Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La fórmula de quemarse vivo se extiende a Argelia, Egipto y Mauritania

17/01/2011 18:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El joven informático tunecino Mohamed Bouazizi se prendió fuego para protestar por la falta de perspectivas para los jóvenes y la corrupción. Las manifestaciones posteriores desembocaron en el derrocamiento del régimen autocrático del presidente Zine al Abidine Ben Alí y ahora el ejemplo de Bouazizi, muerto el 4 de enero y convertido en símbolo de la revuelta, ha cundido en otros países del entorno como Egipto, Mauritania y, especialmente, Argelia, donde son ya cuatro los hombres que se han quemado a lo bonzo para protestar por los mismos motivos.

"Túnez es ahora el modelo a seguir para todos los árabes. La época de los dictadores y las dictaduras ha terminado", sostiene el analista político y profesor de Políticas en la Universidad de Argel, Mohamed Lagab, en declaraciones a Reuters.

El fenómeno ha encontrado un eco especial en Argelia, donde nunca antes se había dado esta forma de protesta. Un total de cuatro personas se han rociado con gasolina y se han prendido fuego en distintos puntos del país. Este sábado se informó incluso de que uno de ellos había fallecido, pero finalmente se ha confirmado que todos ellos se encuentran con vida, aunque hospitalizados.

Estos actos provocan una inmediata reacción de protesta de la población en las localidades donde se producen, como en el caso de Mohsen Bouterfif, un argelino que se quemó a lo bonzo el sábado en la localidad de Boujadra, muy cerca de la frontera con Túnez. Un centenar de personas salieron a la calle, pero fueron dispersados por la Policía.

Este mismo viernes otro argelino identificado como H. Samir también se prendió fuego tras rociarse con gasolina para protestar en la ciudad de Jijel y continúa aún hospitalizado, aunque con vida.

Anteriormente, el miércoles, otro hombre, Mohamed O., agente de las fuerzas de seguridad y padre de familia numerosa, se prendió fuego en Bordj Menaïel para protestar por las "difíciles" condiciones de vida. Este último fue rescatado a tiempo y se encuentra ya fuera de peligro.

El último caso se produjo ayer domingo, cuando un desempleado de 34 años de edad, llamado Senuci Tuat, se derramó gasolina y se prendió fuego en la parte inferior de su cuerpo para protestar contra las malas condiciones de vida delante de la sede de las fuerzas de seguridad en la wilaya (provincia) de Mostaganem, a 350 kilómetros al oeste de la capital, Argel.

"Se han invertido miles de millones de dólares en programas de desarrollo sin ningún impacto en la vida diaria de los ciudadanos argelinos", denuncia el editorial de este lunes del diario argelino 'El Watan'. "Los signos de miseria social son visibles en todo el país (...). Un ruido sordo recorre las calles de Argelia. Es muy probable que sea un caldo de cultivo para la violencia", señala.

EGIPTO Y MAURITANIA

En Nuakchot, la capital de otro país magrebí, Mauritania, un empresario de unos 40 años procedente de una familia rica, Yaghoub Ould Dahoud, se ha prendido fuego delante del palacio presidencial. Su objetivo era protestar contra el presunto maltrato por parte del Gobierno hacia su tribu, según han informado fuentes policiales en declaraciones a Reuters.

Según testigos, el hombre se encerró en su coche, se roció con gasolina y se prendió fuego antes de que las fuerzas de seguridad y los peatones consiguieran romper las ventanillas para rescatarlo. Ould Dahoud protestaba por "la situación política del país y por la ira contra el régimen".

El hombre ha sido trasladado inmediatamente a un hospital donde se encuentra ingresado en la unidad de cuidados intensivos debido a las graves quemaduras que sufre, aunque los médicos afirman que su vida no corre peligro.

Mientras, en Egipto, el propietario de un pequeño restaurante también se ha inmolado para protestar por las deficientes condiciones de vida. El incidente ha ocurrido cerca del Parlamento, cuando la víctima, Abdo Abdelmoneim, se roció con gasolina y se prendió fuego en el momento en que varias personas intentaban aproximarse a él. Las llamas fueron posteriormente sofocadas y fue trasladado a un hospital, según ha indicado un trabajador del Parlamento.

La agencia oficial de noticias, MENA, informa de que el hombre tenía un restaurante en Qantara, cerca del canal de Suez, y protestaba porque las autoridades "no le habían dado los cupones necesarios para comprar pan para su restaurante".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
3284
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.