Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El Gobierno dice que las protestas podrían pasar "en cualquier país democrático" y defiende su actuación

16/02/2011 19:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El Gobierno de Bahréin ha defendido este miércoles su actuación frente a la ola de protestas que sacude la isla desde hace tres días y que ha dejado al menos dos muertos, subrayando que se ha ordenado ya una investigación de los hechos y justificando que las manifestaciones podrían ocurrir "en cualquier país democrático del mundo".

En un comunicado publicado por la agencia oficial BAN, el ministro de Exteriores, jeque Jalid bin Ahmed bin Mohamed al Jalifa, ha confirmado que el programa de reformas para garantizar la separación de poderes, los Derechos Humanos y la libertad de expresión propuesto por el rey Hamad bin Isa al Jalifa sigue en marcha.

Según el ministro, las protestas que está viviendo desde el domingo Bahréin "podrían ocurrir en cualquier país libre y democrático". Asimismo, ha defendido que el Gobierno respondió "rápidamente y con responsabilidad" formando un comité especial a petición del monarca para investigar la muerte de los dos manifestantes y garantizar que los responsables son castigados.

En este sentido, ha precisado el titular de Exteriores, "el Ministerio del Interior (...) puso bajo custodia a los sospechosos de estar implicados en los dos casos, pasos que dejan claro que el reino de Bahréin no aprueba el uso excesivo de la fuerza en ningún momento".

Un manifestante había muerto el lunes durante las protestas en Manama, presuntamente por un disparo de las fuerzas de seguridad, mientras que un segundo falleció ayer durante el funeral del primero en los choques que se produjeron entre los asistentes y las fuerzas del orden.

PIDE NO PREJUZGAR DE ANTEMANO

Tras asegurar que la comisión investigadora llevará a cabo su labor "de forma imparcial y transparente", el jeque Jalid pidió a otros países y organismos internacionales que "se apeguen a la verdad y no prejuzguen las cosas antes de las conclusiones" de la investigación.

Según el ministro, la rápida respuesta del Gobierno a "estos desafortunados incidentes demuestra que es un país gobernado por el estado de derecho y por instituciones constitucionales". Asimismo, recordó que la libertad de expresión "está garantizada" por la Constitución y las leyes del país, "que deben ser respetadas por todos".

Por su parte, el rey ha visitado este miércoles el mando general de las Fuerzas de Defensa de Bahréin (BDF), donde le han informado sobre los preparativos para proteger el país y garantizar la seguridad de los ciudadanos, según BNA.

El monarca subrayó la "necesidad de mantener la seguridad y la estabilidad del país" y destacó que "se han abierto de par en par las puertas" para que los ciudadanos puedan "expresar sus opiniones libre y pacíficamente y conforme a las leyes" del país. En este sentido, según la agencia oficial, elogió "el clima de libertad y democracia que impera en Bahréin".

LAS PROTESTAS SE INTENSIFICAN

Entretanto, las protestas se intensifican. Más de un millar de personas participaron en el cortejo fúnebre del último fallecido esta mañana, según informa Reuters. Además, unas 2.000 personas están acampadas en una importante rotonda en el centro de la capital con la esperanza de emular lo sucedido en la plaza Tahrir de El Cairo y reclamando un cambio de gobierno.

"El pueblo reclama la caída del régimen", coreaban los manifestantes, mientras los hombre golpeaban sus pechos, en un gesto de duelo que es distintivo de la rama chií del Islam.

Los manifestantes quieren la salida del primer ministro, jeque Jalifa bin Salman al Jalifa, que ha gobernado la isla desde la independencia de Reino Unido en 1971. Por ahora no han pedido un cambio en la cima, donde su sobrino el rey Hamad bin Isa al Jalifa tiene el control último sobre los 1, 3 millones de habitantes, la mitad de ellos extranjeros.

Cerca del epicentro de la protesta en Manama, la Rotonda de la Perla, la Policía mantenía hoy sus distancias, apostada en decenas de coches. El Ministerio del Interior ha asegurado que todas las carreteras de la isla están abiertas. Bahréin tiene una extensión de unos 750 kilómetros cuadrados.

Por otra parte, según informa Reuters, en la localidad suní de Riffa, lugar de nacimiento de muchos de los miembros de la familia real, al menos mil partidarios del Gobierno se manifestaron hoy enarbolando banderas y fotos del rey para mostrar su respaldo.

PETICIONES DEL PARTIDO OPOSITOR

Por otra parte, el principal grupo opositor chií Wefaq, que ayer anunció que boicoteará el Parlamento en protesta por la represión de las fuerzas de seguridad, ha anunciado que mantendrá conversaciones con el Gobierno este mismo miércoles.

"Apoyamos a la gente que está aquí. No somos nosotros los que tomamos las decisiones", señaló Ibrahim Mattar, un parlamentario de Wefaq que ha participado en el funeral de hoy. "La gente es la que toma las decisiones", defendió, precisando que su partido pedirá la elección directa del primer ministro.

Posteriormente, el líder de Wefaq, jeque Alí Salman, ha indicado que su partido respalda las protestas, que calificó como "internas", según informa el diario 'Financial Times'. Asimismo, reclamó un calendario concreto que lleve al establecimiento de un Parlamento democráticamente electo y a una nueva Constitución.

"No estamos buscando un gobierno religioso, queremos un estado democrático, en el que el poder esté distribuido de una forma pacífica mediante elecciones justas, y para esto necesitamos muchos cambios constitucionales", ha advertido Salman, aclarando que aunque se mantendrán conversaciones con el Gobierno sus diputados no volverán al Parlamento por el momento.

Tras asegurar que no tiene ninguna ambición personal de poder, ha advertido de que los jóvenes son los que están liderando las protestas y que los congregados en la plaza de la Perla podrían permanecer ahí durante meses para conseguir sus derechos. Por último, ha adelantado que su partido participará junto con otros grupos de la oposición en una marcha hacia la citada plaza este sábado.

Bahréin era considerado el país más vulnerable del Golfo a los levantamientos populares en una región en la que, en un pacto no escrito, los gobernantes han cedido una parte de su riqueza petrolera a cambio de sumisión política. El descontento se ha expresado en disturbios esporádicos desde mediados de los 1990, mucho antes de los últimos acontecimientos en Túnez y Egipto.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1731
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.