Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mercuriopress escriba una noticia?

Fuerzas pakistaníes atacan valle Swat, mientras miles de personas huyen de la región

07/05/2009 19:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El CICR se prepara para afrontar la escalada en la crisis humanitaria La crisis de índole humanitaria en la provincia de la Frontera Noroccidental se está intensificando, advirtió hoy el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

image

La Institución declaró que aunque las cifras no se pueden verificar en esta fase, las noticias de que se dispone indican que hasta 500.000 paquistaníes han sido recientemente desplazados por el conflicto en Dir, Buner y Swat.

"A causa de la situación inestable, ya no podemos llegar a las zonas más afectadas por los combates", dijo el encargado de las actividades operacionales del CICR en dicha provincia, señor Benno Kocher. "Pero, tenemos como objetivo regresar, en cuanto sea posible, a fin de atender a las necesidades de la población recientemente desplazada".

Actualmente, el CICR y la Media Luna Roja de Pakistán están reuniendo sus recursos para poder proporcionar víveres y artículos de primera necesidad a 120.000 desplazados internos afectados por los combates. El CICR también espera poder prestar asistencia básica de salud en favor de unos 30.000 desplazados. En su hospital quirúrgico, recientemente inaugurado y con cabida para 60 camas, se está ampliando la capacidad, a fin de poder recibir simultáneamente hasta a 100 pacientes heridos por armas. La Institución también ha mantenido diariamente contacto con hospitales en Timmergarah, Mardan y Swat, con objeto de saber cuáles son sus necesidades y hablar sobre las maneras posibles para prestar apoyo.

"El CICR exhorta a las partes en el conflicto a aplicar el derecho internacional humanitario, en particular tomar todas las precauciones factibles para reducir el número de víctimas entre la población civil", dijo el jefe de delegación del CICR en Islamabad, señor Pascal Cuttat. "Los civiles desplazados a causa de los combates tienen derecho a recibir asistencia para satisfacer sus necesidades básicas, como víveres, agua, refugio y asistencia médica. Se debe dar a las organizaciones humanitarias como el CICR un acceso seguro y sin obstáculos a la población afectada".

Desde septiembre de 2008, el CICR ha intensificado paulatinamente sus actividades en la provincia de la Frontera Noroccidental de Pakistán y en las áreas tribales bajo administración federal, a fin de ayudar al número creciente de víctimas del conflicto armado que se libra actualmente entre el Estado y grupos de oposición armados. Antes de que estallaran los combates más recientes, la semana pasada, el CICR ya prestaba asistencia en favor de unas 100.000 personas desplazadas en la provincia de la Frontera Noroccidental y en las áreas tribales bajo administración federal, tanto independientemente como en cooperación con su principal asociado, la Media Luna Roja de Pakistán.

Miles de personas aprovecharon el jueves un cese del toque de queda en el valle de Swat en Pakistán para escapar de la región, mientras un avión del Gobierno atacaba posiciones talibanas en el área.

El presidente Asif Ali Zardari reafirmó el miércoles a su par estadounidense en Washington, Barack Obama, el compromiso de Islamabad para derrotar a Al Qaeda y a sus aliados.

Un pacto de paz suscrito en febrero, que buscaba terminar con la violencia talibana en el valle de Swat, colapsó y el miércoles el Ejército realizó allanamientos en las afueras de la principal ciudad de la región, Mingora.

"No podemos quedarnos aquí cuando las bombas están cayendo por todas partes", expresó el residente Mohammad Hayat Khan mientras subía a su familia compuesta por 14 miembros a un camioneta. Además dijo que habían ocurrido bombardeos cerca de su hogar.

Varias otras personas estaban saliendo de Mingora a pie, cargados con lo que pudieran llevar.

Cerca de 40.000 personas han sido desplazadas de Swat y las áreas cercanas desde que estallaron los enfrentamientos el mes pasado, dijeron las autoridades provinciales, agregando que hasta 800.000 personas podrían huir del valle, que tiene una población de 1,6 millones de habitantes.

Más sobre

Varios otros cientos de miles de personas han huido desde agosto de los enfrentamientos en diferentes partes del noroeste.

El alto comisionado para los refugiados de Naciones Unidas expresó su profunda preocupación por la seguridad de decenas de miles de desplazados mientras el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) indicó que la crisis humanitaria se está intensificando.

Las autoridades accedieron en febrero a una demanda talibana para la introducción de la ley islámica sharia en el valle, una zona anteriormente turística, pero los militantes se negaron al desarme y salieron desde el valle de Swat a distritos vecinos.

La situación provocó alarma en Estados Unidos y generó críticas por el manejo gubernamental del conflicto.

La crisis humanitaria se agrava en la noroeste de Pakistán, cuya población huye de la ofensiva lanzada hace 11 días por el ejército paquistaní contra los rebeldes talibanes en torno al valle de Swat, alertó el jueves el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

El martes y miércoles, mientras los combates llegaban al propio distrito de Swat, las autoridades paquistaníes informaron de que más de 40.000 personas habían huido de la principal ciudad, Mingora. Y anunciaron que establecerían un campo de desplazados con capacidad para 500.000 personas en previsión de un éxodo masivo procedente de los distritos de Buner, Lower Dir y Swat.

"La crisis humanitaria en la Provincia de la Frontera del Noroeste se agrava" pero "ya no podemos llegar a las zonas más afectadas por los combates", lamentó el jueves en un comunicado Benno Kocher, que dirige las operaciones del CICR en la provincia.

"El CICR y la Sociedad de la Media Luna Roja paquistaní están reuniendo sus recursos para poder proporcionar alimentos y bienes de primera necesidad a 120.000 personas desplazadas a causa de los combates", agregaba el comunicado.

"El CICR llama a las partes en conflicto a respetar el derecho humanitario internacional, en particular tomando todas la precauciones para evitar al máximo causar víctimas entre los civiles", declaró Pascal Cuttat, jefe del CICR en Pakistán.

Además de los combates contra los talibanes en Swat, las operaciones del ejército contra los islamistas desde hace meses, en algunos casos incluso años, en las zonas tribales fronterizas con Afganistán ya provocaron la huida de cientos de miles de personas.


Sobre esta noticia

Autor:
Mercuriopress (3 noticias)
Visitas:
2944
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.