Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El Gobierno sirio desmiente la versión sobre la muerte de un niño de trece años, presuntamente torturado

01/06/2011 18:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno sirio ha desmentido la versión sobre la muerte de un adolescente de trece años, cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo y se han convertido ya para muchos en Siria en símbolo de las protestas contra el régimen de Bashar al Assad, asegurando que éste no fue torturado y que la demora en la entrega del cuerpo a su familia se debió a que no había sido identificado.

En un reportaje en la televisión estatal siria, emitido anoche y del que hoy se hace eco la agencia oficial SANA, se explica que el menor, Hamza al Jateeb, había sido convencido, junto a otros chicos, por hombres armados para atacar un recinto militar en la zona de Said, en la ciudad de Deraa (sur), de donde era originario el adolescente, el 29 de abril pasado.

Una vez en el recinto, se produjeron disparos y el menor fue encontrado muerto y trasladado con el resto de víctimas --entre ellas el máximo responsable militar del lugar-- al hospital. Según el juez encargado del caso, Samer Abbas, a última hora de ese mismo día y tras realizarle los exámenes médicos y legales pertinentes y conseguir identificarle, fue entregado a su familiares en el Hospital Nacional de Deraa el 21 de mayo.

El juez asegura que "Al Jateeb falleció mientras estaba dentro del recinto militar de varias heridas de bala sin que hubiera ninguna señal de tortura en el cuerpo". Esta versión coincide con la ofrecida en el reportaje por el forense Akram al Shaar, que realizó la autopsia.

De acuerdo con el forense, el chico presentaba tres heridas de bala que le provocaron la muerte, como demostró la radiografía que se le practicó. "No había ninguna señal de violencia, resistencia o tortura o ningún tipo de moratón, fractura o corte" en su cuerpo, asegura Al Shaar, que atribuye la demora en la entrega a que hacía falta identificar el cadáver.

Según el forense, las fotos del cuerpo que han mostrado varios medios internacionales en los últimos días fueron tomadas cuando el cuerpo del menor estaba en avanzado estado de descomposición, de ahí el contraste con las imágenes tomadas por el Departamento Forense tras la muerte.

Según la agencia oficial SANA, el presidente Bashar al Assad se reunió ayer con la familia de Hamza al Jateeb y les expresó sus condolencias por la muerte de su hijo, sobre la que tuvo ocasión de hablar con ellos en detalle.

El padre de la víctima dijo después que el presidente había sido muy "amable" y les prometió que cumpliría con todas las demandas del pueblo y haría las reformas necesarias para servir a los intereses de los sirios, siempre según la agencia oficial. El hombre destacó igualmente que fue Al Assad quien les invitó a escuchar lo que ocurrió a su hijo.

Por su parte, el ministro del Interior, el general Mohamad Ibrahim al Shaar, ha ordenado la formación de un comité de investigación encabezado por el viceministro del Interior para determinar las circunstancias de lo ocurrido al menor y darlas a conocer posteriormente a la opinión pública. Está previsto que el comité comience a funcionar hoy mismo.

LA OTRA VERSIÓN

Esta versión contrasta con la que se ha ofrecido a través de un vídeo en YouTube que ha tenido un gran eco en Internet y con la de grupos de Derechos Humanos, que aseguran que el pequeño fue torturado y abatido por las fuerzas de seguridad sirias.

En él, lo que parecen ser dos médicos muestran las heridas que sufrió Al Jateeb, cuyo cuerpo está visiblemente hinchado, con orificios de bala en sus brazos, estómago y pecho, sí como cardenales en sus extremidades. Asimismo, aunque la imagen está pixelada, se asegura que al pequeño le cortaron el pene.

"Los levantamientos necesitan símbolos (...) estos casos individuales son sintomáticos y representan a cientos de otros casos de los que podría no informarse y que son igualmente horribles", ha subrayado el experto en Siria y Líbano de Human Rights Watch (HRW), Nadim Houry, citado por Reuters.

"Lo que es más importante es que esto forma parte de una tendencia más amplia de creciente tortura que muestra lo sistemática que la tortura ha sido para las personas detenidas en Deraa, incluidos niños. Hace saltar las alarmas de que todavía hay cientos de personas, si no más, cuya suerte aún se desconoce", ha incidido.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1585
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.