Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fran Gar escriba una noticia?

¿Ganar a toda costa en el fútbol base? No, gracias

14
- +
12/09/2020 14:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aún tenemos entrenadores que no han terminado de entender cuáles deben ser los objetivos del fútbol base. Eso, unido al afán recaudatorio de federaciones territoriales, hacen que tengamos competiciones cuyo espíritu no es el adecuado para formar a nuestros deportistas

Este es un artículo que esperamos pueda ser útil a los entrenadores del fútbol base (especialmente la franja de edad de entre 6 y 11 años) en cualquier parte del mundo. Antes de comenzar cualquier sesión de trabajo, o de forma genérica una temporada con nuestros niños y niñas, deberíamos plantearnos qué objetivos queremos alcanzar. En mi opinión, dedicar los entrenos a buscar objetivos que hagan que nuestras sesiones se dediquen casi por completo a plantear el partido del fin de semana, me parece un error mayúsculo. Estos entrenadores preparan al milímetro el partido, gastando tiempo en preparar táctica y estratégicamente al equipo, y los jugadores pasan a ser casi robots al servicio de los "intereses" del equipo (que son más del entrenador), y su ansia de victoria. 

De lado queda entonces, el que para mí debería ser el principal objetivo de cada sesión de entrenamiento, que nuestros chic@s progresen día a día en el apartado técnico especialmente. Para ello, el trabajo con balón de manera individual, en parejas, tríos o grupos, debe ser la base del entrenamiento. Controles de todo tipo y con distintas superficies, pases, fintas, regates, disparos, ... y la mejora constante en cada apartado, cada vez realizándolos con más velocidad e intensidad, harán que nuestros niños y niñas avancen poquito a poco, y cada uno en función de sus propias capacidades, a ser jugadores cada vez más completos.

Por supuesto, esta labor debe ir acompañada de un verdadero espíritu colaborativo, de trabajo en equipo y transmisión de valores que el entrenador debe liderar para que el grupo se sienta fuerte. Para ello, las charlas son una herramienta básica. Debemos hablar mucho con los pequeños, y que todos se sientan partícipe del trabajo. Esto no lo vamos a demostrar solo con palabras sino con hechos. El fin de semana todos los jugadores deben tener la oportunidad de jugar un número significativo de minutos, ya que es la fiesta que los niños llevan esperando toda la semana y la ilusión de todos es la misma, estén mejor o peor dotados técnicamente. Cada fin de semana un compañero o compañera diferente será el capitán. De esta manera demostramos nuestra confianza en todos ellos y les aseguro que los niños/as nos la devolverán con creces, con una lealtad a prueba de bomba.

Este trabajo a corto plazo no va a reportar resultados, y a los obsesionados con ganar el dichoso partido del fin de semana, no les valdrá. Pero a largo plazo, no les quepa duda que su figura quedará en la memoria de esos pequeños deportistas a los que intentamos formar.

Las federaciones en su afán recaudatorio, construyen competiciones en las que seguimos dando todo el protagonismo al "campeón", "máximo goleador", "menos goleado", lo que espolea a determinados entrenadores y padres/madres a perseguir esos "títulos", dejando de lado todo lo demás. Eso implica el sacrificio, como decíamos, en la formación integral del deportista y el dejar de lado a los niños y niñas que menos habilidades poseen. 

Ojalá estos comportamientos terminen, pero para eso hace falta un cambio de mentalidad que no sé si estamos preparados para tener.


Sobre esta noticia

Autor:
Fran Gar (5 noticias)
Visitas:
362
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.