Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sebascelis escriba una noticia?

Fuerza de voluntad

27/05/2011 00:03 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La fuerza de voluntad… una palabra un poco tergiversada por estos días. ¿Cuántos comerciales has visto que intentan posicionar sus productos como un sustituto a la Fuerza de voluntad?

Empiezan diciéndote que la Fuerza de voluntad no funciona, y tratan de venderte algo ‘ rápido y fácil’ como una píldora de una dieta, o alguno que otro equipo de ejercicios.

Usualmente incluso garantizarán resultados imposibles en un periodo de tiempo dramáticamente corto. Y esta es una apuesta segura, debido a que la gente que carece de Fuerza de voluntad, ni siquiera se tomará el tiempo de devolver productos inútiles.

Pero ¿sabes?… la fuerza de voluntad si funciona. Sin embargo, para poder aprovecharla al máximo, debes aprender lo que puedes y no puedes lograr con tu fuerza de voluntad. La gente que dice que la Fuerza de voluntad no funciona, está intentando usarla mucho más allá de sus capacidades.

¿Qué Es La Fuerza De Voluntad?

La Fuerza de voluntad es simplemente tu habilidad para definir un rumbo e iniciar tu camino.

La Fuerza de voluntad provee un fuerte impulso.

La Fuerza de voluntad es la punta de lanza de la autodisciplina. Es lo que te permite moverte incluso cuando no hay motivos, o esperanzas. Es el propulsor que te disparará de forma tal, que de otra manera no hubiese sido posible.

La Fuerza de voluntad es la concentración de energía. Reúnes toda tu fuerza y das un salto hacia adelante. Atacas los problemas estratégicamente en sus puntos más débiles hasta romperlos, dándote suficiente espacio para maniobrar más profundamente en su territorio y acabar con ellos.

La aplicación de la Fuerza de voluntad incluye los siguientes pasos:

  1. Escoge tu objetivo
  2. Crea un plan de ataque
  3. Ejecuta el plan

Con la Fuerza de voluntad podrías tomarte tu tiempo en los pasos 1 y 2, prepararlos con cabeza fría y de manera calculada. Pero en el paso 3 debes atacar fuerte y rápido.

Trata de no hacerle frente a tus problemas y retos de una manera tal que requieran un alto nivel de Fuerza de voluntad cada día. El problema con la Fuerza de voluntad es que no es sostenible. Si intentas usarla por mucho tiempo te quemarás. Requiere un nivel de energía que solo puedes mantener por un corto periodo de tiempo. En la mayoría de los casos es como la gasolina… se agota en algunos días.

Usa La Fuerza De Voluntad Para Crear Inercia

Entonces, si la Fuerza de voluntad sólo puede ser usada en ráfagas cortas pero de gran alcance ¿Cuál es la mejor manera de aplicarla? ¿Cómo evitas volver a los patrones de comportamiento antiguos e involuntarios una vez el impulso se acabe?

La mejor manera de usar la Fuerza de voluntad es establecer un punto de partida poderoso, de tal manera que se pueda seguir avanzando con menos esfuerzo del requerido. En términos de guerra, es como si el enemigo se adentrara en una parte de la isla, cercana a la playa, desde donde puede organizar su ataque y estudiar al objetivo mucho más de cerca. Sigue siendo un problema retador, pero se facilita mucho más.

Entonces la forma correcta de usar la fuerza de voluntad, es establecer dicho punto de partida – para modificar el territorio mismo de manera que resulte más fácil continuar moviéndose. Usa la fuerza de voluntad para reducir la necesidad de usar altos niveles de energía sostenida.

Fuerza De Voluntad

Fuerza De Voluntad

Un Ejemplo Concreto

Definamos esto más concretamente en un ejemplo.

Supongamos que tu objetivo es perder 10 kilos. Intentas realizar una dieta. Requiere algo de fuerza de voluntad y te sientes bien la primera semana. Sin embargo, para las siguientes semanas, has caído de nuevo en los viejos hábitos y ganado peso de nuevo. Intentas de nuevo con diferentes dietas pero el resultado sigue siendo el mismo.

No puedes sostener la inercia ni crear el momentum necesario para alcanzar tu meta.

Sin embargo, esto es de esperarse, debido a que la fuerza de voluntad es temporal. Es para carreras de velocidad, no para maratones. La Fuerza de voluntad requiere conscientemente que te enfoques. Y mantener el enfoque conscientemente es algo complejo, eventualmente surgirán factores distractores.

Aplicando correctamente la Fuerza de voluntad, ocurre algo como lo siguiente: Aceptas que solo puedes aplicar la fuerza de voluntad por un tiempo . Quizás algunos días en el mejor de los casos. Luego de eso, simplemente se ha ido.

Entonces para poder aprovecharla al máximo, la usas para alterar el territorio a tu al rededor de manera que puedas mantener el movimiento con inercia, no con energía.

Así que te sientas y estableces un plan. Esto no requiere mucha energía en realidad, y puedes luego simplemente ceñirte a dicho plan.

Identificas los diferentes objetivos que necesitas conseguir si deseas una oportunidad de éxito. Primero, toda la comida basura debe salir de tu cocina, incluyendo todo aquello que te pueda llevar a comer de más, y que efectivamente necesites reemplazar con comidas que te ayuden a perder peso, como frutas y vegetales.

Por otro lado, sabes que tendrás la tentación de consumir comida rápida si tienes hambre y no has preparado nada aún, así que decides precocinar el equivalente a una semana de comida de antemano. De esta manera siempre tienes algo casi listo en el refrigerador. Separas algunas horas cada fin de semana para comprar tus comestibles y prepararlos para la semana.

Adicionalmente consigues un libro decente de recetas. Aprendes a través de Internet la manera de medir tu grasa corporal y tu peso correctamente a través de tus medidas corporales, y estableces días de control. Dibujas un gráfico en tu cuarto o en tu baño y lo revisas una vez al día.

Luego ejecutas el plan – fuerte y rápido. Puede que implementes el plan por completo en un solo día, con lo mencionado anteriormente.

Al final del día, habrás usado toda tu fuerza de voluntad, no en la dieta directamente, sino en establecer las condiciones que harán que tu dieta sea mucho más fácil de seguir. Cuando te levantas a la mañana siguiente, encuentras tu entorno dramáticamente diferente y en concordancia con tu plan. Tu nevera estará llena de cosas saludables y que podrás comer en cualquier momento (como frutas). No habrá problema de comida basura.

Si te gustó éste artículo, también te gustará lo siguiente:

  1. El Poder De La Voluntad

Etiquetas:


Sobre esta noticia

Autor:
Sebascelis (376 noticias)
Fuente:
sebascelis.com
Visitas:
4064
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.