Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Isaacbaltanas escriba una noticia?

Del fungible a la obsolescencia programada

11/11/2014 08:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hay una frase muy bonita circulando por Internet que dice: " Nacimos en un tiempo en que si algo se rompía, se arreglaba, no se tiraba a la basura ". Esto dice mucho a los que queremos convertir España en un país consciente.

Hoy día tenemos el reto de la obsolescencia programada, es decir, que cualquier aparato que compremos está ya programado de fábrica para romperse o volverse inútil en un periodo determinado de tiempo. El asunto se está agravando mucho últimamente porque los períodos de tiempo son cada vez menores. Esto tiene sus inicios en los albores del siglo XX, cuando empezaron con la fabricación en masa de bombillas. Las primeras tenían una duración ilimitada. Se dieron cuenta de que si no reemplazábamos las bombillas cada cierto tiempo, esa industria sería poco rentable. Así que empezaron a fabricar bombillas "defectuosas" que sólo durasen 1.000 horas cada una. Esto nos obligaba a estar comprando bombillas durante toda nuestra vida. Ese fue el inicio, pero no fue más allá de las bombillas y las medias para mujeres.

El negocio del siglo XX se basó en la sustitución de fungibles.

Comprar un televisor en 1960 en España era una gran inversión, pero sabías que era una compra para toda la vida. Tenías previsto que el televisor se averiase, (algunos siguen funcionando hoy día), pero el arreglo era asequible.

Era el negocio del fungible. Algo que se se usa, se gasta de manera natural y hay que reemplazarlo. En aquel momento los aparatos electrónicos eran tan simples que podías intervenir directamente sobre una de sus piezas. Algunas de ellas tenían una duración limitada por definición, como el caso de las válvulas de vacío. Pero todo era reparable. De hecho el 30% de PIB estadounidense estaba basado en el negocio de arreglar cosas.

Era la época del fungible y las reparaciones.

A medida que China se hizo con la fabricación de bienes materiales para el resto del mundo y la miniaturización se hizo patente, todo pasó a la modularidad, es decir, se sustituían conjuntos de piezas enteros, que estaban ensamblados por medio de un clip. Esto provocaba que no mereciera la pena arreglar muchos de los aparatos estropeados, porque el módulo podía costar casi tanto como un aparato nuevo. Y al ser componentes tan pequeños ya no se podía intervenir pieza por pieza. Las cosas estaban empezando a abaratarse, así que comprábamos otro.

Empezaba la obsolescencia programada.

Con la ayuda de China y los tratados de comercio internacional, los aparatos electrónicos eran cada vez más y más económicos, pero duraban menos. A esto ayudó a ese extraño placer efímero que siente el ser humano cuando compra algo nuevo. En cuestión de diez años hemos visto cómo ese ritual de comprar ha pasado de una vez cada cinco años a una vez cada seis meses.

Ahora la obsolescencia programada está en su máximo auge, de manera que cuando compramos un teléfono móvil, que puede rondar los 800 euros, asumimos de ante mano que será simplemente para un uso de máximo 24 meses.

Cuando lleguemos a la era de la consciencia veremos esto como algo escandaloso, del mismo modo que ahora vemos una locura que antes se pudiera fumar en los hospitales. Sucederá. Pero mientras tanto ese es el modelo de negocio que hay. Deberíamos pensar bien de qué manera podemos minimizar los efectos de la obsolescencia programada en nuestra vida. Tal vez si todos lo hiciésemos, desaparecería.

¿Y tú, cómo haces para evitar sustituir aparatos tan frecuentemente?

La entrada Del fungible a la obsolescencia programada aparece primero en Blog de Isaac.


Sobre esta noticia

Autor:
Isaacbaltanas (131 noticias)
Fuente:
blog.isaacbaltanas.com
Visitas:
1027
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.