Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manelprofessor escriba una noticia?

El Foro Económico Mundial advierte que el mundo no puede resistir una nueva crisis global

13/01/2011 23:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Considera que el aumento de la tensión geopolítica y la falta de cohesión social han situado a los Gobiernos en una situación "especialmente vulnerable". Así lo señala en el informe Riesgos Globales 2011, presentado este miércoles

Rezando contra la crisis Numerosos empleados y ejecutivos japoneses rezan para poder superar la crisis económica. (Yuriko Nakao / Reuters)

El mundo no está en condiciones de resistir una nueva crisis global, porque el colapso del sistema financiero en 2008 vació las arcas públicas y dejó sin ahorros a los ciudadanos. Así lo ha advertido este miércoles el Foro Económico Mundial (FEM), durante la presentación del informe Riesgos Globales 2011.

El estudio hace hincapié en que el aumento de la tensión geopolítica y la creciente falta de cohesión social han situado a los Gobiernos y a las sociedades en una situación "especialmente vulnerable". "Cada vez es mayor la preocupación por los riesgos globales, las probabilidades de una propagación rápida de las crisis a través de sistemas cada vez más interrelacionados y la amenaza de efectos catastróficos", afirmó Robert Greenhill, director gerente del FEM.

El narcotráfico, el tráfico de armas y la corrupción mueven ya un 10% de la economía mundial Greenhill destacó "dos riesgos globales transversales", de particular importancia por su alto grado de incidencia e interrelación: la desigualdad económica y los malos Gobiernos. "Un mayor desequilibrio económico se traduce en menos cohesión social, un elemento que es crucial en la recuperación de las sociedades, como quedó demostrado en la capacidad de Suecia de superar sus problemas financieros en los 90", afirmó.

En cuanto a los Gobiernos, el problema es que "no estamos viendo iniciativas por parte de los gobernantes para mejorar esta situación", denunció Greenhill, que llamó la atención sobre la incapacidad desde instancias oficiales para calibrar el problema. Según el análisis del FEM, que pretende adelantarse en una década a los potenciales riesgos, el contexto de los riesgos globales en 2011 se define por una paradoja del siglo XXI, la de que a medida que crece la unión del mundo, también aumentan las distancias.

La globalización generó crecimiento económico sostenido durante una generación, remodeló el mundo, y aumentó su grado de interrelación e interdependencia, pero generó una distribución desigualdad de la riqueza, con gran beneficio para unos pocos. Según el FEM, el crecimiento de naciones como China, India y Brasil "está reequilibrando el poder económico entre países", aunque la desigualdad dentro de cada país "va en aumento".

Volatilidad y endeudamiento Además, los problemas de desigualdad y equidad económica en el ámbito nacional e internacional cada vez pesan más y, en el plano político, hay indicios de que se está produciendo un resurgimiento del nacionalismo, del populismo y de la fragmentación social. Para afrontar estos problemas, "es fundamental mejorar la gobernanza mundial", argumentó Greenhill, quien consideró el consenso en el marco del G-20 el evento más importante de los últimos años, a la espera de confirmar sus efectos positivos.

En el terreno económico, el FEM alertó también sobre la creciente volatilidad cambiaria, las crisis fiscales, el derrumbe de los precios de los activos, los desequilibrios de las balanzas comerciales y los niveles de endeudamiento de los países ricos. Igual peso tienen las actividades ilegales, incluidos el narcotráfico, el tráfico de armas y la corrupción, que mueven ya un 10% de la economía mundial y están en "franco crecimiento". Otro foco de preocupación es el que el Foro Económico Mundial engloba en el triángulo "agua-alimentos-energía".

El rápido crecimiento demográfico del mundo y la creciente prosperidad económica están ejerciendo presiones insostenibles sobre los recursos, y el FME prevé que la demanda de agua, energía y alimentos crezca entre un 30% y un 50% en los próximos 20 años. "Esperamos volatilidad en el precio de los alimentos y de otras materias primas en las próxima década, algo que tendrá graves consecuencias en un entorno de creciente clima extremo", afirmó John Drzik, director de la consultora Oliver Wyman Group.


Sobre esta noticia

Autor:
Manelprofessor (5477 noticias)
Visitas:
4894
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.