Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jorbasmar escriba una noticia?

Gachas de leche

23/03/2012 19:30

0 Rebuscando postres baratos en el recetario de las abuelas

0

Este viernes me ha tocado trabajar y eso que tenía vacaciones por un día…

A pesar de ello, esta tarde me he permitido un capricho, que hacia días que me apetecía.

El capricho, se trata de unas simples gachas, un poste olvidado en el recetario de la abuela, pero que para mi gusto esta bastante rico y de paso aprovechamos pan duro.

Aunque en las gachas tradicionales se ponía agua, que era mas barata que la leche, seremos un poco mas pijos y las realizaremos con leche, que así quedaran mas suaves (si alguien quiere cambiar la leche por agua del grifo, también le saldrán ricas, aunque un poco mas ásperas de sabor).

Ingredientes (4 personas)

75 g de mantequilla

Anís en grano (se vende en tarritos de especia)

1 trozo de pan duro, cortado a rebanadas finitas

La piel de un limón

1 Ramita de canela

200 g. de azúcar

100 g de harina

Aceite, para freír el pan

Sal

Preparación:

En primer lugar pondremos a calentar el aceite a fuego medio, freiremos en el las rebanadas de pan (he frito unas cuantas de más, para hacer un entrante para la cena que os publicare en otro momento).

Mientras se van friendo las rebanadas de pan, las colocamos en un plato sobre el que habremos colocado papel de cocina, para que absorba el aceite sobrante del pan.

Calentamos la leche, 100g de azúcar, la mitad de la piel de limón y una ramita de canela, en una cazuela y esperamos hasta que suba.

Mientras se nos calienta la leche, derretimos la mantequilla a fuego suave y freímos en ella la parte de la piel del limón que habíamos reservado.

Cuando esta frita la piel de limón, agregamos el anís en grano, dejamos reposar un par de minutos y añadimos a la leche, desechando la piel del limón frita.

Preparamos en un bol, la harina junto con la mitad del azúcar restante y añadimos una tacita de leche cuando nos suba, mezclamos bien, asegurándonos que no nos queden grumos.

Añadimos a la leche restante que tenemos en el fuego y removemos hasta que espese, sin parar, para que no se nos pegue en el fondo a fuego medio.

Cuando consideremos que esta lo suficiente espesa, colocamos en platos individuales, quitando la ramita de canela y la piel de limón, que aun nos quedaba dentro de la leche.

Ahora trocemos rebanaditas del pan frito a nuestro gusto y colocamos sobre las gachas.

Antes de comer espolvorear con canela en polvo al gusto.

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en