Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Biblioteca Virtual escriba una noticia?

La filosofía y la literatura: el cristal y el juego. La metáfora de las palabras

14/04/2011 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"La filosofía y la literatura son como dos familiares que pueden ser muy amigos o, por el contrario, totalmente indiferentes. En cuanto escritura, de un lado tenemos a filósofos como Platón, San Agustín, Schopenhauer y Nietzsche que son excepcionales artistas literarios. Hume, Rousseau, Pascal y Descartes, si bien nunca al mismo nivel de los arriba mencionados, supieron pensar con rigor sin dejar de ser escritores hábiles. Y, para no retroceder tanto en el tiempo, Bertrand Russel y Sastre fueron galardonados en el siglo pasado con el Premio Nobel de Literatura.

En la otra orilla tenemos nada menos que a Aristóteles y a Kant que, aunque están entre los más importantes filósofos de Occidente, no podemos sino ubicarlos entre los peores escritores de filosofía. La ruda expresividad de Tomás de Aquino y el estilo "deplorable" de Locke –según decía Coleridge- los relegan al rincón de los peores escritores de filosofía. Es mejor no hablar de Hegel. Su obra, oscura y ardua por antonomasia, lo convierte en uno de los filósofos más engorrosos.

Por otro lado, hay que recordar que la filosofía no puede ser considerada con exactitud una rama de la literatura. Si ocurre que un filósofo es, además, un buen escritor, pues esta cualidad simplemente hace más agradable la lectura de sus textos, pero no incide en el valor de su filosofía. Un pensador puede pertenecer a la más alta categoría, como Immanuel Kant, y aun así ser un escritor mediocre. Sin embargo, se debe tomar en cuenta que la literatura y la filosofía se entrecruzan también en el trabajo de los poetas y narradores que han sido influidos por las ideas filosóficas.

Más sobre

Entonces constatamos que escribir literatura es muy distinto que escribir filosofía. Mientras la filosofía busca aclarar las incógnitas y desembarazarse de la ilusión, la literatura persigue, en muchas de sus líneas, la ambigüedad. La literatura cuenta con un sinnúmero de trucos para convocar ciertas emociones en el lector, mientras que todas las armas de la filosofía apuntan a una sola cosa: ceñirse al problema. Es más, y con todas las excepciones del caso, buena parte de la filosofía quiere ser translúcida como un cristal y decir una sola cosa a la vez. "Lo diré de otra manera", es una expresión propia del filósofo mientras que, para el escritor, decirlo de otra forma implica crear una nueva obra.

Si bien sabemos reconocer de inmediato cuándo un texto puede ser llamado literatura, la definición de esta forma de arte resulta problemática debido a su vastedad. La filosofía europea se compone de un cuerpo muy pequeño de obras en comparación a la abundancia de escritos literarios. Se afirma que toda la filosofía occidental no es más que una serie de pies de página a las obras de Platón (lo que, además, muestra que la filosofía vive de ella misma mucho más de lo que el arte vive del arte). Esta diferencia de volumen entre literatura y filosofía quizás se deba al hecho de que contar historias haya sido desde siempre una actividad cotidiana. A todos nos gusta que nos cuenten historias y todos contamos historias que incluso, y sin que lo notemos, describen, caracterizan y dan forma a algo que quizá no la tenga en un principio. Precisamente, la necesidad de imponer una forma, de derrotar el caos del mundo, es uno de los grandes motivos de cualquier arte."

Tomado de: Juan Manuel Granja, "El cristal y el juego", Revista Mundo Diners Diners , Abril 2011.


Sobre esta noticia

Autor:
Biblioteca Virtual (29 noticias)
Fuente:
bibliotecavirtual123.wordpress.com
Visitas:
5012
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.