectiva, es fundamental afirmar que China, al igual que India, está creando una élite científico-técnica globalizada, capaz de competir con las élites de los grandes países desarrollados. Ambos gigantes asiáticos lo están logrando no sólo al modernizar sus casas de altos estudios, sino al enviar una enorme masa de estudiantes a las mejores instituciones educativas de los Estados Unidos y Europa. No solamente lo están haciendo estas dos naciones: se constata en los últimos años una verdadera avalancha de estudiantes provenientes de Corea del Sur, Japón, Singapur y otros países asiáticos.

Esta no es una buena noticia para América Latina. Significa que los asiáticos están creando una clase política y empresarial más globalizada que los países latinoamericanos, lo que en el futuro próximo les dará mayores ventajas en el mundo de los negocios, las ciencias y la tecnología. Si el consenso entre los académicos y entendidos en esta materia de todo el mundo es que los Estados Unidos y Europa cuentan con las mejores universidades, como lo dicen los rankings de “The Times” de Londres y la Universidad de Shangai, no resulta necesario ser un futurólogo para sospechar que en plena era de la economía del conocimiento, quienes se gradúen allí saldrán mejor preparados y tendrán mejores conexiones personales y culturales con los países industrializados.

Más sobre

Al respecto, esto señala el periodista y escritor Andrés Oppenheimer en su libro “Cuentos chinos”, en el que ofrece un profundo panorama de la educación considerado a nivel internacional:

“La obsesión por el estudio no es un fenómeno que se da sólo en China, sino en toda Asia. Al igual que en China, los niños en Corea del Sur, Singapur y varios otros países de la región estudian casi el doble de horas diarias que los de Estados Unidos o de América Latina. En Corea del Sur, el promedio de horas de estudio diarias de los alumnos de primaria es de diez horas, el doble que en México, Brasil o Argentina”.

Sobre el particular, se debe destacar que una gran cantidad de argentinos, producto de su ignorancia, posee una visión anticuada y plena de prejuicios con respecto a la actualidad del Sudeste asiático. Continúan creyendo que esta es una región del mundo atrasada. Sin embargo, está claro que naciones como Malasia, Tailandia, Taiwán (China Nacionalista), Vietnam, Indonesia, Singapur –además de China, India, Japón y Corea del Sur- durante el transcurso de estos últimos lustros han incorporado tecnología aceleradamente, elaboran productos industriales que se caracterizan por su valor agregado, exportan los mismos a países de muy diversas latitudes, sus ciudades hoy aparecen totalmente renovadas y sorprenden a los visitantes por su modernidad y desarrollo urbanístico (como un icono y ejemplo evidente y demostrativo de éste último, tenemos las ya famosas “Torres Petronas”, construidas en Kuala Lumpur, capital de Malasia, diseñadas por el arquitecto argentino César Pelli y que fueron las partes componentes del edificio más alto del mundo entre 1998 y 2003).

En definitiva, estas cifras y datos deben posibilitarnos reflexionar sobre las verdaderas causas de este avance, sorprendente para muchos. Los motivos no son otros que una decidida apuesta, que realizaron no sólo los gobiernos sino también los ciudadanos de los mencionados países del continente asiático, por la expansión de la educación y el desarrollo de la ciencia y la tecnología.

Gobiernos y pueblos latinoamericanos, a seguir el ejemplo…


Sobre esta noticia

Autor:
Prensa Libre Valenciana (108 noticias)
Visitas:
1867
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.