Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Los gansos no emigran al sur. Se quedan: ya no hay invierno ni verano

23/02/2011 18:24 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las aves no saben nada del cambio climático. Lo sufren. Y son cada vez más las especies condenadas a desobedecer las leyes naturales y ancestrales. ¿Qué va a pasar ahora?

El ganso carinegro (Branta bernicla) es una especie de ave que más parece un pato bien alimentado que un ganso. O un ganso de granja. Es de la familia Anatidae que en realidad son teóricamente tres, por su aspecto exterior.

Algunas evidencias de ADN sugieren que estas formas son genéticamente distintas, por lo que se ha propuesto una separación en tres especies distintas. Es un ganso que cría en territorios del Ártico, en Noruega, Rusia, Canadá, Alaska, Groenlandia y Noruega.

Pero los cambios en el clima de la Tierra han persuadido a muchos a permanecer en Alaska todo el año. Este año como los dos anteriores no se han reunido para emprender el vuelo en grandes bandadas e ir a pasar sus vacaciones

invernales en el sur en las costas del noroeste de Europa occidental, la costa pacífica de América del Norte, Golfo de México, y la costa del nordeste de Asia y Japón. Otras familias se van a África. Y ese fenómeno se repite por tercer año consecutivo.

El viento del árido oeste americano y el sistema de tormentas que vienen a través de las Aleutianas, no sopla como antes. Normalmente cogen los vientos de cola en el sur.

La tendencia es probable que continúe, según un nuevo estudio, que afectan no sólo a los brantas, sino a una gran cantidad de aves migratorias en todo el mundo.

Los gansos ya no llegan en bandadas en forma de uve a invernar al sur se quedan en Alaska o en países del norte. El mundo cambia y el hombre lo comprende sólo cuando ocurren cosas como ésta

David Ward, de la United States Geological Survey en Anchorage ha estudiado el comportamiento de los brantas durante casi tres décadas.

Cuando él comenzó en la década de 1970, sólo alrededor de 4.000 aves soportaron el invierno en la laguna de Izembek, a unas millas de distancia a lo largo de un amplio tramo de 25 millas de aguas protegidas de la península de Alaska… Hace dos otoños, el número había subido a 40.000 - casi el 30% de la población de gansos.

Los cambios de vientos han ido acompañados de un clima más cálido, lo que significa menor cantidad de hielo que cubre las ricas aguas de Izembek de anguila y hierba. Es un manjar para el ganso de collar, que tiene comida durante todo el invierno sin tener que hacer el penoso viaje de varios miles de kilómetros al sur y viceversa.

Al llegar la primavera son las primeras aves que regresan de nuevo a las áreas de reproducción y las más propicias en la crianza de sus pequeños.

De hecho, las condiciones son tan buenas que los gansos corren el riesgo de sobrepoblación, de acuerdo con Robert Trost de los EE.UU. “Pesca y Vida Salvaje” en Portland, Oregón. La población de brantas del Pacífico no ha crecido mucho en tamaño en un tiempo relativamente breve, pero el aumento del suministro de alimentos podría llevar a una explosión de aves en los próximos años.

"A lo largo de América del Norte y partes de Asia, los gansos están más influenciados por las condiciones de la primavera", dicen los expertos.

La luna de miel fácil sin migrar no es probable que dure. La especie “Brant” y muchas otras que viven en las costas pronto podrían ver sus hábitats inundados por la elevación del nivel del mar. Y más tarde tragados por la erosión rampante, consecuencia de origen humano más el calentamiento global.

"Ahora mismo es una conjetura decir cuál será el impacto a largo plazo, pero el pronóstico no es bueno", dijo Trost.

En los lugares a los que migra el ganso y otros ánades para invernar se les va a echar de menos. También les echarán en falta los cazadores que siempre les esperan con las escopetas cargadas. Pero por una vez el cambio climático sirve para algo.


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1230 noticias)
Visitas:
13596
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.