Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patitofeo escriba una noticia?

Los forenses trabajan contrarreloj para identificar a las víctimas

25/06/2010 11:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Generalitat eleva provisionalmente a 13 el número de fallecidos. -Sólo ocho de los cadáveres han sido reconocidos.- Las tareas de identificación, dificultadas por el estado de los cuerpos

Después de que hayan pasado 36 horas de la tragedia de la estación de Castelldefels quedan muchas incógnitas por resolver. La primera y más importante es la cantidad e identidad de las víctimas. A última hora del jueves la consejera de Justicia de la Generalitat, Monserrat Tura, elevó el número de muertos de 12 a 13. Los investigadores se enfrentan al reto de reconstruir las identidades de las víctimas. El equipo lo componen 19 forenses, 21 policías científicos y 31 agentes más.

La identificación puede durar varios días. La incertidumbre por la identidad de los muertos ha provocado un terrible desasosiego entre las familias. De las 13 víctimas confirmadas, ocho ya están identificadas: siete son hombres y una, una mujer. De los cinco restantes, cuya identidad todavía se desconoce, Tura sólo ha podido avanzar que se trata de dos hombres y tres mujeres. Dos colombianos y cinco ecuatorianos están entre los fallecidos.

Respecto a los 14 heridos, 10 siguen hospitalizados. Son, en su mayoría, jóvenes (sus edades van entre los 15 y los 25 años, salvo una mujer de 45); y tres son mujeres cuyo estado es crítico. La consejera de Salud, Marina Geli, ha afirmado esta mañana que los heridos evolucionan favorablemente aunque tres permanecen en estado crítico, "especialmente una chica de 25 años ingresada en el hospital Bellvitge". No se espera que ninguno de los heridos que ya están en planta reciban hoy el alta ya que la mayoría fueron intervenidos durante la jornada de ayer, ha informado Geli en declaraciones en TV3.

Tres investigaciones abiertas

El juzgado de Gavà que estaba de guardia la noche del accidente ordenó durante la mañana del jueves una segunda batida en Castelldefels-Platja para buscar objetos personales que ayudaran a identificar a las víctimas. A mediodía permitió que, tras un registro minucioso, se retirara el Alaris que impactó contra los pasajeros. El juez ya tiene en su poder la caja negra del tren, que será clave para aclarar el siniestro. Además de la judicial, otras dos investigaciones están en marcha -una de Adif y otra de Renfe-.

El maquinista del Alaris dio negativo en la prueba de alcoholemia (0, 0 miligramos por litro de aire aspirado) y está recibiendo atención psicológica por la conmoción. El conductor, según Renfe, iba a la velocidad adecuada y no tenía obligación de reducirla a la entrada de la estación porque no iba a parar en ella.

Las primeras investigaciones sobre el siniestro apuntan a que fue ocasionado por la imprudencia de los viajeros que cruzaron la vía, y descartan que un exceso de velocidad del convoy o un déficit de las medidas de seguridad de la estación fueran un desencadenante. Las víctimas decidieron cruzar por encima de las vías para evitar la aglomeración de pasajeros en el paso subterráneo (que estaba abierto) y alcanzar la playa cuanto antes. Esta conducta, peligrosa pero frecuente, está sancionada con hasta 6.000 euros de multa. Rara vez se castiga, pero el riesgo es evidente.

Los primeros pasajeros alcanzaron el otro andén sin dificultades. Los que les seguían, sin embargo, no advirtieron que se aproximaba un tren a gran velocidad. Algunos lograron zafarse de la embestida dando un salto hacia adelante. Pero a 30 de ellos, el Alaris de Alicante a Barcelona les pilló de pleno o les arrojó violentamente a su paso.

Las autoridades insisten en que el apeadero de Castelldefels cumple con "toda la normativa de seguridad vigente", según el ministro de Fomento, José Blanco, quien visitó a las víctimas. Renfe ha asegurado que diez vigilantes de seguridad iban a entrar a trabajar justo siete minutos después de que se la hora a la que se produjo el accidente. Su intención era regular la avalancha de viajeros prevista por las verbenas.

En el tren de cercanías en el que viajaban las víctimas circulaban unos 700 pasajeros, según diversas fuentes. Lo normal en una noche como la de San Juan en una localidad costera como Castelldefels, a una veintena de kilómetros de Barcelona, con una extensa zona de playas donde miles de jóvenes celebran el solsticio de verano.

Fuente: elpais.com


Sobre esta noticia

Autor:
Patitofeo (1141 noticias)
Visitas:
2652
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.