Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

Gamefest 2010: impresiones personales y transferibles

13/10/2010 18:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mientras mis compañeros de Soy un Jugón así como muchos otros blogueros y aficionados se encuentran todavía de vuelta a casa desde Madrid, un servidor os quiere ofrecer una primera valoración de la feria en forma de pequeñas píldoras que ordenadas, puedan ser fácilmente digeridas en este domingo de resaca. Habrá tiempo más adelante para analizar en profundidad el contenido del evento, pero de momento, sirva esto para que los ausentes de la Gamefest sepan lo que se perdieron para bien y para mal. Que salten si se atreven y lo sabrán.

1. Conocer a otros blogueros e intercambiar información: no puedo decir que no me lo esperara, pero ésta ha sido la consecuencia más positiva de haber acudido a la feria. Citaré a Jarkendia (VidaExtra), Kirkis (El Píxel Ilustre), Asuknamun (Gamers of Peru), Big Boss y Eldritch (Fase Extra), GredXII y Retrospect (Cetra Land), Eldan (Pocket Invaders), J_Ark (frostiense de pro) y por supuesto al staff de SUJ, y me dejo muchos otros en los dedos. Un auténtico placer haber compartido tiempo con todos y cada uno de ellos, de verdad, son la ‘ H’ de la palabra HAMOR… videojueguil. Para vosotros el primer lugar.

2. Éxito de público: si GameFest ha sido una feria enfocada al consumidor final de videojuegos, podemos decir sin ningún género de duda que el público ha respondido al ciento por ciento. El único día que no hubo lleno fue el viernes y os puedo decir que especialmente después de comer, costaba moverse entre los stands. Gente de todas las edades (que no vieja XD), padres e hijos, y ojo, muchísimas féminas, y no hablo sólo de azafatas, que también.

3. RetroMadrid y GameLab: muy interantes. Un auténtico placer acudir al stand de unos, con recreativas y videoconsolas clásicas (cuantos chavalines se habrán sorprendido de ver con qué nos divertíamos nosotros antes) y a las conferencias de otros con el software español como protagonista.

Magnavox Odyssey en RetroMadrid, la pionera

4. Probar juegos no comercializados: nos hubiera gustado que hubieran sido más en número, tiempo y baja obsolescencia; pero la verdad es que hemos podido catar algunos de los grandes títulos que están por llegar. Como ya he dicho, habrá tiempo para hablar largo y tendido de las susodichas novedades, pero así a grandes rasgos puedo decir que me gustó Marvel VS. Capcom 3, Killzone 3, el nuevo Donkey Kong Country, Zelda Skyward Sword o Assassins Creed: La Hermandad.

5. Esfuerzo por parte de las distribuidoras: pues sí, aunque queremos más y esperamos y sabemos que nos pueden dar más en futuras ediciones; hay que valorar en su justa medida el esfuerzo que supone montar este tinglado en la primera edición de la feria. Entre los espectaculares stands, los grandes muebles para probar algunos juegos, los cosplayers de pago y de pega, las azafatas y babes, cochazos acullí y acullá etc., uno se sentía, salvando largas distancias, en una de esas grandes ferias (léase E3 o TGS) que estamos hartos de ver en fotos y vídeos y no poder visitar. Loable.

Más sobre

6. Organización mejorable: aunque hablamos de la primera edición y de una enorme afluencia de público (que siempre pone las cosas más difíciles), hubo varios puntos negros. El tamaño de la feria, un solo pabellón, se ha quedado claramente corto. Faltó una media jornada dedicada a medios especializados, de hecho la primera parte de un viernes laborable fue casi esa jornada necesaria. Largas colas en acreditaciones y en la entrada a la ‘ superconferencia’ Ballmer. Otro punto a mejorar será el sonido. La citada falta de espacio hizo que sin ir más lejos las charlas de GameLab se solaparan con el sonido de los stands de las distribuidoras.

7. Una feria del disco-dance: a mí me encanta bailar pero a mis pies, no. Soy un jugador criado en las más estricta tradición del mundillo (toma ya) y me chocó bastante observar como han crecido los juegos de baile en las apuestas de los distribuidores. Era raro mirar a cualquier punto del pabellón y no ver a alguien bailando. Mis pies dicen: NO. Mis ojos en el trasero de una marchosa azafata dicen: oui, yes, sí.

8. Kinect y Move: mi experiencia no fue muy positiva. Move me resultó poquito poquito más que Wiimote y a Kinect se le reconoce el mérito tecnológico, pero tiene todavía mucho por mejorar en el reconocimiento de movimiento y el retardo. El futuro pondrá a cada uno en su lugar, de momento ampliarán mercado, no es poco.

9. Poco contenido novedoso: aunque ya he comentado que hemos podido probar algunos juegos que todavía no se han comercializado, lo cierto es que esta feria ha carecido de algún anuncio que consiguiera ponerla en el mapa. Pienso que esta es una de las grandes asignaturas pendientes para próximas ediciones y una condición sine qua non para que la feria pueda seguir creciendo y atrayendo al personal.

10. Conferencia Ballmer-Kinect: era el momento más esperado de la feria y sin lugar a dudas fue también la mayor decepción. Por un lado, se suponía que el dispositivo Kinect se mostraría en profundidad, y finalmente se enseñó un único juego en directo (Volleyball). El director ejecutivo de Microsoft habló cinco minutos escasos y esa fue la mayor sorpresa de la conferencia, su exigua duración. Al personal se nos quedó en general, ‘ cara de tontos’ tras esperar media hora para asistir a la charla y ver que en menos de diez minutos ‘ se la liquidaron’ .


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
4092
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.