Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Gao Zhisheng, "Conciencia de China"

11/05/2010 06:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por David Kilgour

Gao Zhisheng es un candidato tres veces nominado al Premio Nobel de la Paz (en los años 2007, 2008, 2010), se ganó el sobrenombre de "conciencia de China" por su trabajo enfrentando grandes peligros personales. La semana pasada (30 de abril), después de una breve liberación, volvió a desaparecer, todos los que vivimos en el mundo democrático debemos presionar al régimen comunista para que nos diga donde está el abogado más conocido de China.

Sin miedo representó a los más vulnerables: niños con discapacidad, trabajadores despedidos y presos condenados a muerte. También defendió a los mineros de carbón, miembros de comunidades de iglesias, los que presentaron peticiones al gobierno y las víctimas de la demolición de sus viviendas. Preocupado profundamente por el ciudadano chino común y expresando su indignación ante las innumerables injusticias del sistema legal.

Gao Zhisheng y su familia

Tres de sus defendidos fueron Yang Modong, Yichun Zheng y el pastor Cai Zhuohua. El Sr. Yang fue detenido por prestar asesoramiento jurídico a pobladores del sur de China, que intentaban derrocar a un líder del pueblo por corrupción. Zheng, periodista y ex profesor, fue condenado a siete años por sus escritos en internet. Cai fue condenado tres años por imprimir copias de la Biblia.

Gao nació en la cueva de una colina en la que vivía su familia al norte de China. Sus padres no podían darse el lujo de mandarlo a la escuela, por lo que escuchaba afuera de las ventanas de las aulas para recibir su educación básica. Comenzó como trabajador migrante, luego como minero de carbón a la edad de 15 años, más tarde se unió al Ejercito Popular de Liberación, donde conoció a su futura esposa (Geng He), obtuvo su educación secundaria y se convirtió en miembro del Partido Comunista.

Al final, Gao fue vendedor ambulante pero estudió para ser abogado, en 1994 estuvo entre el 1% de los candidatos autodidactas que pasaron el examen de la Barra de abogados. En 2001, el Ministerio de Justicia de China lo nombró uno de los diez "abogados más respetados" del país en un concurso de la televisión nacional.

Representar a campesinos que perdieron sus tierras ante los fraccionadores por poco o nada de compensación y a cristianos, fue suficientemente grave para los jefes del partido. Hacer lo mismo por los practicantes de Falun Gong, después de que el régimen había prohibido a los abogados representarlos, fue completamente inaceptable.

Despacho cerrado

A partir de 2005, después de escribir cartas abiertas al Presidente Hu Jintao y el Primer ministro Wen Jiabao, Gao y su familia fueron acosados, su despacho de abogado cerrado y su licencia para practicar la abogacía revocada. En las cartas pedía terminar con la persecución a Falun Gong, detallaba una amplia gama de abusos que sufren sus miembros en detención, incluso la tortura, abuso sexual, golpizas y ejecuciones.

En diciembre de 2005, en una respuesta típica Gao hizo una declaración pública en la que renunció al Partido Comunista y más tarde también dijo que era cristiano.

En otoño de 2005, Gao, Geng He y sus dos hijos fueron puestos bajo vigilancia policíaca las 24 horas del día y luego fueron seguidos e intimidados constantemente. Incluso su hija a la edad de 13 años fue golpeada por la policía. A mediados de enero de 2006, Amnistía Internacional informó que Gao escapó a un intento de asesinato, concebido como un accidente de tráfico, seguramente por órdenes de la policía secreta china.

El 4 de febrero de 2006, Gao con Hu Jia y otros militantes, iniciaron una huelga de hambre "relevo por los derechos humanos", en la que militantes y ciudadanos se mantuvieron en ayuno durante 24 horas por relevos. La huelga de hambre contó con personas de 29 provincias de China. Los participantes fueron detenidos por estas acciones.

Secuestrado por funcionarios

El 15 de agosto de 2006, después de numerosas amenazas de muerte y hostigamiento constante. Gao, fue secuestrado por la policía secreta china. El 22 de diciembre de 2006, fue declarado culpable de "subversión" y condenado a tres años de prisión. La sentencia fue suspendida pero fue puesto bajo arresto domiciliario.

En septiembre de 2007, Gao fue secuestrado y torturado de nuevo después de haber escrito una carta abierta al Congreso de Estados Unidos para expresar su preocupación por el empeoramiento de los derechos humanos antes de los Juegos Olímpicos de 2008. Regresó a su casa en noviembre de 2007 y posteriormente emitió un comunicado revelando la tortura que sufrió bajo custodia. Detalló las palizas, descargas eléctricas repetidas en los genitales y cigarrillos encendidos colocados cerca de sus ojos. El dolor y la humillación fueron tan graves que pensó en el suicidio. Dijo que sus captores lo habían amenazado de muerte si hablaba en público del tema.

