Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

El Gobierno corrige las previsiones de crecimiento y deberá elevar impuestos para controlar el endeudamiento

06/04/2009 17:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)
El Gobierno británico se ha visto obligado a corregir las previsiones de crecimiento económico manejadas en el ajuste presupuestario de final de año y deberá elevar los impuestos para reconducir el severo endeudamiento que ya presentan las arcas públicas si quiere garantizar el nivel del préstamo bajo control a medio plazo.

El ministro del Tesoro, Alistair Darling, ya había admitido este fin de semana que había subestimado la gravedad de la recesión y el Instituto de Estudios Fiscales (IFS, en sus siglas en inglés) advirtió hoy de que el Ejecutivo deberá recaudar unos 39.000 millones de libras anuales extra hasta 2016 para mantener la deuda controlada.

Se trata de una cantidad adicional a los 38.000 millones ya anunciados por Darling el pasado mes de noviembre y, según el IFS, significaría que si el dinero se recabase íntegramente a partir del incremento de la presión fiscal sobre los ciudadanos, las economías domésticas experimentarían de media una subida de 1.250 libras anuales. De no hacerlo vía impuestos, será necesario afrontar cinco años de congelamiento del gasto público.

En este contexto, el ministro dará cuenta del proyecto presupuestario el próximo 22 de abril, la fecha más tardía de los 12 años de Gobierno laborista. El objetivo de este retraso era comprobar los resultados de la cumbre del G-20 celebrada el pasado día 2, en la que se debatió la posibilidad, finalmente descartada, de acometer una estrategia consensuada de nuevos estímulos fiscales.

REUNIÓN

En este sentido, el propio Darling participó hoy en la reunión convocada por el primer ministro británico, Gordon Brown, en su residencia oficial de Downing Street para evaluar junto a los responsables de las instituciones financieras, el Banco de Inglaterra (BoE) y la Autoridad de Servicios Financieros (FSA), las medidas de la cumbre del jueves.

Además, el titular del Tesoro deberá plantear la revisión de las previsiones para el endeudamiento del sector público, que según el IFS podría llegar a los 150.000 millones anuales en el próximo trienio, un nivel superior al 10 por ciento del PIB de Reino Unido.

Esta drástica revisión de las perspectivas de crecimiento podrían llevar a cifrar entre un 2,5 por ciento y un tres por ciento la contracción de la economía para el presente ejercicio, lo que supondría el peor saldo desde la II Guerra Mundial. Como resultado, el nivel de préstamo superará ampliamente los 118.000 millones apuntados a final de 2008 y sus efectos conllevarían importantes subidas fiscales y un severo recorte del gasto público.

REVISIONES

Asimismo, podrían revisarse los mínimos establecidos en el ajuste presupuestario que llevaron al 45 por ciento la tasa para los que ganan más de 150.000 libras, además de otras medidas clave del proyecto, como la rebaja de 2,5 puntos que llevó al IVA al mínimo del 15 por ciento admitido en la Unión Europea, y que podría experimentar una subida hasta el 18,5 o el 19,5 por ciento.

Con todo, paralelamente Darling aspira a articular medidas concretas para los más afectados por la recesión, aprovechando las decisiones adoptadas en el G-20 que, según él, ayudarán a que sea "más corta de lo que de otra manera habría sido". En este sentido, uno de los objetivos primordiales de la reunión de hoy en Downing Street pasa, precisamente, por estudiar cómo las apuestas de la cumbre pueden aplicarse de inmediato para obtener resultados en Reino Unido.

Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
2313
Tipo:
Suceso
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.