Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vicjusticiera escriba una noticia?

El genuino Drácula andaluz

12
- +
23/06/2019 11:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El vampiro más famoso también tuvo una cara española poco conocida que lo interpretó en la década de los treinta

Bien es cierto que en la cultura popular cuando nos referimos a Drácula se nos viene a la cabeza la cara de un malogrado Béla Lugosi o la de un mítico Christopher Lee, el cual pensábamos que era inmortal como su personaje (desgraciadamente esto no fue así). Ahora asumamos que hay andaluces que están en Hollywood, asumamos también que en la meca del cine después del Crack del 29 empezaron a emerger todo tipo de películas fantásticas que alejaban al espectador de una realidad poco gratificante. Entre estos filmes tuvieron muchísima popularidad los de terror y aventura. Aquí hay que detenerse.

Surgió durante esta época la costumbre de grabar la versión en inglés y su contraparte en español, pues la comunidad latina, junto con diversas exportaciones de estas versiones a países de habla hispana estaban siendo muy rentables para la industria fílmica norteamericana.

En este contexto de expansión cinematográfica empieza a grabarse Drácula de Tod Browning durante 1931. Esta película cuenta con grandes decorados para la época, un buen presupuesto y una producción que había luchado durante algunos años para obtener los derechos de autor para su realización. El escogido para hacer del vampiro fue, nada menos que el actor húngaro Béla Lugosi. Este actor desconocido para el cine pero reconocido en las tablas de los teatros de Broadway tomó la forma del inmortal delante de la cámara. 

Carlos Villarías era de esos actores aventureros (y cordobeses) que decidieron probar suerte al otro lado del Atlántico, después de haber conocido a diversos productores, fue el elegido para interpretar al Drácula hispano. Este vampiro es mucho más elegante que el archiconocido húngaro, pues las poses de señor y truhán (quizás Julio Iglesias se basó en él para su famosa canción) están muy logradas.

El concepto de terror de hace 88 años no es el concepto actual, pues en la película se podían apreciar las cuerdas con las que hacían volar a los murciélagos

Como anécdota, mientras se grababa la versión estadounidense, por la noche se rodaba la hispana para aprovechar los decorados. Por supuesto, el presupuesto no era del tamaño de la protagonizada por Béla Lugosi, pero las ganas y algunos elementos técnicos superaban a la de Browning.

Hace algunos años se exhibió en el Festival de cine de Sevilla y la que suscribe tuvo oportunidad de ver tal magna obra de arte. Realmente el concepto de terror de hace 88 años no es el concepto actual, pues en la película se podían apreciar las cuerdas con las que hacían volar a los murciélagos. Estupendo todo. Todavía quedaban algunos años para que llegase a nuestras pantallas el buen trucaje hecho por Hitchcock en Los pájaros.

La dicción e interpretación de nuestro Drácula andaluz no tiene nada que envidiar a la de las grandes producciones, él como tantos otros españoles curtidos en los teatros de este y el otro lado del Atlántico supieron poner a la altura el concepto de actuación.

 


Sobre esta noticia

Autor:
Vicjusticiera (7 noticias)
Visitas:
306
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.