Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Berrequeque escriba una noticia?

Florentino y Francisco El Hombre

12/10/2009 22:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Dos Leyendas, dos Folclor

Florentino y Francisco El Hombre

El llanero era “catire”, esbelto y muy serio; el costeño mulato, simpático y dicharachero. El primero era dócil y organizado; él segundo descomplicado y bohemio.Florentino, producto de la ficción; Francisco EL Hombre, de carne y hueso. Pero tuvieron un temple común: batirse a duelo con el Diablo y vencerlo con algunas mañas caribeñas. Por supuesto, qué en el ámbito musical.

Y es que El Diablo entre sus incontables hazañas le encanta entrometerse en el feudo de muchas culturas, para socavar la creación del artista. Pero se encontró en su momento con el Catire Florentino y un Francisco El Hombre, dignos representantes de sus razas; quienes hechizados con la malicia y picardía que brota del folclor Llanero y Vallenato respectivamente, le recordaron a Don Sata que ellos no tragaban ese cuento de que “más vale el Diablo por viejo que por Diablo”.

El Catire Florentino apertrechado con su cuatro en el pecho, sé percató que tenía delante de él un rival de cuidado y recursivo, por lo que tuvo que ingeniarse para sacar de su memoria todos los manuales conocidos del Contrapunteo (en el lenguaje vallenato se llama Piqueria) y con ello lograr que ese “enfrentamiento” se extendiera en el tiempo. Logró su objetivo. Con la llegada de los primeros rayos de claridad que anunciaban la llegada de un nuevo día, el Diablo tuvo que darse a la retirada de aquella contienda que había comenzado en la media noche.

El Duelo del Cuatro y el Acordeón

Francisco El Hombre, quien por su parte había apostado su destartalado acordeón por uno de oro que cargaba su contrincante, el Diablo, sintió que el embrujo de las notas de este, lo arrastraba montaña adentro, en algún lugar de la Guajira colombiana. Pero en medio de ese trance sacó una receta de sus antepasados: cantarle el Credo al revés. Es decir, de atrás para adelante. El Diablo otra vez no le quedó otro remedio que arrugar y dar la espalda.

Casi todo el mundo en Venezuela sabe que el Catire Florentino es un personaje extraído del famoso poema de corte épico, ”Florentino y el Diablo”, del laureado poeta barinés, Alberto Arvelo Torrealba. Y para los amantes del Vallenato, Francisco El Hombre, lo tuvimos en cuerpo y alma sobre la tierra, con el nombre de Francisco Moscote Guerra en predios de la Guajira. Su apelativo de El Hombre le viene por que se jactaba a toda hora que él era el hombre que podía derrotar al Diablo en un duelo de acordeones. Ese renombrado encuentro con el diablo y la fama de que vivió casi 130 años, estamos claros, que hace parte de los ingredientes que alimentaron el mito que se tejió en su entorno .Pero en la realidad, estamos consciente de su inmenso aporte juglaresco a la música vallenata.

El melómano común de Venezuela y Colombia, no están para discutir si estos personajes que se entronizaron en el alma de estos pueblos, son reales o fantásticos. Lo que si estamos seguros es, que por lo que se atrevieron por defender el arte, se convirtieron en unos verdaderos íconos; símbolos inmortales de dos géneros musicales, que podrán tener diferencias de formas, pero que van caminando por el mundo con las mis mas extremidades.

Las zancadillas del Diablo


Sobre esta noticia

Autor:
Berrequeque (4 noticias)
Visitas:
9057
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

    Comentarios

    Aún no hay comentarios en esta noticia.