Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Las fobias más frecuentes y los conflictos que generan

16/09/2009 23:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sociofobia, aerofobia, agorafobia, claustrofobia, acrofobia, carcinofobia, brontofobia, necrofobia, emetofobia, aracnofobia,

LAS FOBIAS MAS FRECUENTES Y LOS CONFLICTOS QUE GENERAN

Las fobias no son exclusivas de hombres ni de mujeres, pero ellas las sufren con más frecuencia. Son algo común de la sociedad actual y lamentablemente perjudica a una de cada 20 personas de la población mundial.

Las que más abundan son las fobias específicas (miedo a ciertos objetos, situaciones o fenómenos); y las fobias sociales: temor o ansiedad excesivas frente a determinados acontecimientos sociales, como entablar contacto verbal con desconocidos.

Sociofobia: Es un persistente e intenso miedo a ser juzgado negativamente en situaciones sociales. Se trata de un trastorno de los más corrientes entre adolescentes y jóvenes; se calcula que lo padecen cerca del 4% de las personas entre 18 y 55 años. A diferencia de lo que sucede en la mayoría de las fobias, ésta se da igualmente en hombres y mujeres.

Aerofobia: Es el miedo a viajar en avión. Se calcula que sólo el 5% de los pasajeros aborda un avión sin temores de ningún tipo. Sin embargo, las personas que tienen esta fobia no experimentan sólo una ligera inquietud en el momento del despegue y aterrizaje, sino que en ocasiones no pueden planear siquiera un viaje de este tipo, o les gana la ansiedad ante la perspectiva de un futuro viaje, aún meses antes de llevarlo a cabo.

Agorafobia: El conflicto se presenta en los espacios abiertos y es una fobia más generalizada en las mujeres. El agorafóbico teme todo aquel lugar donde no se encuentre “seguro” o no pueda “recibir ayuda”. Se refugia en su hogar y rara vez sale, ya que en esas ocasiones debe soportar una gran ansiedad. Es la fobia que motiva más consultas a especialistas.

Claustrofobia: Al contrario que la agorafobia, implica el temor a quedar confinado a espacios cerrados. Aflige a entre el 2 y el 5% de la población. La persona suele evitar los ascensores, el subterráneo, los túneles, las habitaciones pequeñas, hasta las puertas giratorias son un inconveniente, como así también el uso de equipos para técnicas de diagnóstico médico como el TAC.

Acrofobia: Se trata del miedo a las alturas, no simple vértigo, sino un temor que provoca ansiedad. Suele manifestarse en situaciones tales como las de asomarse a un balcón, estar en un mirador elevado o junto a un precipicio. Al igual que sucede en otras fobias, aquellos individuos que se angustian buscarán evitar la situación temida.

Carcinofobia: El miedo a contraer cáncer domina a la persona. Es uno de los temores más frecuentes desde el momento en que la mayoría de los adultos tiene aprensión ante la posibilidad de sobrellevar esta enfermedad. En el caso de los fóbicos, se observa un miedo antinatural, ya que demuestran temerle a cualquier síntoma físico negativo, asociándolo a esta afección.

Brontofobia: A menudo las fobias involucran elementos climáticos o determinados fenómenos meteorológicos. Consiste en el miedo intenso ante los rayos y truenos de las tormentas. Alguien con esta fobia estará alarmado tanto antes como durante las tormentas, y en casos extremos, se volverá ansioso. También puede dañar su vida social, ya que su planificación de actividades depende del pronóstico meteorológico, y falta al trabajo o modifica sus hábitos debido al clima.

Necrofobia: El miedo a la muerte es algo natural e instintivo en el hombre, posiblemente porque la muerte es lo desconocido. Además, se asocia la muerte con los padecimientos que la preceden, dolor, sufrimiento, entre otros. Algunas personas sienten una fobia paralizante a la muerte y a los seres muertos. Quienes atraviesan por esta condición no pueden explicar con claridad el sentimiento escalofriante de estar frente a una momia o a un cadáver.

Emetofobia: Hay personas que experimentan más que una simple aversión hacia el acto de vomitar, en consecuencia, cambian sus hábitos alimenticios y sociales (por ejemplo, evitan ir a comer a restaurantes por temor a que la comida que les sirvan les haga mal al estómago). Se estima que el 6% de la población siente temor de vomitar.

Aracnofobia: Es el miedo a las arañas. Se considera que la mitad de las mujeres y el 10% de los hombres tienen esta fobia en algún grado. Las reacciones resultan exageradas para los demás e inclusive para los mismos afectados. Éstos procuran mantenerse apartados de los sitios en donde pueden encontrarse arañas, o donde han visto telas de araña. En los casos más serios, el pánico puede ser detonado al ver una fotografía.

Fuente:USA Department of Health and Human Services


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
12731
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.