Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

Generación perdida

15
- +
06/01/2021 15:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Si el futuro de la comarca de Ferrol es vergonzoso, el porvenir de su juventud es humillante

Mayormente, los promotores de la transición que desembocó en los cambios sociales de la segunda mitad de la década de los 70, parecían ser individuos inquietos, hijos de una generación contestataria y combativa contra el régimen totalitario de aquella época, un colectivo influenciado por el devenir de las compulsivas revueltas del mayo francés del 68; en síntesis, una juventud comprometida en el proyecto de una rebelión coherente, sobre la premisa de alcanzar un cambio social con proyección y persistencia en el tiempo

Pero la historia suele repetirse, y con el paso del tiempo, aquellos contestatarios que se habían significado como batalladores de una nueva orden y de la conversión del modelo social, pasado el tiempo, la portada de su proeza se transformó en una contraportada desvanecida por el recelo, y aquella adolescencia enérgica y comprometida, hoy camino de la senectud, tiene transmutado sus inquietudes de épocas pretéritas, en una imagen irreconocible reflejada en un espejo de impostura y privilegios, y así, aquellos rebeldes, ahora instalados en un conformismo egocéntrico, cierran balance de resultados con el déficit moral de tener castrado el futuro a su propio relevo generacional.

De aquella comprometida clandestinidad, unos pasaron a jerarcas sindicales, otros se instalaron en la conveniencia política, y todos al unísono, salvo excepciones contadas, se dedicaron a mantener sus ambiciones de "opulencia de izquierdas", y demostrar con sus hechos, todo lo contrario de lo que habían preconizado, y así, lo que había sido un todo trascendental en aquella etapa de nuestra historia, trajo como resultas, el lamentable nacimiento de la generación perdida, o lo que es lo mismo la eclosión de una dinastía innominada.

Ahora resultaba que aquellos héroes de la democracia, a las primeras de cambio utilizaron su ideario como papel higiénico, y una vez implantados en el poder, exclusivamente, llegaron a demostrar con creces, saber satisfacer sus ambiciones y acomodos.

Pero esos descaros de doble moral resultan acarrear complejidades, y como no podía ser de otro modo, con sus prácticas de pura codicia y de sálvese quien pueda, ciegos de arrogancia no fueron quienes de vislumbrar la realidad que se avecinaba, siendo hoy aún, cuando el destrozo hizo mella en sus propias familias, que sigan porfiando no ser los responsables de cerrar el futuro a sus hijos, nietos y al conjunto de los chicos y chicas de esta comarca.

Los jóvenes no pueden soportar más representaciones de farsa iterativa, mas discursos huecos de contenido, y mucho menos, esperas interminables a una solución de vida que nunca llega

Esas viejas glorias que cuentan en su haber con la fatídica hazaña de ser los colaboradores activos del desmantelamiento industrial de nuestra comarca, por pura lógica, huelga su continuidad al frente de estructuras de representación o plataformas de decisión. La comarca debe desprenderse de protagonistas negativos que lastran su porvenir, por cuanto su inutilidad es una realidad probada y por tanto es clamorosa su ineficacia para restablecer la necesaria política de rehabilitación, capaz de superar la situación de la ruina laboral que nos han dejado por testigo.

La comarca de Ferrol tiene la triste desventura de encabezar los índices de paro de nuestra comunidad, pero por ser tal circunstancia una afrenta de por sí, la sombría realidad que se cierne sobre nuestros jóvenes, obliga forzar el relevo de esas viejas glorias, poner freno a la continua hemorragia de quienes agobiados y sin expectativas, tienen que de recurrir a la maleta y tomar camino de la emigración para abrir puerta a su negro futuro.

Aquí sobran mensajes subliminales, liberados sindicales y políticos de pacotilla, pues al escenario del gran teatro comarcal le sobran comediantes, los jóvenes no pueden soportar más representaciones de farsa iterativa, mas discursos huecos de contenido, y mucho menos, esperas interminables a una solución de vida que nunca llega.

La historia de esta comarca indica con evidencia meridiana, que los únicos que tienen que ausentarse de los órganos de decisión para la recuperación del futuro, son esa cúpula de negligentes, que en ejercicio de sus funciones ocasionaron que las nuevas generaciones vivan en un horizonte sin amanecer, que en síntesis no son otros que los que sindicalmente, perpetraron el desmantelamiento industrial, como también los políticos que antepusieron la garantía de su cargo a los derechos de su pueblo, y además, el coro de gregarios que por salvar sus privilegios indujeron a sus propios hijos a ser demandantes de empleo.

Ahora ellos resultan ser los excedentes, y los miembros de esa dinastía innominada, lo verdaderamente aprovechable e imprescindible!

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (458 noticias)
Visitas:
518
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.