Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Elplural.com - Política escriba una noticia?

La fórmula de Erdogan: economía socio-liberal e islam moderado

12/06/2011 22:56 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo que sucede en Turquía es literalmente histórico en términos políticos: cómo se supera al kemalismo social y cultural administrado por los militares laicos y, por cierto, golpistas y cómo el triunfo de un partido de origen islamista es objeto de una campaña de descrédito en los medios conservadores occidentales.

El récord lo ha batido el semanario británico The Economist, que contraviniendo sus propios criterios sobre el papel de la prensa y descubriendo sus cartas, ha pedido a los turcos sencillamente, que este domingo votaran contra el primer ministro Erdogan. No ha tenido mucho éxito y el AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) ha conseguido mayoría absoluta (325 diputados de un total de 550) contra el Partido Republicano del Pueblo, fuerza principal de la oposición (135 escaños). Los nacionalistas (54) y diversos candidatos turcos (33) completan el nuevo parlamento.

De la persecución al éxito

Cualquiera podía prever el éxito incluso cuando no circulaban todavía sondeos. A un observador independiente, le habría bastado acudir a la mezquita Fatih en Estambul el 28 de febrero para los funerales de un anciano de 85 años muerto el día anterior, Necmettin Erbakan. Había unas 150.000 personas allí, Erdogan incluido, para despedirle: era el fundador del islamismo político-democrático en el país.

Erbakan creó en 1950 un modesto partido de inspiración islámica, "Visión Nacional". Creció muy despacio, pasó todas las vicisitudes imaginables, fue proscrito tantas veces que debió cambiar de nombre antes de cada elección pero llamándose "Partido del Recto Camino" fue el más votado en las legislativas de 1996 y formó un gobierno al que la presión y la humillación de los militares obligó a renunciar. Pero la semilla estaba echada...

Los límites constitucionales

El "Partido de la Cultura y el Desarrollo" (AKP) de Recep Tayyip Erdogan no es formalmente el mismo partido y fue fundado en 2001, pero es su heredero en términos políticos, culturales y prácticos. Su nombre no deberá ser cambiado porque no hay peligro alguno de golpe. Y ya es mucho con una institución castrense responsable de derribar a cuatro gobiernos democráticos en sesenta años. Ahora eso parece improbable y es mérito del AKP.

Erdogan fue uno de los jóvenes (ahora tiene 57 años) que entraron en política de la mano de Erbakan y se consolidó como un popular y eficaz alcalde de Estambul. Los uniformados también se ocuparon de él y un poder judicial más kemalista aún que los militares, le condenó en 1998 con gran sentido de la oportunidad (para que no pudiera concurrir a las elecciones). Pero el movimiento era imparable y tras renovar a fondo los planteamientos islamistas, incluyendo una separación entre las esferas públicas y privadas (Estado y sociedad), el AKP se convirtió en una potencia electoral. Ahora obtiene su tercera victoria consecutiva en las urnas.

La ‘ nueva Turquía’

No todo se debe a la normalización operada por el fin de la mordaza a la sensibilidad islamista, sino por el éxito de la gestión económica. Erdogan, y su equipo de tecnócratas formados en el extranjero, han sabido que una gestión socio-liberal de la economía con la inserción del país en la economía internacional más un islam social no coercitivo, moderado y no vergonzante era la clave.

El éxito de esta "nueva Turquía" ha sido completo: el PIB se ha multiplicado por tres en diez años y la renta per capita por casi cuatro. La industrialización prosigue vigorosamente y el equipamiento del país en infraestructuras ha sido también muy fuerte. Y, como miembro de la OTAN y aspirante al ingreso en la UE (bastante difícil por el veto franco-alemán) ha cumplido sus compromisos en los Balcanes o en Afganistán, pero mantenido reservas explícitas en lo tocante a la guerra de Irak, el aislamiento de Irán y, más tarde, a la conducta de Israel.

¿Un ‘ neotomanismo’ ?

Erdogan comprendió que Turquía, un ejemplo máximo de éxito de la fórmula islam-progreso-régimen parlamentario, podría dotarse de una estatura diplomática nueva y se ha convertido en una potencia regional insoslayable.

Para redondear ese nuevo escenario, que algunos llaman "neotomanismo", era preciso un margen de maniobra adicional respecto a Israel, un país con el que los militares turcos sostenían una relación privilegiada. Fue un regalo hecho en bandeja por los israelíes: en mayo de 2010 una "flotilla de la libertad" fletada por activistas pro-palestinos con rumbo a Gaza fue asaltada por comandos israelíes en aguas internacionales y nueve ciudadanos turcos murieron tiroteados. Israel rehusó excusarse y pagar indemnizaciones y Erdogan retiró a su embajador y, con masivo respaldo social, abrió una crisis permanente con los israelíes.

Un modelo digno de estudio

La "primavera árabe", sin duda alguna, podría terminar en varios casos en modelos semejantes al turco. Egipcios y tunecinos, en particular, viajan a Ankara para empaparse bien de cómo van las cosas allí. En este orden también será examinado con lupa cualquier ensayo de cambio constitucional que sus enemigos atribuyen a Erdogan con la intención de presentarle como un aspirante a "nuevo Atatürk" en versión islamista.

La mayoría parlamentaria no da para promover una nueva Constitución y aunque técnicamente lo hubiera permitido – lo que tampoco está legalmente claro – el proyecto de cambiar el modelo constitucional requiere un consenso nacional mayor que el que provee el 50, 3 por ciento de los votos. Y un debate mucho más sosegado y amplio que el promovido por una victoria en elecciones legislativas. Por muy repetida y amplia que sea ....

Elena Martí es periodista y analista política


Sobre esta noticia

Autor:
Elplural.com - Política (4516 noticias)
Fuente:
elplural.com
Visitas:
684
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.