Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Psicologia Y Psicoterapia escriba una noticia?

5 formas efectivas de lidiar con la presión y el estrés

20/02/2018 03:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"La única presión que tengo es la presión que me he impuesto". - Mark Messier

"La única presión que tengo es la presión que me he impuesto". - Mark Messier

Conoces la sensación de inmediato cuando aumenta la presión. Tu pecho se siente apretado y no puedes respirar. Tus pensamientos y tu corazón se aceleran. Tienes un nudo en la boca del estómago. Incluso puedes sentir un dolor de cabeza o una migraña. Las exigencias del mundo moderno en las cuales vivimos hacen que todos experimentemos en algún u otro momento presión y estrés.

En los momentos de presión hay que saber controlarse ya que en el largo plazo pueden derivar en problemas emocionales como ansiedad, ataques de pánico, depresión, dependiendo de cada persona.

Buscar ayuda de la mano de un profesional es importante, son muchos los gabinetes de psicologos en Madrid que ofrecen una primera consulta de orientación sin costo alguno, en muchos casos es el camino para encontrar el tratamiento adecuado según la situación personal.

Aquí compartimos algunas formas efectivas para enfrentar estos momentos, y ante cualquier duda debes consultar con un profesional en salud mental.

Dejar las exigencias

Lo que la mayoría de las personas no se dan cuenta es que acumulan una gran cantidad de presión sobre sí mismos. Sin embargo, aquí hay un punto crucial: los otros no son responsables de esta carga, lo somos nosotros. Es solo que tenemos grandes expectativas para nosotros mismos o nos ponemos constantemente en situaciones en las que tenemos que los asuntos tienen que pasar por encima de nuestras cabezas, y en consecuencia sentimos la presión de tener éxito a pesar de saber que no podemos.

Reducir la carga auto impuesta

¿Por qué no reducir parte de esa carga? Quitar algunos asuntos pendientes y concentrarse en aquellos en los que tienes una mayor probabilidad de terminar con un nivel de esfuerzo concreto. De esa manera, al menos algo productivo dará como resultado que te puedas sentir bien. También es cierto que algunas tareas pequeñas que puedas completar sumarán una sensación de logro y bienestar.

"La única presión que tengo es la presión que me he impuesto". - Mark Messier

Saber cuándo es el momento de estar ocupado

A veces necesitamos ser un poco de autodidactas para superar la procrastinación y poner manos a la obra. En este sentido, una pequeña cantidad de presión autoinducida es algo bueno. Es decir, si hacemos algo al respecto y no permitimos que la presión se prolongue día tras día sin atender al trabajo que tenemos que hacer.

Aprender a reconocer la presión con la que nos sentimos cómodos

¿Cómo sabes cuándo la presión es suficiente y no demasiada? La presión está bien cuando no causa que pierdas el sueño, que se enferme tu estómago, arremetas contra los demás, y no te lleve a conductas autodestructivas como beber demasiado, apostar, consumir drogas u otras conductas adictivas. Si reconoces que te genera presión y sabes que es para una tarea o proyecto a corto plazo de duración limitada, podría estar bien. Ten en cuenta el énfasis en la advertencia. Podría estar bien, o podría no serlo. La autoevaluación durante la actividad es una forma efectiva de vigilar tu nivel de comodidad con la presión que sientes.

Protégete de la presión siempre

Tanto sea en una situación laboral, o en el hogar, existen momentos de presión a ser super productivos, eso es altamente perjudicial para tu bienestar físico, emocional y psicológico en general .

Cuando se acumula presión debes tomarte un tiempo para liberar parte de ella.

Sal a caminar afuera.

Toma un café con un amigo.

Mira una película.

Lee un libro agradable.

Duerme un poco más .

Estimula tu mente con crucigramas, juegos de trivias con amigos.

Medita, haz yoga, ejercicios de respiración profunda .

Habla con tu pareja, familiares, amigos, terapeuta .

Todas estas son formas saludables de liberar la presión no deseada y de sentir más alivio. Solo recuerda que no es la técnica que utilizas para ayudar a eliminar la presión, sino que emplees los pasos que has encontrado efectivos en el pasado. En otras palabras, en lugar de sufrir con la presión autoimpuesta u otra imposición, haz algo proactivo para permitir que se disipe.

En los momentos de presión hay que saber controlarse ya que en el largo plazo pueden derivar en problemas emocionales como ansiedad, ataques de pánico, depresión, dependiendo de cada persona

 


Sobre esta noticia

Autor:
Psicologia Y Psicoterapia (1 noticias)
Visitas:
3255
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.