Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gestoresderiesgo escriba una noticia?

Tres formas de amortizar los préstamos bancarios

20/05/2011 22:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mario Cantalapiedra – Economista

En la operación de préstamo bancario la devolución del capital que presta la entidad financiera y de sus correspondientes intereses, se realiza a través de las denominadas cuotas de amortización, que según sea la forma en la que se abonen dan lugar a distintos métodos de amortización. La verdad es que existen múltiples posibilidades de combinar amortización de capital y pago de intereses en un préstamo, aunque las tres siguientes acostumbran a ser las más habituales:

  1. a. Cuota única

Tanto la liquidación de intereses como la devolución del capital se producen a vencimiento mediante un solo pago. Es el sistema de amortización más elemental, utilizado principalmente en los préstamos a corto plazo, es decir, los que se conceden a un plazo máximo de doce meses. Este tipo de préstamos se presentan como alternativa financiera a la cuenta de crédito por lo que se utilizan para cubrir desfases entre cobros y pagos. Es importante observar que en el caso de que se opte por un préstamo para financiar desfases de tesorería, la cuantía de los recursos solicitados al banco deberá ser determinada con mayor exactitud que en el supuesto de la cuenta de crédito, ya que se abonarán intereses por la totalidad del capital recibido.

  1. b. Cuotas variables

Los préstamos se amortizan mediante cuotas variables en progresión geométrica o aritmética que incluyen pago de intereses y devolución de capital.

  1. c. Cuotas constantes

Los préstamos se amortizan mediante cuotas constantes que incluyen pago de intereses y devolución de capital. Es el método más común para todo tipo de préstamos, que se conoce como sistema francés, donde el capital se amortiza de forma creciente, mientras que los intereses decrecen período a período, utilizándose tanto en préstamos a tipo fijo como variable. Si la operación tiene pactado un interés fijo, todas las cuotas serán constantes e iguales, facilitando la previsión de pagos del prestatario. Por el contrario, si el interés varía en función del algún tipo de indicador que se tome como referencia, habitual en los préstamos con vencimientos largos, las cuotas permanecerán constantes únicamente en el período que media entre una revisión y la siguiente. En este segundo caso, en el momento de que se formalice el préstamo ni el prestatario conocerá el importe total de intereses que deberá abonar, ni la entidad de crédito sabrá el ingreso total que tendrá por la operación.


Sobre esta noticia

Autor:
Gestoresderiesgo (606 noticias)
Fuente:
gestoresderiesgo.com
Visitas:
7841
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Licencia creative Commons
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.