Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tatiana Prambs escriba una noticia?

Fobia al Miedo

30/04/2009 23:53 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las Crisis de Pánico son una patología sicológica que ha acaparado años de estudio de la medicina moderna y cuyas causas aún no están determinadas. Suelen vivirse como verdaderos estados de terror que deterioran la calidad de vida de quienes las sufren. Aquí un párrafo de su sentir

 

"Podía pasar por días de ensoñaciones, irrealidades y no parar, simplemente no podía detenerlo, menos comprenderlo. Estaba más allá de mi consciencia, más allá de mi lógica y de todo conocimiento que pudiese aplicar. Las paredes se cerraban a mi alrededor, nada me motivaba, todo aquello que pudiese implicar enfrentarlo, lo evitaba. Sólo sabía que sentía muchísima angustia, que me superaba, que me desbordaba, que mis piernas flaqueaban con sólo sentirlo venir, mi corazón se disparaba, mis ojos se nublaban, quería huir, llegar donde me sintiera segura, daba lo mismo correr, con tal de no sentirlo, de que no estuviese junto a mí, sobre mí, en cada rincón y sombra de mi cuerpo. Huir, buscar a tientas una salida, una escalera, una escapatoria. El aire fresco no siempre basta, a veces embriaga. Me molestaba la luz, el aire con luz, prefería el frío de la noche, la noche oscura, pero en la calle, donde no pudiesen ver mi rostro, o dónde las sombras son un cobijo y ya no son aterradoras.

Todo porque no vinieras, todo porque no llegaras, todo por no encontrarte. Empecé a evitar mi vida, todo por no hallarte, aún sin buscarte.

Viví atenta a cada indicio que pudiese indicarme tu llegada. Tan atenta estaba, tan aterrada

Mi vida se transformó en una foto velada, en sortear multitudes, ascensores, calles, tacos, pasillos, plazas, micros, cenas, cines, alegrías y calores. Un latido más fuerte que de costumbre, un pestañeo demás y venía el mareo y su escape de aire, cabina al vacío: líneas borrosas y el mundo entero podía venirse abajo. Llegaba nuevamente a destruirme el momento y mi vida entera se reducía a esos segundos, a su presencia, a mi terror, a mi huida, a mi temido desvanecimiento.

No se me acabó la vida, pero sé lo que es tenerte cerca, se terminó el terror pero sé qué es tenerte miedo. Sé lo que fue tu paso por mi vida, por mis rutas diarias, por mis amistades, mis espacios, mis cigarrillos, mi pieza, la pieza de otro. Sé lo que le haces a la gente cuando llegas, sé cómo destruyes cuando te quedas y sé cómo fortaleces cuanto te vas.

...Viví aterrada, empecé a evitar vivir...

Eras mi miedo, eras mi pánico, eras mi monstruo y mi crisis.

Así se vive contigo, así se sienten otros contigo, exactamente igual, nunca mejor, quizá hasta peor. Tu nombre en libros, mi vida en anonimato. Alias, calificativos, nombre de ciencia, nombre en latín, en internet, en pizarras, libros, mails, faxes, mensajes, recetas, licencias. Nombre de muerte. Nombre sin regla, nombre sin verbos, nombre compuesto, enfermo, atosigante. Nombre de crisis, apellido de pánico. Maldito tu nombre, peor tu presencia"

Así es el sufrir de crisis de pánico o trastornos de angustia, patología que muchas veces va de la mano de fobias, como la agorafobia o la claustrofobia. La calidad de vida de quienes las sufrimos, se deteriora progresivamente, primeramente por evitar aquellos lugares en los que se sufrió una crisis, seguido de permanecer atento a todo indicio físico, sicológico o externo que nos pueda disparar la sensación de angustia y miedo. Es en otras palabras, vivir con miedo al miedo, una verdadera fobia a llegar a sentir miedo.

A modo de recomendación personal, una digna sobreviviente de las crisis de pánico, aconsejo, para aquellos que quieran informarse sobre esta patología y vivirla (mientras dura) de un modo más llevable, el libro "Libérese del Pánico" de la autora Bev Aisbett, que logra, entre relatos y dibujos, hacernos comprender este periodo (finito en nuestras vidas) y utilizar nuestras herramientas y humor para empezar a intentar salir adelante.


Sobre esta noticia

Autor:
Tatiana Prambs (1 noticias)
Visitas:
9445
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.