Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rosaliakj escriba una noticia?

Un fraude, el estudio que asocia a vacunas con autismo

10/01/2011 00:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La vacuna contra el sarampión no está relacionada con el autismo

NUEVA YORK (HealthDay News).- Una investigación exhaustiva recién publicada en una importante revista médica sostiene que el esfuerzo de una década de duración para relacionar a las vacunas infantiles con el autismo en realidad se trataba de un sofisticado fraude perpetuado por un médico británico a quien ya se prohibió practicar su profesión en ese país.

La investigación original del médico, que se publicó por primera vez en 1998, convenció a muchos padres de no vacunar a sus hijos, lo que algunos expertos asocian ahora con brotes de enfermedades que estaban firmemente bajo control.

"El temor a la vacuna SPR (contra el sarampión, las paperas y la rubeola) no se basó en un procedimiento científico insuficiente; también fue un fraude deliberado", asegura la doctora Fiona Godlee, editora jefa de "BMJ", que el 5 de enero publicó detalles sobre la nueva investigación. "Evidencia tan clara de la falsificación de los datos debería cerrar la puerta de una vez por todas en este perjudicial susto sobre las vacunas".

La historia comenzó con la publicación en 1998 del estudio liderado por el doctor Andrew Wakefield. El informe, que apareció en la prestigiosa revista británica "The Lancet", relacionó a la vacuna SPR con el autismo y los problemas estomacales en 12 niños, supuesto nuevo síndrome de intestinos y cerebro.

Esto levantó furor en todo el mundo y muchos investigadores condenaron los hallazgos por tratarse de "un estudio de pacotilla". Pero los padres de los niños autistas se pusieron de parte del investigador principal. El resultado: los índices de inmunización en Estados Unidos y Reino Unido se redujeron y en contraste los nuevos casos de sarampión se incrementaron.

Más sobre

Rectificación

Tras reexaminar los datos, "The Lancet" publicó el año pasado una retractación formal. En mayo de 2010, el Consejo Médico General de Reino Unido prohibió a Wakefield practicar la medicina en ese país. Según el reporte de "BMJ", el gastroenterólogo -no es pediatra ni neurólogo- identificó el nuevo síndrome incluso antes de comenzar a recolectar los datos. De acuerdo con su versión, la SPR causaba problemas intestinales y autismo regresivo en los niños.

El análisis de "BMJ" sostiene que esa hipótesis surgió solamente después de que Wakefield fue contratado, bajo compensación económica, para trabajar en una demanda contra el fabricante de la vacuna. En el estudio que publicó en "The Lancet", Wakefield describió las experiencias de 12 niños que supuestamente presentaban autismo regresivo, que se reporta cuando un menore parece estarse desarrollando con normalidad pero después sufre una regresión.

Pero ahora se sabe que sólo a un niño de la muestra se le había diagnosticado esta forma de autismo y tres de los 12 no tenían ningún tipo de diagnóstico de esta enfermedad.

Los menores tampoco provinieron de una muestra al azar, como Wakefield había afirmado. Todos los participantes fueron seleccionados por presentar síntomas que coincidieran con el "síndrome" y algunos parecían haber sido reclutados por activistas contra las vacunas.

El informe también asegura que cuando los síntomas de los niños no encajaban con la hipótesis, se alteró la cronología para que pareciera como si las señales de autismo se hubieran desarrollado poco después de la aplicación de la SPR, incluso cuando los padres habían dicho que las señales existían desde antes.

En contexto: Estudio | Revelaciones

En algunos casos, Andrew Wakefield hizo parecer que los síntomas habían surgido en unos días, en lugar de meses.

"Muy triste"

"Es muy triste que este artículo se publicara e influyara en científicos, gobiernos y familias para tomar decisiones que no eran adecuadas. Y ahora descubrimos que los datos en realidad fueron falsificados, lo que es aún peor", lamenta Keith A. Young, del Departamento de Psiquiatría y Ciencias Conductuales del Colegio de Medicina del Centro de Ciencias de la Salud Texas A& M


Sobre esta noticia

Autor:
Rosaliakj (888 noticias)
Visitas:
3929
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.