La defensa de Gao a nombre de la comunidad de practicantes de Falun Gong demuestra su voluntad de ayudar a cualquier persona o grupo tratado injustamente. Sin dejarse intimidar por la continua propaganda estatal y la difamación a Falun Gong, insistió en su derecho a practicar sus creencias, sin ser sometidos a torturas y a igualdad de trato ante la ley. La respuesta que recibió del partido-estado fue similar a la dada a Falun Gong y a otros defensores de la dignidad humana y la conciencia.

Gao fue capaz de hacer todo esto sin tener en cuenta su propia seguridad, es un testimonio de su profundo compromiso con la dignidad humana, la justicia y la gobernabilidad democrática.

El 4 de febrero de 2009, fue secuestrado de nuevo por agentes de seguridad pública, desapareció por más de un año. Su esposa e hijos, incapaces de soportar el acoso continuo, en secreto huyeron de China en enero de 2009 y se les concedió asilo en los Estados Unidos.

A principios de abril de 2010, Gao se reunió brevemente con los medios de comunicación, aunque evidentemente no pudo hablar directamente. Su situación sigue siendo preocupante. Todos los aspectos de su vida están estrechamente controlados por el régimen. Teniendo en cuenta su historial de tortura bajo custodia policiaca que le llevó a contemplar el suicidio. Muchas personas piensan que el año pasado sufrió un destino similar. Su esposa y otros observadores ven la tortura en sus ojos y rostro en una fotografía.

Desaparecido de nuevo

El 30 de abril de este año, el New York Times informó que Gao había vuelto a desaparecer, no regresó a su apartamento de Pekín después de pasar más de una semana en Urumqi, la capital de la región occidental de Xinjiang, donde visitó al padre de su esposa. Gao evidentemente avisó a su suegro cuando su avión despegó de Urumqi el 20 de abril, diciendo que lo llamaría en cuanto llegara a Pekín. Li Heping, un amigo y abogado de derechos humanos en Pekín, dijo que había ido varias veces al apartamento de Gao en vano. "Había una gruesa capa de polvo en la manija de la puerta", dijo Li, quien fue la última vez al apartamento de Gao el 29 de abril. "Nadie ha estado ahí desde hace mucho tiempo. No tengo idea a quien dirigirme o quien se lo llevó."

Con toda probabilidad, Gao estaba bajo custodia del gobierno y el breve comunicado anterior fue autorizado para detener la especulación mundial de que había muerto en custodia.

Pese a las peticiones de la Unión Europea, Estados Unidos y la ONU, Gao se ha ausentado desde el 4 de febrero de 2009, cuando fue secuestrado por funcionarios, hasta que de repente apareció el mes pasado en un Monasterio budista del norte de China. En una entrevista telefónica con el New York Times, dijo que dejaría su trabajo como defensor de derechos humanos y simplemente pidió "calmarse y llevar una vida tranquila". Se negó a decir si lo habían maltratado en cautiverio. El 7 de abril, en entrevista con The Associated Press dijo simplemente: "No tengo la capacidad de perseverar".

El South China Morning Post, con sede en Hong Kong, reportó que la última desaparición de Gao fue el 30 de abril, señaló en un artículo que había sido "totalmente honesto" durante la entrevista del 6 de abril en su apartamento de Pekín, a pesar de la certeza de que su conversación fue grabada por los guardias de seguridad. El artículo decía que Gao pidió que los detalles de cómo fue tratado por las autoridades no fueran publicados. "Si se informa" fue citado diciendo: "Voy a desaparecer de nuevo".

Debemos hacer todo lo posible por salvar la vida del eminente abogado, quien se ha convertido en un símbolo del movimiento por la dignidad humana y el estado de derecho en China. También tenemos que seguir apoyando la causa a la que ha dedicado su vida.

Consideraciones finales

Durante años, el respeto y afecto por el pueblo chino calló mi crítica a su gobierno. Lo racionalicé diciendo que por lo menos no era como el régimen de Mao Tse-tung, que causó que 35 millones de personas murieran de hambre durante su inhumano "Gran salto adelante" (1958-61). Cuando los apologistas del partido-estado insisten en que la situación económica de una parte creciente de la población ha mejorado, yo como muchos otros; pasamos por alto el mal gobierno, la violencia oficial continua, la creciente desigualdad social, la ausencia completa de estado de derecho, el nepotismo y la corrupción generalizada.

El pueblo chino ha dicho en las manifestaciones y otros medios "Ya basta". Sus amigos de todo el mundo deben apoyar las voces que piden justicia. El destino de Gao y de miles de prisioneros de Falun Gong son parte substancial de la razón.


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (984 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
4083
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.