Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Katbyan escriba una noticia?

Gestión de proyectos II. Gestión en cascada vs Scrum manager

10/03/2011 21:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El análisis comparativo de ambas modalidades de gestión de proyectos lo vamos a realizar sobre la ejecución del proyecto más importante a ejecutar, y del que nadie puede escapar: nuestro propio proyecto de vida. Hoy basaremos nuestro proyecto en Scrum manager

Lo primero que vamos a hacer es presentar nuestra visión del proyecto: Quiero tener una vida feliz.

Una visión, similar al objetivo marcado para nuestro anterior proyecto vital, en cascada. Los presupuestos con los que vamos a trabajar son los mismos: nos vamos a basar en un individuo nacido en un país desarrollado, que tiene disponibles y asegurados recursos básicos como la alimentación y la formación, así como el acceso a un sistema de pensiones tras su jubilación, y disfrutará de una óptima salud durante su vida. Durante los años en que el individuo sea menor de edad, serán sus progenitores los que tomen las decisiones por él. Por último, obviamente la presentación habrá de ser simplista por lo amplia que es una vida, y lo escaso del espacio disponible para redacción.

Todos los días vamos a realizar una tarea, el individuo se preguntará, siempre a la misma hora, ¿ayer fui feliz? ¿qué me lo impidió? ¿qué voy a hacer hoy para ser feliz?. Tres sencillas preguntas, 5 minutos.

El individuo además deberá hacer una pila de logros que desea que formen parte de su vida (durante su minoría de edad serán sus padres o tutores), van a ser las mismas que en el artículo anterior: alta capacitación, pareja estable, puesto de trabajo estable, vivienda espaciosa en una zona residencial, puesto de trabajo bien remunerado, dos hijos y una mascota, dos automóviles, una gran cantidad de gadgets, una segunda vivienda, una buena pensión de jubilación... Vamos, ¿quién no dice que ésta no es una vida envidiable a la que aspiramos todos?.

Cada una de estos deseos, se estructurará en pilas de acciones para conseguirlos, cada dos semanas aproximadamante, identificará qué cosas tendrá que hacer para conseguir el logro en el que está trabajando y, al finalizar esas semanas analizará si ha conseguido ejecutar las tareas previstas, si ha encontrado dificultades en su ejecución, y definirá las nuevas tareas para continuar con el logro del objetivo en las siguientes semanas. Durante su época de infancia serán sus padres o tutores quienes ejecutarán esta labor. Con estas pequeñas ideas, el individuo comienza su trasiego por la vida.

Duante sus primero años, el niño se está capacitando, ¿para qué? para ser feliz, quincenalmente sus padres analizan lo que va a hacer el niño en las siguientes semanas: ir a la escuela, nadar, ir al parque, ... diariamente se preguntarán si están evolucionando hacia el objetivo, parece que sí. Quincenalmente, cuando preparen su siguiente plan de actividades, puede surgir la primera cuestión relevante: el niño parece apagado, ¡vaya, es que pasa poco tiempo con los padres! Estamos cubriendo el logro capacitación pero nos desviamos de nuestra visión, de la felicidad. Toma de decisiones, cambio de acciones, hay que jugar más con el peque. Finalizada la etapa infantil, el niño ha sido muy feliz.

Todos los días vamos a realizar una tarea, siempre a la misma hora, ¿ayer fui feliz? ¿qué me lo impidió? ¿qué voy a hacer hoy para ser feliz?. Tres sencillas preguntas, 5 minutos

Como el proyecto está definido por una visión, continuamos el proyecto, continuamos mejorando y evaluando a lo largo de la vida del individuo. Sobre sus estudios superiores, el individuo decide que deberán ser aquellos que le faciliten el acceso a un trabajo digno. Bien, pero tiene otras inquietudes, estupendo. Comienza su formación buscando el logro capacitación, pero identifica en una de sus revisiones quincenales que no es suficiente, se siente formado, pero le falta una chispa de vida. La analiza, bueno me gustaría acceder a otros conocimientos distintos, que me llenen más, sin perder mi capacitación. Estupendo, se apunta a un seminario de escultura, pues le encanta el arte. Diariamente, realiza su análisis, hoy ha sido un gran día, o no, pero mañana si podrá serlo. Va transcurriendo su período de capacitación y, finalmente acaba sus estudios satisfecho, orgulloso y feliz. Ha ido adaptando sus logros y tareas en pos de su visión, día a día, semana a semana.

A partir de aqu, í comienza otra fase de su vida: pareja, casa, trabajo, hijos. En todos estos logros ocurrirá lo mismo; quizá conoce la pareja más bella del mundo, pero puede que al final de cada día cuando se pregunte ¿has sido feliz?, la respuesta sea sí, entonces adelante, y para el nuevo día además voy a trabajar para que mi relación con ella sea aún más satisfactoria. Este logro no sólo lo consigue, lo supera!!!

En su trabajo, consigue un estupendo puesto, estable, reconocido, .. aciago. No se siente a gusto, mal entorno de trabajo, largos períodos separado de su querida pareja, sin tiempo para él. Análisis tras análisis diario, surge siempre la misma cuestión: no soy feliz en mi trabajo, y está reduciendo mis niveles de felicidad con mi pareja, mi familia. El logro actual no lo tengo bien identificado, pues me está alejando de mi visión. He de provocar una transformación. Tomada la definición del logro trabajo se transforma, estabilidad, reconocimiento, pierden importancia y pasa a ser más importante el tiempo personal, ambiente adecuado, trabajo que comprometa... Sobre estas premisas, se definen nuevas tareas para la siguiente quincena: intento provocar el cambio desde mi posición actual, voy a intentar transformar mi puesto según mis nuevas premisas. La primera quincena no se logra completamente, pero ocurren pequeños cambios de actitud alrededor, la evaluación reporta que, si bien aún no es feliz, ya no es tan desdichado, y se siente comprometido en continuar en esta línea. Si finalmente lo consiguió, no lo sabemos, pero día a día sentía transformar jornadas laborales aciagas en al menos, jornadas laborales estables emocionalmente.

Bueno, podríamos seguir con el ejemplo en las siguientes fases de la vida del individuo, pero creo que quizá lo más importante sea recuperar los conceptos: tiene una visión con la que se siente comprometido, su felicidad. Se plantea un paquete de logros que entiende le llevarán a su consecución, y éstos los desglosa en paquetes de tareas que podrá ejecutar en períodos determinados. Diariamente, revisa si se siente feliz, por qué sí o por qué no, y qué hará en el nuevo día para conseguirlo. Cada dos semanas revisa las tareas que ha ejecutado para avanzar en sus logros, y lo importante es que si el análisis le lleva a descubrir que se está desviando de su visión, podrá eliminar, transformar, redefinir, o lo que sea necesario, sobre sus logros para asegurar que cada vez se acerca más a su visión. Cada dos semanas podrá tomar decisiones que le empujen a su caminio, a su felicidad.

Como resultado, este individuo que ha gestionado su vida con el framework scrum manager, como máximo pasará dos semanas sin avanzar de alguna manera hacia su felicidad. Y, lo que es más importante al final de su vida podrá decir, que siempre luchó por ella, que algunos días no la consiguió, pero otros muchos fue la persona más feliz del mundo!!!!

Lo primero que vamos a hacer es presentar nuestra visión del proyecto: Quiero tener una vida feliz

Katby@n


Sobre esta noticia

Autor:
Katbyan (55 noticias)
Visitas:
5134
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.