Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

La Fundación Clinton en su influencia en la Cuenca Caribeña y Haití- Dominicana

22
- +
10/07/2019 19:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Muchas de las donaciones son recibidas a bien, proviniendo de países del Medio Oriente,

La Tecla Fértil

 

Un de las inquietudes que tuvo Barak Obama como jefe de gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica es lo relacionado con la Fundación Clinton, que nunca rindió informe alguno ante la oficina de tasación de impuestos del Banco del Tesoro Federal, lo que intuyó a sospechas, porque dicha Fundación era y es respaldada por una diversidad de ONG establecidas por las principales ciudades del mundo. “Al igual que otras organizaciones sin fines de lucro, la Fundación Clinton busca dinero de las fundaciones que lo tienen, como Gates y Rockefeller, así como de gobiernos extranjeros, la mayoría de los cuales también donan a otras organizaciones sin fines de lucro”, según David Callahan, editor en jefe de Inside Philanthropy.

La Iniciativa Global Clinton es parte de la Fundación. Bill Clinton comenzó la iniciativa en 2005. En contraste con otras partes de la organización, no financia o maneja proyectos ni involucra ningún tipo de dinero. A cambio, es como el OKCupid de la caridad mundial, uniendo a financiadores con buenas causas. Esto lo hacen en eventos todo el año, incluyendo durante un gran evento anual en Nueva York cada septiembre. Bill Clinton abrió la organización de caridad pública luego de que dejó la presidencia en 2001, con la idea de unir a gobiernos, negocios y grupos sociales para enfrentar grandes problemas, según los esposos Clinton, uno de sus fines crear oportunidades y resolver los problemas más rápido, mejor, y a menor costo para que más gente se empodere para construir mejores futuros para ellos, sus familias y sus comunidades”.

La fundación está conformada por 11 grupos no gubernamentales que trabajan en cuatro grandes asuntos: salud global y bienestar, cambio climático, desarrollo económico y el mejorar las oportunidades de mujeres y niñas. La Iniciativa Global Clinton ha reunido más de 313 millones de dólares para investigar y desarrollar nuevas vacunas, medicinas y diagnósticos. Y también a ayudado a más de 27 millones de personas a tener un mejor acceso a agua limpia y sanidad.

Lo que no ha hecho ningún presidente Latinoamericano a beneficio de sus comunidades de origen y aquellas islas adscritas a la Cuenca del Caribe. Desde la primera reunión anual en 2005, la iniciativa ha ayudado a realizar más de 3.500 compromisos entre financiadores y proyectos. En términos de la vida real, eso significa que han sido tocadas las vidas de más de 430 millones de personas en más de 180 países.

Más de 46 millones de niños tienen acceso a una mejor educación, según calcula la fundación. Si se está haciendo todo bien entonces, ¿por qué la sospecha? Debido a preocupaciones sobre transparencia y especialmente, desde que Hillary Clinton se volvió secretaria de Estado y dejo el cargo para ser candidata presidencial adversando a Donald Trump, sobre ella se tejen preocupaciones sobre algunos donantes, especialmente gobiernos extranjeros, que pudieran estar intentando comprar influencia.

La agencia AP reportó su memoria histórica en archivo que durante su tiempo como secretaria, más de la mitad de las reuniones de Clinton con gente fuera del gobierno fueron con donantes de la Fundación Clinton. Estas incluyen a ejecutivos de Estee Lauder -que estaba trabajando con el Departamento de Estado en un proyecto sobre violencia de género en Sudáfrica- y con el fundador de un banco sin fines de lucro que pedía ayuda porque su gobierno en Bangladesh lo estaba presionando para que renunciara.

Mark Toner, vocero adjunto del Departamento del Estado en su oportunidad, dijo en un comunicado que “individuos, incluyendo los que donaron a campañas políticas, organizaciones sin fines de lucro o fundaciones, incluyendo la Fundación Clinton, pudieron tener contacto o reuniones con funcionarios de la administración. Un gran rango de individuos y organizaciones externas contactan al Departamento de Estado. Pedidos de reuniones, recomendaciones y propuestas llegan al departamento a través de una variedad de canales tanto formales como informales”.

