Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Ganglios linfáticos inflamados: generalmente producto de una infección, tratamiento

01/12/2009 23:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ganglios que se suelen inflamar, causas, cuidados en el hogar, cuándo contactar a un médico, tratamiento

GANGLIOS LINFATICOS INFLAMADOS: GENERALMENTE PRODUCTO DE UNA INFECCION, TRATAMIENTO

Los ganglios linfáticos se encuentran a lo largo del cuerpo y son una parte importante del sistema inmunitario. Ayudan al organismo a reconocer y combatir gérmenes, infecciones y otras sustancias extrañas.

El término "ganglios inflamados" hace referencia al agrandamiento de uno o más ganglios linfáticos.

En un niño, un ganglio se considera agrandado si mide más de un centímetro (0.4 pulgadas) de diámetro.

Las áreas comunes en donde se pueden palpar los ganglios linfáticos (con los dedos) son, entre otras:

ingle; axila; cuello (hay una cadena de ganglios linfáticos a cada lado de la parte frontal del cuello, en ambos lados y por debajo de cada lado de la parte posterior del cuello); debajo de la mandíbula y la barbilla; detrás de los oídos;

sobre la parte posterior de la cabeza.

Estos ganglios se inflaman a causa de una infección, afecciones inflamatorias, un absceso o cáncer.

Otras causas del agrandamiento de los ganglios linfáticos son raras. La infección es la causa más común.

Cuando se presenta una inflamación súbita y dolorosa, usualmente el motivo suele ser una lesión o una infección, pero si el agrandamiento es gradual e indoloro, puede ser el resultado en algunos casos de cáncer o tumor.

Causas

Abscesos dentales o dientes impactados

Infección del oído

Resfriados, gripe y otras infecciones

Gingivitis (enfermedad bucal bacteriana que provoca inflamación y sangrado de las encías por los restos alimenticios)

Mononucleosis (infeccion virica aguda que se caracteriza por fiebre, faringitis, y aumento de tamaño de ganglios)

Úlceras bucales

Enfermedades de transmisión sexual

Amigdalitis (inflamación de amígdalas)

Tuberculosis

Infecciones cutáneas

Los trastornos inmunitarios o autoinmunitarios que pueden provocar inflamación de los ganglios linfáticos son, entre otros: -artritis reumatoidea y VIH.

Asimismo, los cánceres que pueden ocasionar inflamación abarcan leucemia, enfermedad de Hodgkin (linfoma maligno en el sistema linfático).

Sin embargo, muchos otros cánceres también pueden generar este problema.

La inflamación de los ganglios linfáticos también es originada por algunos medicamentos (como la fenitoína para las convulsiones) o ciertas vacunas (como la vacuna antitifoidea).

Cuidados en el hogar

El dolor en los ganglios linfáticos generalmente desaparece en un par de días sin tratamiento, pero es posible que los ganglios no retornen a su tamaño normal durante varias semanas después que la infección se haya resuelto. Si duelen, se debe a que se inflaman rápidamente en las primeras etapas de lucha contra la infección.

Cuándo contactar a un profesional médico

Si luego de varias semanas los ganglios no disminuyen su tamaño o siguen creciendo.

Están rojos y sensibles.

Se sienten duros, irregulares o fijos en su lugar.

Surgen fiebre, sudores nocturnos o pérdida de peso inexplicable.

Tratamiento

Depende de la razón que provocó la inflamación. En la mayoría de los casos no se requiere ningún tipo de tratamiento.

Si hay una infección, el médico puede recetar un medicamento. El niño debe tomarse TODO el medicamento, aunque comience a sentirse mejor.

Si los ganglios linfáticos están doloridos o sensibles al tacto, se adoptan los siguientes recaudos:

-administrarle al menor ibuprofeno o acetaminofeno para tratar el dolor y la fiebre; si el chico tiene fiebre, no hay que darle aspirina porque acarrea el riesgo de una grave enfermedad llamada “síndrome de Reye” (una inflamación cerebral -encefalopatía- y hepática);

-aplicar una compresa tibia a cualquier ganglio linfático con dolor o sensible al tacto; utilizar para ello una toalla pequeña limpia y tibia, una botella llena de agua tibia o incluso una papa calentada en un horno de microondas y envuelta en un paño.

Fuentes: Armitage JO. Approach to the patient with lympadenopathy and splenomegaly. In: Goldman L. Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 174.

Camitta BM. Lymphadenopathy. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. Kliegman: Nelson Textbook of Pediatrics. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 490.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
29366
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.