Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jjcomunicaccion escriba una noticia?

"Si la franquicia se pareciese al fútbol", por Jaime R. Parrondo, socio-director de JJ ComunicAcción

10/01/2011 00:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

‘ Llegamos como cada enero al meridiano del campeonato liguero de ese mal denominado "deporte rey" –pues no es sino una extraña y multimillonaria versión del circo de payasos, trapecistas y titiriteros de toda la vida– y tras esa cura de humildad que el campeón invernal 'in pectore' ha tenido a bien aplicarle al que otrora fuera un club señorial, y hoy no reconoce ni DiStefano, no se me ocurre otra cosa que empezar 2011 escribiendo sobre fútbol. ¿Qué quieren? Es lo único de lo que nos han estado hablando esta semana los medios de comunicación a los que huíamos de la letanía de la crisis económica, los empalagosos sentimientos navideños o de la amenaza de Rajoy de hacer o decir algo después de meses.

Y para esta cita periódica con ustedes, queridos ciberlectores, no se me ha ocurrido otra cosa que si esta peculiar pero exitosa fórmula de colaboración empresarial, que es la franquicia, se pareciese al balompié hay algunas cosas curiosísimas que nos pasarían a los que nos movemos y hacemos constantemente cosas en este sector –o sea que a los Abadía y Vallhonrat no les afecta, vamos, porque si Rajoy está callado y escondido, estos dos ni están ni se les espera: llevan un par de años con la cabeza bajo tierra, como las avestruces–. Voy a contarles lo que sucedería si los protagonistas de la franquicia nos comportásemos como lo hacen en los últimos tiempos la mayoría de los aficionados al fútbol’ .

Para empezar, estaríamos la mayor parte del tiempo hablando de oídas. Es decir, lo que hacen todos los que discuten de fútbol cada lunes, como si les fuera la vida en ello, que no pisan un terreno de juego más que de tarde en tarde, y siguen los avatares de la liga a través del transistor o, en todo caso, merced a las imágenes del televisor. Pero ¡qué digo! Si es que eso ya pasa en nuestro sector. A cuántos empresarios, conferenciantes, periodistas, profesores de escuelas de negocios e incluso políticos no habré escuchado yo decir que les encanta la fórmula de la franquicia y que están asombrados de lo dinámico que es el sistema y de lo mucho que está creciendo el sector, pero sobre todo cómo les encandila tal o cual enseña. Y en cuanto les preguntas, eso sí discretamente para no "hacer sangre", si han estado alguna vez en la inauguración de un establecimiento de la marca, han hablado con un franquiciado, han asistido a un congreso de franquiciados o conocen mínimamente las condiciones de la franquicia para aceptar nuevos franquiciados o las expectativas de negocio –en fin, lo que podría hacer a cualquiera hablar con un poco de "propiedad"– te dicen que nones, pero que siguen sus pasos por las revistas y los portales especializados…

Y es que hay no pocos responsables de Expansión que, al estilo de los malos entrenadores, no tratan de hacerle ver al candidato a franquiciado las bondades de su negocio, sino que arremeten en cuanto pueden contra la competencia y la ponen de vuelta y media –aunque les lleve dos centenares de unidades operativas de ventaja… –. Si perdemos el encuentro, nada como echarle la culpa al árbitro, vamos. O al juego sucio que ha practicado el contrario. Excusas.

Pero es que además, como sucede con el balompié, se elegirían las cadenas de franquicia en las que invertir en base a motivos absurdos: que si eres del Celta porque naciste en Vigo o del Betis porque tu abuelo te encasquetó un día de estío una gorra verdiblanca, para que no cogieras una insolación. El emprendedor habría de buscar un concepto de negocio en el que empeñar sus mejores esfuerzos, amén de sus pocos o muchos ahorros, en función de criterios tan disparatados como la ciudad natal de sus padres, o simplemente por seguirle la corriente a los amigos.

–"Qué barbaridad, lo que estamos sufriendo últimamente los franquiciados de 5àSec con esto de la crisis del consumo… ".

–"¿Y por qué no apostaste en su momento por otra franquicia, aunque no fuera de tintorería, si tienes en las ‘ manzanas’ adyacentes un Centronet, un Pressto y un Cleanmaster, y sin embargo no hay una papelería en 14 manzanas a la redonda? ¿No hubiese sido más acertado montar un Folder o un Carlin?

–"¿Qué dices, hombre? Si soy de Barcelona… ".

Otra cosa que haríamos los agentes del sector es juntarnos en grupos vociferantes y cejijuntos de salvajes e irracionales para matarnos entre nosotros. Así, en cuanto unos pocos simpatizantes de las heladerías Häagen Dazs vieran a un grupo de gente cuyas preferencias se inclinan más por Dunkin'Coffee ya la tendríamos liada: les perseguirían dando vivas a sus cursos de formación y alabanzas a su ritmo de aperturas hasta alcanzarles y, tras una batalla campal, la quema de unos cuantos contenedores de reciclaje y dos o tres cargas policiales a caballo, quedaría claro que el mejor concepto de negocio es el de aquellos que han abierto más cráneos de contrarios. Como en las ferias del sector, vamos.

Pero lo más estúpido, sangrante e irracional de todo es que celebraríamos nuestros triunfos y aun nuestros más ridículos logros molestando al personal y ocasionando problemas al resto de los ciudadanos. ¿No colapsan el centro de Sabadell los seguidores del equipo arlequinado sólo porque éste se ha librado de bajar a Segunda? Pues nosotros no vamos a ser menos.

–"Lléveme a la estación del AVE", pediríamos al subirnos a un taxi.

–"Pues como lleve usted prisa, apañado está: como le han concedido el premio del SIF& Co. a la Mejor Expansión Internacional, los franquiciados de Marco Aldany están celebrándolo destruyendo el centro de la ciudad en un lamentable estado de completa ebriedad… ".

No se me enfaden: sólo pretendía arrancarles unas sonrisas, que bastante feo está se presenta el patio en este recién llegado 2011. La próxima semana les hablaré de los datos de expansión y número de unidades abiertas aportados por algunas enseñas sobre el pasado 2010 y sus previsiones para 2011, pero no olviden que la diferencia entre los fantasmas de castillo y los de la franquicia es que a los primeros se los convoca, mientras que los segundos trabajan en los departamento de expansión...


Sobre esta noticia

Autor:
Jjcomunicaccion (901 noticias)
Fuente:
comunicacionfranquicias.es
Visitas:
4404
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.