Muchas de las donaciones son recibidas a bien, proviniendo de países del Medio Oriente, entre ellos, los Emiratos Árabes Unidos. Bill Jefferson Clinton, ex mandatario estadunidense, manifestó que la Bill, Hillary & Chelsea Clinton Foundation.   recibió donaciones de gobiernos extranjeros mientras su esposa ejercía como secretaria de Estado, entre 2009 y 2013, lo que levantó suspicacias por un posible conflicto de interés. "Creo que hemos hecho mucho más bien que daño y creo que eso es una buena cosa", señaló el ex mandatario estadounidense ante los asistentes a un foro de la organización filantrópica Clinton Global Initiative en la Universidad de Miami, Sí siguen mi lectura se darán cuenta que la Fundación Clinton viene escondida bajo la estigmatización de tres codificaciones.

 

En una entrevista con CNN durante las primarias del pasado proceso electoral, el senador Bernie Sanders dijo que donantes de la fundación como Arabia Saudita crearon la apariencia de un conflicto de interés. “¿Tengo un problema cuando una secretaria de Estado en funciones recolecta millones de dólares de gobiernos extranjeros… dictaduras?”, preguntó Sanders. “¿Tengo un problema con eso? Si”. Ahora, como futuro adversario de Trump a un proceso colegiado electoral, la imagen de Hillary prefigura, porque ella se acercó a figuras que rigen gobiernos fuertes en Centro y Latinoamérica, casi dictaduras y donde Mitchel Bachelet, como comisionada de los Derechos Humanos tuvo que prestar atención.

Kuwait, Qatar, Omán, Australia, Noruega, República Dominicana y Argelia son algunos de los países que enviaron dinero a la organización,

Son comunes las donaciones del extranjero a fundaciones y caridades de Estados Unidos. Sean de derecha o izquierda, total, a todos ellos, el comandante Fidel Castro Ruz les atendía en La Habana, cuando llegaban a pedir consejerías y asesorías como gobernar, porque la mayoría eran unos ignorantes en el campo de las Ciencias Políticas.

En 2008, la Fundación Clinton y el Gobierno de Barack Obama firmaron un acuerdo ético para limitar las donaciones de Gobiernos extranjeros y en virtud de ella solo los que habían hecho alguna aportación antes del nombramiento de Clinton como secretaria de Estado podían seguir donando y en cantidades similares. Quedaba prohibido buscar nuevos contribuyentes. No obstante, la Fundación Clinton admitió una donación de Argelia tras el terremoto de Haití en 2010, violó el acuerdo y nunca se notificó su aceptación al Departamento de Estado.

Las dudas siguen, sobre posibles conflictos de interés que preocupan a los demócratas cuando quedan pocos meses para que los demócratas hagan oficial una candidatura a la Presidencia que todos dan por segura en Estados Unidos. Porque quienes adversan a Donal Trump son mayoría y solo cuenta la opinión de los rusos para dar cuenta de la balanza populista.

Kuwait, Qatar, Omán, Australia, Noruega, República Dominicana y Argelia son algunos de los países que enviaron dinero a la organización, mientras Clinton lideraba la diplomacia estadounidense. La colaboración de varios países con los Clinton siguió después de que Hillary cediera su cargo a John Kerry, quien siempre será funcionario de la Secretaria de Estado. Arabia Saudí, Emiratos Árabes o Alemania enviaron donaciones en el 2014.

La fundación reconoció un donativo de 500.000 dólares del Gobierno Argelino para ayudar a las víctimas del terremoto de Haití del 2010 sorteó estos controles. Los empresarios, filántropos y grupos de inversión son los otros grandes donantes,  que destinan generosos cheques a las causas que defiende la fundación.

Entre ellos están el canadiense Frank Giustra, el Victor Pinchuk, el saudí Mohamed al Amudi o Rilin Enterprises, una compañía dirigida por el multimillonario y diputado chino Wang Wenliang.

Todas las contribuciones son legales, pero muchas podían mezclar intereses diplomáticos o económicos, cuando alguien se lanza a la conquista de la Casa Blanca. acordémonos que el desplome de Carlos Andrés Pérez fue gracias a Diego Arria y su Causa Común, la influencia de Carmelo Lauria y de Henry Ramos Allup, amigo de Miraflores y la ignorancia de Luis Alfaro Ucero, caudillo del viejo partido Acción Democrática.

La pausa que se tomó al dejar su cargo como secretaria de Estado para descansar, reflexionar y publicar el segundo volumen de sus memorias no frenó las contribuciones de cientos de donantes.

Un reciente análisis del diario The Washington Post sobre los donativos hechos por estadounidenses señala que la mayoría de los grandes contribuyentes del comité Ready for Hillary entregaron unos 10.000 dólares de forma directa o indirecta a la fundación.

Son comunes las donaciones del extranjero a fundaciones y caridades de Estados Unidos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1033 noticias)
Visitas:
597
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.