Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Un gobernador local rechaza pacto con los Beltrán Leyva

22/12/2009 17:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El gobernador de Morelos, Marco Antonio Adame, rechazó este martes que su estado haya realizado un pacto con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva, asociados al cártel del Golfo, para que sus sicarios limpiaran las calles de ladrones, violadores y secuestrados a cambio de protección policial, aunque reconoció "la complicidad" de elementos de Inteligencia y contrainteligencia para facilitar los movimientos de los hermanos en este estado.

Arturo Beltrán Leyva, conocido como 'El Barbas' o 'El Jefe de los jefes', fue abatido la semana pasada en su residencia de lujo en la ciudad de Cuernavaca junto a otros cuatro sicarios del grupo por infantes especiales de la Marina, en el estado de Morelos, aunque el gobernador de Morelos aseguró, en una entrevista con el diario 'El Universal', que desconocía que residía en este estado.

"No acepto bajo ninguna circunstancia que tuviéramos conocimiento. En el momento en que hubiéramos tenido conocimiento de la presencia de un elemento así, nuestra obligación es notificarla, reportarla y coordinarnos para inhibir su daño", explicó al diario mexicano.

Adame admitió en cambio que sí tenían "la evidencia de que había un avance y penetración del cártel de los Beltrán Leyva en varios estados que forman una región que representa su territorio, donde estaba incluido Morelos y que por lo mismo teníamos que estar coordinados y atentos para actuar". En este sentido, admitió que el crimen organizado en Morelos como en otros estados del país presenta "una escalada de capacidades".

NO SE MOVÍA CON FACILIDAD

A su juicio, Arturo Beltrán Leyva no se movía con facilidad por este estado. 'El Jefe de los jefes' instaló en Cuernavaca su cuartel general después de que en enero de 2008 los hermanos Beltrán Leyva rompieron con el cártel de Sinaloa para ligarse con el del Golfo tras la detención de Alfredo, el único de los hermanos que ha sido encarcelado hasta ahora.

"No lo hacía con facilidad (...) No se mueven de manera fácil, lo hacen con la complicidad de sistemas intrincados de inteligencia y contrainteligencia, buscan mezclarse en distintas zonas del país, tienen procedimientos sofisticados y prestanombres para enmascarar sus operaciones", admitió el gobernador de Morelos, quien admitió que el estado entero permanece "en alerta" tras la muerte del hasta entonces tercer capo más buscado por las autoridades mexicanas.

El gobernador, médico cirujano de 49 años, admitió la importancia del "golpe" contra uno de los hermanos Beltrán Leyva sobre todo porque éste tenía acceso a "poderosos recursos logísticos, de dinero, de comunicación, de operaciones que trascienden fronteras nacionales y locales", aunque admitió que no fue informado del operativo en el que cayó abatido Beltrán Leyva.

COMBATIR LA INFILTRACIÓN

El gobernador de Morelos admitió "la necesidad de unificar acciones para cerrar filas contra el crimen organizado" en Morelos e identificó a los policías municipales como "los eslabones más débiles" a la hora de combatir la infiltración del narcotráfico en las estructuras del Estado.

En cualquier caso, aseguró que el estado de Morelos trabaja "de manera coordinada" con el Gobierno de Felipe Calderón para "identificar a miembros de cuerpos de seguridad o de justicia que quedaron al alcance de las tácticas de coacción o de corrupción de estos delincuentes organizados".

"Cuando son detectados son sometidos a la justicia", aseguró. "Cuando se detecta alguna responsabilidad, una traición o una acción donde un miembro de policía o de seguridad cede a estas presiones o amenazas siempre se busca actuar en contra de esas prácticas", concluyó.

EL IMPERIO DE UN CAPO

Arturo Beltrán Leyva logró extender su control, gracias a la complicidad de militares y policías corruptos, por más de 15 municipios del estado de Morales, bastión del clan de los hermanos Beltrán Leyva desde que se desligaron del cártel de Sinaloa en 2008, de acuerdo con informes de la Procuraduría General a los que ha tenido acceso el diario 'El Universal'.

El control del capo era especialmente intenso en Cuernavaca, sede de sus operaciones desde enero de 2008, donde ejercía control absoluto en los municipios de Emiliano Zapata, Tepoztlán, Jiutepec, Temixco, Xoxocotla, Puente de Ixtla y Tehuixtla.

También era especialmente significativo el control que ejercía en la región de Cuautla, en el estado de Morelos, a través de uno de sus principales sicarios, identificado como Édgar Valdés, alias 'La Barbie'. Los hermanos Beltrán Leyva controlaban sobre todo los municipios de Anenecuilco, Cocoyoc, Oaxtepec, Peña Flores, Yecapixtla, Apatlaco, Ciudad Ayala y Tenexpango, en Cuautla.

Juntos controlaban además los municipios y localidades de Santa Rosa Treinta, Zacatepec, Tlaltizapán, Tlaquiltenango, Ánimas, Tlatenchi, Pedro Amaro y Nexpa, en la región de Jojutla, en el estado de Morelos.

Arturo Beltrán Leyva, junto con sus hermanos Hector, Mario, Carlos y Alfredo ejercieron de poderosos comandantes del cártel de Sinaloa bajo el liderazgo de Joaquín Guzmán Loera, alias 'El Chapo' hasta la detención de Alfredo, conocido por el alias 'El Mochomo'. Los hermanos Beltrán tenían a su cargo a dos grupos de sicarios conocidos como 'Los Pelones' y 'Los Güeros' con presencia en los estados de Guerrero y Sonora, respectivamente.

Los hermanos Beltrán Leyva, uno de los clanes principales que controlan las rutas del tráfico de drogas en el centro y sur del país, rompieron con Guzmán Loera en enero de 2008 tras la detención de Alfredo por las fuerzas especiales y se unieron a los jefes del cártel del Golfo, organización criminal ligada a 'Los Zetas' que controla el trafico de drogas hacia el estado de Texas y la costa este de Estados Unidos.

Por su parte, el sicario Edgar Valdez, conocido también como 'El Tigrillo', logró ampliar el control de los hermanos Beltrán Leyva no sólo a los estados de Guerrero y Sonora, sino también a los de Chiapas, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, al estado de México y al Distrito Federal.

Arturo Beltrán Leyva, también conocido por sus alias 'La Muerte', 'El Barbas', 'Jefe de los Jefes' o 'El Botas Blancas', tiene el dudoso honor de aparecer en la lista de narcotraficantes más buscados en todo el mundo, algo que demuestra que su poder e influencia en el mundo de las drogas trasciende Colombia, México y Estados Unidos.

Beltrán Leyva, junto con Guzmán y otros narcotraficantes, fue acusado en Estados Unidos de introducir unas 200 toneladas de cocaína y heroína entre 1990 y 2008 en territorio estadounidense. El Gobierno mexicano se comprometió a dar una recompensa por su cabeza de 2, 4 millones de dólares.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
7005
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.